Published On: jue, Jul 4th, 2019

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU publicó un demoledor informe sobre el régimen de Maduro

 

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, publicó las conclusiones sobre su reciente visita a Venezuela realizada entre el 19 y el 21 de junio. “Hay una estrategia orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política”, aseguró.

“Un sacerdote católico me dijo en Caracas: ‘No se trata de política, sino del sufrimiento de la gente’. Este informe tampoco trata de política, geopolítica, relaciones internacionales o cualquier otra cosa que no sea los derechos humanos a los que todo venezolano tiene derecho”, escribió la ex presidenta chilena.

En el documento señala que a partir de 2016 el régimen de Nicolás Maduro ha puesto en marcha una estrategia orientada a “neutralizar, reprimir y criminalizar” a la oposición. La Alta Comisionada lamentó que “los grupos armados civiles progubernamentales conocidos como colectivos han contribuido al deterioro de la situación, al imponer el control social y ayudar a reprimir las manifestaciones”.

La alta responsable de la ONU pide en sus conclusiones la disolución de las Fuerzas Especiales (FAES), responsables en su mayoría de los asesinatos extrajudiciales de 5,287 personas, presuntamente por “resistencia a la autoridad”, en 2018.

“Entre el 1 de enero y el 19 de mayo del presente año, otras 1,569 personas fueron asesinadas, según las estadísticas del propio gobierno. Otras fuentes apuntan a que las cifras podrían ser muy superiores” dijo Bachelet.

La Alta Comisionada señaló que hay 793 personas privadas arbitrariamente de libertad.

En el informe Bachelet dice que si no se mejoran las condiciones en el país continuará el éxodo que ha llevado a más de cuatro millones de Venezolanos a escapar de la peor crisis en la historia de su nación. El texto se basa en 558 entrevistas con víctimas y testigos de violaciones de derechos humanos en Venezuela y otros ocho países. El documento abarca el periodo comprendido entre enero de 2018 y mayo de 2019.

“Durante mi visita a Venezuela, pude conocer directamente los relatos de quienes han sido víctimas de la violencia del Estado y sus peticiones de justicia. He transmitido con exactitud sus opiniones y las de la sociedad civil, así como las violaciones de derechos humanos documentadas en este informe, a las autoridades competentes”, dijo Bachelet.

El informe hace énfasis en la “paulatina militarización de las instituciones del Estado durante la última década” y destaca cómo “tanto a fuerzas civiles como militares se les atribuye la responsabilidad de detenciones arbitrarias, malos tratos y torturas a críticos del Gobierno y a sus familiares, violencia sexual y de género perpetrada durante los períodos de detención y las visitas, y uso excesivo de la fuerza durante las manifestaciones”.

“El Gobierno se negó a reconocer la magnitud de la crisis hasta hace poco y no adoptó las medidas apropiadas”, dice lapidariamente el informe. Bachelet admite que la situación es compleja y llama a los principales protagonistas de la crisis a frenar las violaciones a los derechos humanos, impartir justicia a las víctimas y crear un espacio para discusiones significativas.

El informe también se hace eco de la crisis sanitaria que vive el país, donde los hospitales carecen de médicos, medicamentos y muchas veces son víctimas de cortes de energía eléctrica. También alza la voz en favor de los medios de comunicación independientes que se han visto asfixiados por una política de “hegemonía comunicacional” del Estado que restringe la libertad de prensa.

Venezuela vive la peor crisis de su historia tras más de dos décadas de gobierno socialista. En medio de una hiperinflación galopante, el país ha perdido el 50 por ciento de su economía y la producción de petróleo, su principal rubro exportable, continúa disminuyendo. Las políticas estatistas de las administraciones del ya fallecido Hugo Chávez y su sucesor, Nicolás Maduro, han empujado al exilio a varios millones de venezolanos y copado todas las ramas del poder en la República.

A finales de enero de este año, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, fue juramentado como presidente encargado del país, desconociendo al gobernante Nicolás Maduro. Guaidó ha recibido el apoyo de más de 50 naciones y millones de venezolanos lo han respaldado con movilizaciones callejeras, sin que hasta el momento se vea una solución a corto plazo a la crisis.

Para leer el informe completo haga clic aquí.

 

Fuente:elnuevoherald.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>