Publicado el: Lun, May 18th, 2015

La Comisión Europea anda en búsqueda de evitar la inminente quiebra de Grecia

La Comisión Europea busca alternativas contrareloj para evitar la quiebra griega
Un diario griego había afirmado que la institución presidida por Juncker había propuesto un plan que incluiría medidas fiscales y nuevos objetivos de superávit primario

La Comisión Europea está tratando de evitar que la crisis griega llegue a un punto de no retorno y «trabaja para lograr un acuerdo razonable» a toda máquina. El Gobierno griego ya ha puesto por primera vez un plazo, el fin de este mes de mayo, para lograrlo, o de lo contrario se quedará sin liquidez para hacer frente a sus compromisos. «Necesitamos un acuerdo inmediatamente, por eso hablamos de fin de mayo, porque de otro modo no podríamos resolver cuestiones cruciales de liquidez», dijo ayer en Atenas el portavoz del Gobierno Gabriel Sakellaridis.

Ayer se filtró una supuesta propuesta de la Comisión para dividir la negociación en dos fases, de manera que Grecia pudiera aceptar una parte de los compromisos que le exigen sus acreedores y estos desbloquear una parte de los créditos que Atenas necesita más urgentemente.

Sin embargo, no parece haber tenido una buena receptividad ni en Grecia ni en el seno de los negociadores de las instituciones, porque a las pocas horas la portavoz del comisario de Economía Pierre Moscovici publicó un comunicado diciendo que no estaban al corriente de tal propuesta.

El jefe del gobierno de izquierda radical griego, Alexis Tsipras, sigue presionando por su parte para llevar la negociación del escenario técnico al político y ha pedido participar este jueves en la reunión de la conferencia de presidentes de los grupos políticos del Parlamento Europeo en Estrasburgo, para intentar que los eurodiputados hagan presión sobre el Eurogrupo y se abandone la idea de imponer exigencias al desembolso de los créditos. Según el portavoz del Gobierno griego, «cualquier ultimátum no nos ayudaría en la negociación».

Sin embargo, aún en el desmentido de la Comisión se vislumbra esa voluntad de tratar de «engrasar» la negociación para sacarla del bloqueo donde se encuentra.

«Seguimos trabajando –dijo la portavoz de la Comisión Anika Breidthardt- para lograr un acuerdo razonable junto con el BCE y el Fondo Monetario Internacional, así como con el Eurogrupo. Se han producido progresos, aunque no con la suficiente velocidad».

La supuesta propuesta
Según la información que publica el diario griego ‘To Vima’, la Comisión introduciría un primer acuerdo parcial en junio y una segunda parte en otoño, de modo que se incluiría una relajación de los objetivos de déficit primario para evitar el riesgo de que Grecia caiga en impago a corto plazo.

El supuesto el planteamiento del presidente de la Comisión relajaría el objetivo de superávit primario en 2015 al 0,75% del PIB, mientras que para 2016 lo fija en el 2%. Para los dos ejercicios siguientes lo sitúa en el 3,5% del PIB.

Por otro lado, la propuesta también apuntaría a una reforma del IVA que se llevaría a cabo después del verano y supondría armonizar al 18% el tipo aplicado a las transacciones en efectivo y al 15% las de tarjetas de crédito, mientras se mantendría el tipo mínimo para los bienes de primera necesidad.

Asimismo, se contempla ajustar la tasa extraordinaria sobre los ingresos que superen los 30.000 euros anuales, mientras se mantiene el impuesto a la propiedad (ENFIA).

A cambio, la proposición apunta que en el mes de junio Atenas recibiría el tramo pendiente del rescate de 1.800 millones de euros, así como 1.900 millones de euros por las ganancias en 2014 del BCE a raíz del extinto programa de compras de deuda del país heleno (SMP), mientras que después de julio se desembolsaría el importe correspondiente a las ganancias del SMP en 2015.

División en Syriza
A la espera de que una se concrete una solución para el problema griego, hoy el diario Kathimirini publica la carta de Tsipras dirigida a Christine Lagarde, la directora del FMI , en la que solicita que el Banco Central Europeo permita a Grecia emitir deuda a corto plazo.

El país ya estuvo a punto de caer en bancarrota el 12 de Mayo, pero consiguió pagar al FMI en el último momento mediante unos fondos del Banco de Grecia. En junio, sin embargo, Grecia deberá entregar al FMI 1.500 millones (comenzando con un primer pago de 300 millones a principios del mes). A cambio, en caso de acuerdo, en este mes conseguiria los 7.200 millones de euros pendientes del segundo rescate. Pero aún así no sería suficiente para pagar tambien los siguentes sueldos estatales, pensiones y todos los proveedores del Estado que llevan meses sin ser abonados.

Por si fuera poco, varios medios griegos publican que miembros de Syriza partidarios de una línea dura (de no aceptar las medidas exigidas por la troika) presentarán mañana una propuesta pública para que exista una ruptura con los prestamistas, con el control de capitales y que el Estado controle a los bancos.

ABC.es

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>