Publicado el: Mie, May 22nd, 2013

La corrupcion de los Kirchners desata crisis politica en Argentina

  Jorge Lanata, un periodista que esta haciendo derrumbar el regimen

Daniel Muñoz, el que fuera durante unos 20 años secretario personal del expresidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007), ha sido imputado por el fiscal federal Ramiro González en un caso vinculado con un supuesto delito de lavado de dinero desde la presidencia del Gobierno. Muñoz era la sombra de Kirchner y su nombre salió a la luz a raíz de que otra persona de la máxima confianza de Kirchner, su también secretaria Miriam Quiroga, revelase en un programa de televisión que Muñoz “llevaba los bolsos a Olivos [residencia presidencial] y de ahí a Santa Cruz [provincia natal de Kirchner] en avión o por vía terrestre”. Los bolsos, supuestamente, iban cargados de euros.

El programa Periodismo Para Todos, presentado por el periodista Jorge Lanata en el canal TN, del Grupo Clarín, se difundió en la noche del pasado domingo 5 de mayo.

-¿Vos viste alguna vez tipos con guita en efectivo, en Gobierno o en Olivos, que entraran o salieran o algo? –preguntó Lanata.

-Yo lo que vi… son los bolsos – contestó Quiroga-. Vi personas, vi movimientos y después un compañero mío de trabajo me dijo: “agarrá. Tomá el peso. ¿Cuánto hay acá?”. No tengo ni idea, mucha plata. Se pesa. Es más, le dije: “pasame alguno para mí”. “Están contados”. “Están muy bien contados”, fue lo que dijo. Lo vi en manos de Daniel Muñoz.

-Ah – dijo Lanata–. El que era secretario de…

-¿Cuál era el cargo de Daniel Muñoz exactamente?

-(…) Era el secretario privado número uno. Después tenía otros. Era su sombra.

-¿Dónde fue?

-Bueno, como habías mencionado, yo el despacho lo tengo frente al despacho del expresidente. Obviamente que ahí pasaban todos los movimientos. Había gente que entraba, que pasaba a otra instancia donde hablaba con el expresidente… Y bueno, luego venía Daniel Muñoz; en algunas ocasiones, no siempre, con un bolso que, bueno, muy jocosamente a veces me decía: “Tomá, sentí, pesá. ¿Cuánto puede haber acá? Ése era el movimiento que yo veía.

Catorce días después de aquella emisión que se situó entre los puestos más altos de audiencia en la televisión argentina, un fiscal federal ha decidido imputar a Daniel Muñoz. Hasta el momento, ni él ni la presidenta, Cristina Fernández, no han efectuado ninguna declaración sobre el asunto. Muñoz, de 56 años, ejerce en la actualidad servicios de asesoramiento, dirección y gestión empresaria, según publicó el diario La Nación la semana pasada. Pocas semanas después de concluir el mandato presidencial de Kirchner, en febrero de 2008, Daniel Muñoz registró sus dos primeras empresas: DS Mayer y Proxi-SRL junto a Gregorio Sebastián Ludman. La primera se dedica al transporte y la actividad inmobiliaria, y la segunda a la actividad petrolera y a prestar servicios financieros, según el citado artículo.

Los rumores sobre el lavado de dinero desde la Casa Rosada durante el mandato de Néstor Kirchner nunca dejaron de apagarse en Argentina. Pero el caso dio un giro radical cuando el pasado 14 de abril, Jorge Lanata difundió el testimonio de dos personas que involucraban a Kirchner y a su amigo el constructor y máximo adjudicatario de obras públicas en Santa Cruz, Lázaro Báez, con el lavado de 55 millones de euros distribuidos en paraísos fiscales. Leonardo Fariña y Federico Elaskar, los dos gestores que involucraron a Lázaro Báez, se desdijeron de sus acusaciones. Y la justicia no tomó cartas en el asunto. Has que el 3 de mayo el fiscal Guillermo Marijuan, tras volver de unas vacaciones, imputó a Báez por lavado de dinero. Dos días después, Lanata emitió la entrevista en la que Miriam Quiroga habló de los bolsos y del secretario privado número uno de Kirchner. Ahora, serán los jueces quienes tomen declaración a la sombra de Néstor Kirchner.

El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>