Publicado el: Jue, May 21st, 2015

La CIA desclasificó más de 100 documentos: Osama planeaba repetir otro 11S en EEUU

La CIA desclasificó más de cien documentos que fueron encontrados por un comando estadounidense en la residencia donde Osama Bin Laden fue asesinado en Abotabad, Pakistán, el 2 de mayo de 2011. El material incluye formularios de reclutamiento para redes yihadistas, borradores de discursos que nunca llegó a pronunciar, letras para sus esposas, lecturas sobre el estado de la economía en países europeos, notas sobre temas de seguridad, discusiones estratégicas y teológicas e incluso varios artículos sobre las teorías de la conspiración alrededor del atentado a las torres gemelas de Nueva York.

“El foco debe ser matar y luchar contra los estadounidenses y sus representantes”, escribió Bin Laden en uno de los documentos revelados. Un primer análisis del material traducido al inglés por la CIA (no se ha verificado la veracidad o calidad de dicha traducción) muestra un Bin Laden que, aunque preocupado por el asedio del espionaje internacional y la presencia de aviones no tripulados (drones), seguía enfocado en que su organización atacara a Estados Unidos y evitara ser arrastrada a una lucha entre musulmanes.

El hombre detrás del atentado al World Trade Center de Nueva York pensaba orquestar otro golpe de similar envergadura contra el país norteamericano. En una de las cartas menciona la oposición pública en Estados Unidos a la guerra de Vietnam y argumenta que la única forma de alterar la política externa estadounidense es “comenzar a golpear a Estados Unidos para forzarlo a abandonar estos dirigentes y dejar a los musulmanes en paz”.

Bin Laden escribió sobre la necesidad de realizar operaciones a gran escala, aunque sus seguidores encontraban dificultades para organizar ataques masivos y al tiempo evitar ser blanco de los drones y el espionaje estadounidense. Los documentos revelan divisiones entre los militantes de Al Qaeda sobre cómo llevar adelante ese tipo de campañas. Al final, Bin Laden no pudo imponerse sus ideas. Después de su muerte, el liderazgo de la organización hizo un llamado a los ataques de los “lobos solitarios”.

El líder de Al Qaeda también planeaba celebrar los 10 años de los atentados contra las Torres Gemelas con un gran despliegue mediático. “Esperamos el décimo aniversario de los benditos ataques en Nueva York y Washington, que será en nueve meses”, escribió en una carta sin fecha pero que aparentemente fue escrita a finales de 2010. En esa misiva, Bin Laden dijo a sus interlocutores que “deben ser conscientes de su importancia (de los atentados) y de la necesidad de obtener ventajas del aniversario en los medios de comunicación para honrar las victorias de los musulmanes y comunicar a las personas lo que queremos comunicar”.

Bin Laden pedía a sus lugartenientes mantener correspondencia con la cadena de medios Al Jazeera, con declaraciones, “porque la cadena comenzará su cobertura (del aniversario) el 1º de septiembre (de 2011)”. Los planes mediáticos, sin embargo, se vieron frustrados cuatro meses antes del aniversario, con la muerte del hombre más buscado por la CIA.

Bin Laden empezaba a perder control sobre su propio proyecto y parecía ser consciente de ello. Según el material desclasificado, advertía que conflictos con regímenes en Oriente Medio podrían distraer a los militantes de golpear al enemigo real: Estados Unidos. Según una fuente de inteligencia citada por AFP, la correspondencia refleja la preocupación “por la falta de unión en el interior del movimiento yihadista global, que puede conducir a su desaparición”.

El mejor ejemplo sobre los objetivos no logrados de Bin Laden es el surgimiento del Estado Islámico (EI). Aunque esta organización apareció como el proyecto no acabado por Al Qaeda, Bin Laden tuvo problemas y fue presionado debido a las acciones de Al Qaeda en Irak, una facción de su organización que luego se convertiría en el EI. En una carta enviada por seguidores iraquíes, Bin Laden y su entonces lugarteniente, Ayman al Zawahiri, recibieron duros reproches por el baño de sangre que se estaba cometiendo en Irak y les pidieron que denunciaran ese tipo de violencia. El EI, que fue oficialmente expulsado de Al Qaeda, hoy controla enormes extensiones del territorio de Irak y Siria y ha fomentado una guerra sectaria entre musulmanes suníes y chiitas en Oriente Medio. Justamente lo que Osama Bin Laden no quería, según los documentos recién desclasificados.

AFP

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>