Publicado el: Dom, Mar 27th, 2016

La corrupción estremece al kirchnerismo

Lazaro baez-Tribunales-
Por la corrupción, estalló la pelea en el entorno de Cristina
Acusaciones entre el kirchnerismo de Santa Cruz. Lázaro Báez dijo que ni Ricardo Echegaray -ex titular- de la AFIP, ni Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz, “pueden justificar su patrimonio”
.

“Le soltaron la mano, está claro”. Así definieron ante Clarín desde el entorno de Báez la relación actual con la familia Kirchner. Sin embargo, la tensión de hoy no logra ocultar los negocios con la ex familia presidencial. “Está enojado con Cristina por la situación de su hijo (Martín), si cae él se pudre todo”, contó una persona de confianza del titular de Austral Construcciones. Este mismo planteo lo realizó Norma Calismonte, esposa de Báez, en una reunión privada durante esta semana.

El miércoles, en radio Vorterix, Alicia Kirchner declaró que su familia “jamás fue socia de Lázaro Báez”. Al día siguente, por TN, Ricardo Echegaray aseguró que Báez “va a terminar preso”. El viernes por la noche, Báez respondió a dos bandas. Dijo: “Yo puedo explicar mi patrimonio, Echegaray no puede explicar su enriquecimiento” y también declaró, en referencia a Alicia Kirchner: “Ella, como Echegaray, tampoco puede explicar su patrimonio”.

La guerra desatada en Santa Cruz entre la gobernadora y el “zar de la construcción”, expuso la estrategia de desvincular a la ex familia presidencial de los millonarios negocios con Báez. Valle Mitre propiedad de el empresario K, administró los hoteles de los Kirchner hasta diciembre de 2013 y les garantizó de ese modo ingresos por $14 millones durante dos años. Además, Cristina y el empresario comparten en condominio un terreno de más de 80.000 metros cuadrados y la ex mandataria logró ampliar su hotel Los Sauces sobre tierras de Austral Construcciones. Son solo una síntesis de los vínculos comerciales que ahora prefieren desconocer.

En el gobierno de Alicia Kirchner no ocultaban ayer el malestar con las declaraciones de Báez. El primer cruce entre ellos fue por la obra pública: la provincia rescindió los contratos de las constructoras del empresario K por “diversos incumplimientos”. Con esa decisión le canceló toda la obra pública a Austral Construcciones, que durante el kirchnerismo fue el adjudicatario de 54 obras por $24.500 millones.

“Esperemos (por Báez) que justifique su patrimonio como dice, después del daño que le hizo al Frente Para la Victoria con sus desprolijidades”, dijo ayer a Clarín uno de los principales ministros de la gobernadora Kirchner.

Los números de Báez están siendo investigados por la Justicia. Su patrimonio estaba compuesto a fines de 2013 por participaciones en 14 firmas por un valor de $30.471.432,24, depósitos en el país por $ 222.452,19 , otros bienes por $ 8,7 millones, 79 inmuebles valuados en $ 16.767.734,60, automotores por $ 254.500, y dividendos $ 9 millones en efectivo, entre los números más elevados. Esto representó un incremento de 1.200% desde 2008 a 2013.

El titular de Austral Construcciones pasó de tener 5.439.641,32 pesos a declarar 66.851.903, según consta en la causa Hotesur, firma de Cristina Kirchner investigada por lavado de dinero.

La confrontación en Santa Cruz llegó a tal nivel que en el gabinete de Alicia responsabilizan a Báez por la conflictividad que se vivió en las rutas por los despidos de personal de la Uocra. “Alicia está abocada a la provincia y no se va a enganchar con lo que diga Lázaro”, aseguraron desde el gabinete.

El patrimonio declarado por Alicia Kirchner es de los más bajos entre los funcionarios kirchneristas. Ingresó al gobierno en 2003 con bienes por $163.171 y volvió a su provincia con $636.743,37. Báez sostuvo que lo declarado no puede ser justificado por la gobernadora. El silencio oficial marcó el ritmo político ayer por la tarde en Río Gallegos, la ciudad donde se encuentran la gobernadora, Cristina Kirchner y el empresario K.

El otro dirigente kirchnerista mencionado por Báez, Echegaray, actual auditor de la AGN y ex jefe dela AFIP, tuvo un buen pasar durante el kirchnerismo. En porcentaje, su patrimonio declarado fue el que más creció. Echegaray llegó en 2008 al gabinete con $138.650 y finalizó la gestión con $7.243.522,37. Entre sus bienes más apreciados tiene dos embarcaciones y fue de los pocos que apostó a YPF comprando bonos de la empresa por $294 mil. de Santa Cruz
Lázaro Báez dijo que ni Ricardo Echegaray -ex titular- de la AFIP, ni Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz, “pueden justificar su patrimonio”.

