Publicado el: Jue, Ago 13th, 2015

John Kerry: los derechos humanos en Cuba es un tema clave para EEUU

Fuente: El Nuevo Herald/ANDRÉS OPPENHEIMER

Poco antes de viajar a Cuba para presidir la ceremonia del izado de la bandera en la Embajada de Estados Unidos en Cuba, el secretario de Estado John Kerry dijo en una entrevista que los derechos humanos estarían “a la cabeza” de su agenda en sus conversaciones con su homólogo cubano el viernes, y reveló que se reuniría con opositores al gobierno cubano durante su estancia en el país.

Pero en una entrevista con el Miami Herald y CNN en Español en la cual reveló además nuevos detalles sobre las conversaciones de EEUU y Cuba con relación a Venezuela, Kerry confirmó que los disidentes cubanos no serán invitados a la ceremonia oficial del izado de la bandera en la embajada.

En respuesta a las críticas de los republicanos en el Congreso y de grupos de derechos humanos acerca de la exclusión de los disidentes de la ceremonia del viernes en la embajada, Kerry dijo que “en lugar de tener a personas sentadas en sillas en una ceremonia que es fundamentalmente de gobierno a gobierno, con un espacio muy limitado, yo me voy a reunir con ellos y tendré una oportunidad de hablar realmente con ellos e intercambiar opiniones. Ellos vendrán a nuestra misión más tarde ese mismo día, conjuntamente con una sección representativa de la sociedad civil cubana”.

Al preguntársele sobre la reunión que tiene fijada con el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez durante su viaje a La Habana –el primero de un secretario de Estado de EEUU a Cuba en 70 años– Kerry sugirió que discutirá una normalización exhaustiva de los lazos entre ambos países, incluyendo temas tales como las libertades democráticas y las elecciones en la isla.

El gobernante cubano Raúl Castro dijo luego de que ambos países anunciaran la normalización de sus conversaciones el 17 de septiembre que Cuba “no cambiará” su sistema comunista.

“Yo me sentaré a conversar con mi homólogo cuando esté allí el viernes”, dijo Kerry. “Vamos a hablar muy directamente sobre una especie de plan general para una normalización verdadera y plena”.

Kerry, quien estará en Cuba durante un solo día, dijo que el plan general cubre toda una serie de temas.

“En última instancia, eso incluirá el levantamiento del embargo, algo de lo cual estamos a favor, pero también incluiremos la necesidad de que Cuba tome medidas en relación con varios temas que realmente hagan la diferencia… (como) la posibilidad de que el pueblo pueda participar en un proceso democrático, elegir personas, tener sus propias opciones”, dijo.

Hablando específicamente sobre reformas democráticas, Kerry añadió que “el pueblo cubano tendrá que decidir eso, no Estados Unidos. Saben, eso tiene que provenir del pueblo cubano”. Pero agregó que “no hay duda en mi mente de que contaremos con una oportunidad mejor para defender los derechos humanos allí mismo, estando allí mismo, con un embajador, con una embajada, con la posibilidad de comunicarnos con el pueblo de Cuba”.

Kerry se mostró asimismo en desacuerdo con los republicanos del Congreso en cuanto a que la administración de Obama lo ha dado todo sin recibir nada a cambio en el frente de los derechos humanos.

Sólo el mes pasado, Cuba detuvo a más de 670 opositores pacíficos, según la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional. Otros 90 fueron detenidos el domingo durante una protesta pacífica en La Habana, señalan los críticos.

Pero Kerry respondió que la política de confrontación anterior de EEUU no dio resultado alguno durante las últimas cinco décadas.

“Díganme qué cambio para mejorar ha habido en 54 años”, dijo. “Lo que hay que comparar es la energía y el entusiasmo que la gente ha sentido sobre la potencial de este cambio, con relación a lo que ha pasado durante 54 años.

“En apenas mes y medio, en el último mes desde que el Presidente anunciara esto, hemos visto aumentar los viajes en un 35 por ciento. Hemos visto ya el aumento de la energía y el entusiasmo porque la gente está contenta ante la perspectiva de que los Estados Unidos se comuniquen directamente con el gobierno cubano”, dijo.

Agregó que “esto no será el cambio completo y total que todo el mundo quiere que ocurra de un día para otro. Esto tomará algún tiempo. Pero estoy convencido de que, al estar allí, el presidente (Barack) Obama está convencido de que, al estar allí, podremos hacer más para ayudar al pueblo cubano”.

En respuesta a una pregunta sobre si la administración de Obama reducirá los fondos federales destinados a promover la sociedad civil en Cuba, incluyendo la ayuda financiera a los grupos disidentes allí, y desviará ese dinero para ayudar a empresarios y negocios pequeños en la isla, Kerry dijo que él no estaba al tanto de ningún plan al respecto.

“Ayudaremos a la iniciativa empresarial, y queremos ayudar a los negocios pequeños y a la gente, pero también continuaremos financiando los programas por la democracia y otras cosas que hemos financiado en el pasado”, dijo. “Hasta donde yo sé, no ha habido reducción alguna (del financiamiento a los grupos disidentes)”.

Sobre Venezuela, Kerry confirmó que las conversaciones por la normalización de relaciones netre Estados Unidos y Cuba han incluido discusiones sobre Venezuela, y sobre la exigencia de EEUU de que las elecciones legislativas del 6 de diciembre en el país sudamericano sean limpias y supervisadas por observadores internacionales de confianza.

“Sí, nosotros hablamos muy específicamente (con los cubanos) sobre el deseo de Estados Unidos de tener una relación con el pueblo venezolano que aumente la capacidad del pueblo de Venezuela para verse protegido, respetado, representado y ver sus vidas mejorar realmente”, dijo Kerry.

Al preguntársele cuál había sido la respuesta de Cuba, dijo: “Bueno, ellos respondieron que tienen, evidentemente, relaciones con Venezuela e intereses en ella, pero que entienden nuestro deseo de mejorar nuestras relaciones allí tanto como en Cuba. No prometieron nada, pero esperamos que presentarán lo que estamos haciendo ahora con ellos es beneficioso, de modo que no veo por qué Venezuela no querría hacer lo mismo”.

Kerry describió la situación en Venezuela como “muy problemática”, y dijo que si Venezuela no permite observadores internacionales de confianza y no pone en libertad a los presos políticos, como Leopoldo López, antes de las elecciones del 6 de diciembre, “eso tendría un grave impacto” en el modo en que Estados Unidos ve a Venezuela y se relaciona con ella.

Agregó que “tenemos grandes esperanzas de que las elecciones sean transparentes, responsables, bien llevadas, accesibles a todos y cada uno de los sectores de la sociedad de Venezuela, y mediremos eso con mucho cuidado”.

Vea la entrevista completa el domingo a las 9 de la noche en “Oppenheimer Presenta”, en CNN en Español.

El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>