Published On: sáb, Sep 28th, 2013

Jesse Chacon: Guri no fue obra de la democracia, “la construyo Pérez Jiménez”

-Macagua I y Macagua II es una ilusión de los venezolanos

-Según el ministro eso está en nuestra imaginación

-La mentira sin límites

-Centro Generador de Energia Raul Leoni

Por: Damián Prat*

 

Aunque las personas que me lo comentaron me merecen total credibilidad, me costaba creerlo. No lo había visto “en vivo” mientras ocurría, así que busqué el video. Y allí estaba. Es el ministro “de energía eléctrica” Jesse Chacón durante el acto de lanzamiento de la Misión Eléctrica desde una planta térmica en Los Teques el pasado miércoles 18. Dijo que había que contar la historia. Y cuenta una. Asegura que Guri “nuestro mayor centro generador de energía”, lo inició el gobierno de Pérez Jiménez “y se inauguró en 1962”. Tuve que retroceder y escucharlo de nuevo para estar seguro. O sea, no fueron iniciadas las obras en octubre de 1963, en el gobierno de Rómulo Betancourt, como todos sabemos, puesta en servicio una primera etapa con tres turbinas en 1968, en el gobierno de Raúl Leoni. No fue que la presa completa se inauguró en 1976 en el gobierno de Carlos Andrés Pérez, para de inmediato iniciar la gigantesca ampliación que llamamos Guri II que se construyó durante otros 10 años, en los gobiernos de Luis Herrera y Jaime Lusinchi fue incorporándose al Sistena Electrico Nacional y se inauguró ya completa en 1986 al sumar 10 mil MW. Las 20 o 30 mil personas que trabajaron en esas obras a lo largo de esos 23 años deben haberlo soñado. La “verdadera historia” la cuenta la “robo-lución” en boca del teniente Jesse Chacón. No era un error en la palabra Guri ya que remarcó que hablaba de “nuestro mayor centro generador de energía”, es decir, Guri, la hidroeléctrica Raúl Leoni, rebautizada ahora como Simón Bolívar, no para honrar al Libertador sino para tratar de borrar la historia usando al Libertador.

Aún tenía dudas. Me parecía imposible. ¿Habrá confundido una historia con otra?, me preguntaba. ¿Es un asunto de incultura? Y seguí escuchando el discurso, esa singular “clase de historia”. Dijo el ministro que “en la década de los 70 apenas se hicieron algunas obras para generar energía en Los Andes” y más nada, pero “ya en los 80 se abandonó del todo la inversión en el Sistema Eléctrico Nacional”. ¡Dios! No hay duda alguna, según la “historia” del ministro-teniente, no era en esos años que se ampliaba Guri con una construcción en crecimiento que la llevó en su momento a ser la segunda hidroeléctrica más grande del mundo. Tampoco se construyó Planta Centro ni el Sistema Interconectado Nacional. “Ya en los años 90 no hubo nada de inversión en el Sistema Eléctrico porque querían privatizarlo. Apenas una planta térmica, aquí en Los Teques, la José María España”. (Se llamaba Oscar Augusto Machado en homenaje al pionero). ¡Se subió la gata a la batea!

Los que vivimos en Ciudad Guayana (y quienes nos visitan vía La Llovizna o vía La Gran Sabana) transitamos con frecuencia por la enorme y otrora hermosa y bien mantenida (ahora muy deteriorada) avenida Leopoldo Sucre Figarella, para ir de San Félix a Puerto Ordaz y viceversa. Esa avenida es parte de las modernas represas hidroeléctricas popularmente conocidas como Macagua II y Macagua III para 2.450 MW, construidas en los años 90 e inauguradas como “Represa 23 de Enero” por el entonces presidente Caldera en 1997. “Una represa dentro de la ciudad” es un lema descriptivo. Pero todo eso debe estar en nuestra imaginación. Nada de eso existe. Lo debemos haber soñado colectivamente. La “revolución”, en boca del ministro Chacón, nos acaba de explicar que “en los 90 no se construyó nada, salvo una planta térmica en Los Teques”. No existen las modernas Macaguas, ni fue entonces que comenzó la construcción de Caruachi, culminada por la siempre excelente Edelca en el gobierno de Hugo Chávez quien luego, quizás como castigo a la calidad, hizo desaparecer a Edelca para disolverla en el monstruo burocrático llamado Corpoelec, al que azotan las iguanas entrenadas por el imperio, los rabipelados opositores y los hombres arañas.

