Publicado el: Lun, Jul 6th, 2015

La batalla por el control de Pacific Rubiales llega a la Corte Suprema de Canadá

José Gregorio Martínez.- La batalla por el control de la petrolera canadiense Pacific Rubiales llega al plano judicial. Con el diferimiento de la reunión de accionistas, la junta directiva solicitará a la Corte Suprema de Columbia Británica, Canadá, que excluya en la votación parte de las acciones del Grupo O’Hara, alegando que la compra de 6,74% violó leyes de seguridad canadiense, por lo que pedirá que dicha participación sea bloqueada.

La reunión que estaba inicialmente prevista para el 7 de julio fue aplazada para el 28 del mismo mes, atendiendo a la solicitud del grupo mexicano Alfa Sab y Harbour Energy, como parte interesada en la compra de acciones a 6,50$ por unidad, considerada una oferta muy baja por parte de O’Hara, el otro grupo de poder dentro de Pacific Rubiales, el cual se propuso frenar el avance de los mexicanos.

La junta directiva de Pacific Rubiales y sus fundadores están de acuerdo con la oferta de Alfa Sab y Harbour Energy, pero para que la adquisición se haga efectiva es necesario contar con la aprobación de las dos terceras partes de los accionistas, es decir 66,66%, y sus rivales financieros, el Grupo O’Hara, acapara cerca de 20% y continúa adquiriendo acciones con el soporte del magnate español Alberto Cortina, quien convino apoyar a su amigo del Grupo O’Hara, el venezolano Alejandro Betancourt.

Esta semana las acciones cayeron después que RBC Capital Markets recomendara vender las acciones, mientras dos compañías que ejercen el voto por los inversionistas y les recomiendan como votar, conocidas como proxy adviser, sugirieran rechazar la operación de venta de acciones al grupo Alfa Sab y Harbour Energy porque esto podía depreciar a Pacific Rubiales. Por su parte, O’Hara ha publicado cartas instando a los accionistas minoritarios a votar en contra porque la oferta es “oportunista” y no representa el precio máximo alcanzable, no valora los activos a largo plazo y la venta solo beneficia a la directiva.

El Grupo O’Hara está compuesto por las siguientes empresas: IPC Investments Corp., Telmaven Overseas Inc., Volbor Trading Ltd., Memphis Investment Limited, Agency Partner Corp., Orlando Alvarado, Fundación Nemone y Adar Macro Fund. Según el investigador Alek Boyd, IPC Investments pertenece a la empresa Derwick Associates, involucrada en corrupción con el Gobierno venezolano en la compra de equipos para solventar la crisis eléctrica, siendo Alejandro Betancourt quien está a la cabeza de ambas compañías.

Además, la empresa Adar Macro Fund está dirigida por Diego Marynberg, un inversionista acusado de corrupción en Argentina, desde donde maneja su empresa Geo Equity Opportunities, pero cuyo domicilio legal está en las Islas Vírgenes Británicas y tiempo atrás tenía 90% de sus fondos en compañías venezolanas porque –según argumentaba el inversionista de 36 años- Venezuela es “el país más rico de América Latina”, según reseñó el 11 de octubre de 2014 el portal argentino La Política On Line.

FUENTE: EL COOPERANTE.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>