Fueron unas pocas palabras, suficientes, según consideran en el entorno de Cristina Kirchner, para enviar “un mensaje” contra la ex Presidenta. El empresario kirchnerista Lázaro Báez acusó a Alicia Kirchner y a Ricardo Echegaray, ex titular de la AFIP, de no poder justificar sus respectivos patrimonios. Las declaraciones de Báez, con quien Néstor y Cristina Kirchner hicieron millonarios negocios, fueron publicadas por el portal Infobae y desataron la interna en el entorno de la familia Kirchner en Santa Cruz.
x

“Le soltaron la mano, está claro”. Así definieron ante Clarín desde el entorno de Báez la relación actual con la familia Kirchner. Sin embargo, la tensión de hoy no logra ocultar los negocios con la ex familia presidencial. “Está enojado con Cristina por la situación de su hijo (Martín), si cae él se pudre todo”, contó una persona de confianza del titular de Austral Construcciones. Este mismo planteo lo realizó Norma Calismonte, esposa de Báez, en una reunión privada durante esta semana.

El miércoles, en radio Vorterix, Alicia Kirchner declaró que su familia “jamás fue socia de Lázaro Báez”. Al día siguente, por TN, Ricardo Echegaray aseguró que Báez “va a terminar preso”. El viernes por la noche, Báez respondió a dos bandas. Dijo: “Yo puedo explicar mi patrimonio, Echegaray no puede explicar su enriquecimiento” y también declaró, en referencia a Alicia Kirchner: “Ella, como Echegaray, tampoco puede explicar su patrimonio”.

La guerra desatada en Santa Cruz entre la gobernadora y el “zar de la construcción”, expuso la estrategia de desvincular a la ex familia presidencial de los millonarios negocios con Báez. Valle Mitre propiedad de el empresario K, administró los hoteles de los Kirchner hasta diciembre de 2013 y les garantizó de ese modo ingresos por $14 millones durante dos años. Además, Cristina y el empresario comparten en condominio un terreno de más de 80.000 metros cuadrados y la ex mandataria logró ampliar su hotel Los Sauces sobre tierras de Austral Construcciones. Son solo una síntesis de los vínculos comerciales que ahora prefieren desconocer.

En el gobierno de Alicia Kirchner no ocultaban ayer el malestar con las declaraciones de Báez. El primer cruce entre ellos fue por la obra pública: la provincia rescindió los contratos de las constructoras del empresario K por “diversos incumplimientos”. Con esa decisión le canceló toda la obra pública a Austral Construcciones, que durante el kirchnerismo fue el adjudicatario de 54 obras por $24.500 millones.

“Esperemos (por Báez) que justifique su patrimonio como dice, después del daño que le hizo al Frente Para la Victoria con sus desprolijidades”, dijo ayer a Clarín uno de los principales ministros de la gobernadora Kirchner.

Los números de Báez están siendo investigados por la Justicia. Su patrimonio estaba compuesto a fines de 2013 por participaciones en 14 firmas por un valor de $30.471.432,24, depósitos en el país por $ 222.452,19 , otros bienes por $ 8,7 millones, 79 inmuebles valuados en $ 16.767.734,60, automotores por $ 254.500, y dividendos $ 9 millones en efectivo, entre los números más elevados. Esto representó un incremento de 1.200% desde 2008 a 2013.

El titular de Austral Construcciones pasó de tener 5.439.641,32 pesos a declarar 66.851.903, según consta en la causa Hotesur, firma de Cristina Kirchner investigada por lavado de dinero.

La confrontación en Santa Cruz llegó a tal nivel que en el gabinete de Alicia responsabilizan a Báez por la conflictividad que se vivió en las rutas por los despidos de personal de la Uocra. “Alicia está abocada a la provincia y no se va a enganchar con lo que diga Lázaro”, aseguraron desde el gabinete.

El patrimonio declarado por Alicia Kirchner es de los más bajos entre los funcionarios kirchneristas. Ingresó al gobierno en 2003 con bienes por $163.171 y volvió a su provincia con $636.743,37. Báez sostuvo que lo declarado no puede ser justificado por la gobernadora. El silencio oficial marcó el ritmo político ayer por la tarde en Río Gallegos, la ciudad donde se encuentran la gobernadora, Cristina Kirchner y el empresario K.

El otro dirigente kirchnerista mencionado por Báez, Echegaray, actual auditor de la AGN y ex jefe dela AFIP, tuvo un buen pasar durante el kirchnerismo. En porcentaje, su patrimonio declarado fue el que más creció. Echegaray llegó en 2008 al gabinete con $138.650 y finalizó la gestión con $7.243.522,37. Entre sus bienes más apreciados tiene dos embarcaciones y fue de los pocos que apostó a YPF comprando bonos de la empresa por $294 mil.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>