Algo de esa “historia reescrita” la escuché de boca del propio Chávez en el mitin de su campaña electoral en San Félix (Dalla Costa) el 17 de agosto de 2012. La tarima estaba instalada, si pudiéramos trazar una línea recta imaginaria, a unos 7 u 8 km de la hidroeléctrica Macagua II y III (son morochas y en ello hay una historia hermosa que aquí no tengo el espacio para relatar) pero Chávez dijo: “aquí no se construyó nada en materia del sistema eléctrico en los anteriores 10 años a mi gobierno”. Aquella noche también dijo: “todas las empresas básicas de Guayana fueron construidas por Mi General Pérez Jiménez pero los gobiernos posteriores las destruyeron y nosotros las estamos reconstruyendo”. Y hay gente repitiendo eso. No pocos chavistas callan, por vergüenza.

Chacón remató su discurso de la semana pasada (pueden ver el video de 4 minutos, en publicoyconfidencial.com) diciendo: “Ese es el sistema eléctrico que recibe la revolución en 1998” que sería, según él, cuando comienza la historia luminosa de “más de cien obras”. Ni una palabra de los 4 años de atraso que tiene Tocoma. Silencio sobre Termo Sucre con 7 años de atraso. De La Vueltosa con ¡10 años de atraso! (¿recuerdan las denuncias de Luis Tascón que ocasionaron su expulsión del MVR-PSUV?). Ni una palabra de los 6 años “reparando” Planta Centro sin sumar nada. Ni una palabra de los “boli-chicos” con la colosal corrupción de la “emergencia eléctrica”, ni de las Termoeléctricas de Sidor que se oxidan sin haber llegado a encender ni un bombillito. Nada acerca del gran chanchullo bi-nacional con los Kirchner de la “repotenciación” de la pequeña Macagua I (esa sí, la original, iniciada cuando Pérez Jiménez) para llevarla de 360MW a 480MW que ya va por más de 500 millones de dólares con seis años de atraso y que amenaza con pasar al récord Guinness como los MW más caros del planeta Tierra.

En cambio, sí hizo, Chacón, una difusa referencia al déficit actual de líneas de transmisión, ocultando que en 14 años no se ha construido ni una sola Línea nueva de 800kv o 400 kv para sacar energía de ese Guri que según él se construyó cuando Pérez Jiménez y se inauguró en 1962. “Lo que pasa es que antes de 1998 la gente no tenía cómo comer y mucho menos para tener una nevera y ahora duplicamos el consumo”. ¡Vaya!

TIP 1: En nuestro libro “Guayana: El milagro al revés” dedicamos un largo capítulo (pág. 197 a 229) a desmenuzar la crisis del sistema eléctrico nacional, sus causas y conflictos. Con los informes de Edelca, de Opsis, de Cadafe. Con las declaraciones de varios altos funcionarios que confiesan realidades. Citando a calificados técnicos de excelente trayectoria. Todo muy sustentado. Sigue vigente ahora que el ministro Chacón cuenta esta “historia” y su inventario de “obras revolucionarias”.

TIP 2: Conflicto en Sidor. Insólito que el general a quien colocaron como presidente de Sidor responda que él no tiene autoridad “para tomar decisiones” en cuanto al reclamo laboral y que “debe esperar a que regrese Maduro”. Es el problema de esa obsesión centralista asfixiante propia del militarismo y de los modelos del viejo comunismo fracasado tipo Cuba o la URSS. Ojo que eso es lo que quieren profundizar con las fulanas “Corporaciones” del Hierro-acero y del Aluminio. Pura obesidad burocrática. Alejar las decisiones de Guayana y de sus trabajadores mientras disfrazan la cosa con lo de la “democracia popular”. Quien tenga ojos que vea.

TIP 3: Maduro ratifica desde China la insólita y anti nacional entrega de nuestras riquezas mineras y la elaboración del “Mapa Minero” a una transnacional extranjera, en este caso la Citic de China. Es el colmo del entreguismo de la soberanía que en pleno siglo XXI una transnacional sea “la concesionaria” y mandamás de algo tan vital y delicado como el mapa minero de un país. Nunca tuvimos menos patria que hoy. Eso es casi tan grave como el abandono del reclamo del territorio Esequibo y sus riquezas minerales. Inaceptable. Una vergüenza.

TIP 4: Contrato del aluminio. Readquiere vigencia una columna P & C que escribimos y se publicó el 3 de septiembre titulada: “¿Lograrán los trabajadores doblegar al gobierno y firmar los contratos colectivos?”. Revísenla. Está en publicoyconfidencial.com. Lo que se logre, aunque sea insatisfactorio y a medias, le habrá sido arrancado a un gobierno cuyo norte es liquidar el mecanismo de contratación colectiva. Ahora, hay que estar claros en que los trabajadores habrán de pelear palmo a palmo el cumplimiento de cada cosa acordada. El gobierno arruinó a las empresas y ahora cede por presión del costo político, pero allí están los ejemplos de lo que ocurrió con los contratos de Ferrominera, Pdvsa y Corpoelec: los firmaron y al día siguiente (y las semanas y meses siguientes) ya los estaban violando.

* Autor de” “Guayana: El milagro al revés”

Correo del Caroni

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>