Publicado el: Sab, Dic 28th, 2013

La fórmula de la inflación esta asegurada en Argentina

La fórmula de la inflación asegurada

POR: Daniel Fernandez Canedo

Evidentemente, al nuevo equipo del Gobierno –Jorge Capitanich, Axel Kicillof y Juan Carlos Fábrega– le gusta adelantar el anuncio de algunas medidas que pueden traerle problemas.

Hace 20 días anunció que la intención oficial era impulsar un acuerdo de precios para congelar por un tiempo (90 o 120 días, sin definición aún) una canasta de productos básicos.

Como resultaba obvio, ante una anticipación de un acuerdo de precios, se desataron las subas preventivas típicas de toda carrera de precios y salarios en la que los alimentos parecen haber tomado la delantera.

Por otra parte, hay una medida que caracteriza de manera excluyente al nuevo equipo de gobierno desde el primer momento en que asumió: acelerar la devaluación en el intento de superar el atraso que acumuló en los últimos años.

Esa devaluación, medida por la suba del precio del dólar oficial, alcanzó un ritmo frenético en las últimas semanas y así ese dólar terminaría diciembre en $ 6,51 con un aumento del 32% en el año.

El aumento del dólar oficial, a su vez, ya está dejando consecuencias bien palpables sobre los precios de los alimentos. Ayer Clarín publicó que, según la encuesta de una ex directora del INDEC, los alimentos suben un 6% en noviembre, el salto más alto en mucho tiempo.

La trepada corresponde, en gran medida, con la mayor devaluación que aplica el Banco Central.

Así, el gobierno no puede mostrarse inocente frente a lo que está pasando con los alimentos.

Ayer, y avanzando en la política de anuncios que le agregan complicaciones a la gente sobre el fin de año, llegó el del aumento de 66% del boleto del transporte a partir del 1° de enero.

La magnitud de la suba habla por sí misma del nivel de atraso que acumulan las tarifas del transporte en los últimos años y que constituye la contracara de una montaña de subsidios que, a la luz de las respuestas oficiales, se le ha vuelto insostenible.

Este año los subsidios para luz, gas y transporte llegarían a la friolera de 150.000 millones de pesos, de los cuales más del 66% está destinado a energía.

Desde ya que sería políticamente suicida para el Gobierno subir las tarifas de la luz en medio de los cortes que se extienden por la Ciudad y el conurbano pero, evidentemente, ganas no le deben faltar.

Haber acumulado atrasos en el dólar y las tarifas va desembocando en esta devaluación acelerada y en subas con porcentajes importantes.

También, anticipar un acuerdo de precios le abrió la puerta a laremarcación.

Si a eso se suma una emisión importante de pesos, la fórmula de la inflación está asegurada. Mientras tanto, el Gobierno sigue diciendo que no tiene nada que ver con la suba de precios. Una curiosa interpretación de la realidad.

Clarín

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>