Publicado el: Sab, Dic 12th, 2015

La lealtad popular

oposicion en miami
Por: Fernando Facchin B.

La lealtad popular de la que tanto presumía el régimen, vista desde su óptica, no era otra cosa que una falacia sin base de sustentación, solo buscaba la práctica que lleva a la anulación del individuo como tal, alienarlo y someterlo a esclavo, donde no puede pensar, opinar ni criticar.
Venezuela debe ir hacia una nueva y más moderna forma de organización y de hacer política; la prospectiva es salir del pernicioso populismo que nos agobia social y económicamente y donde los sectores sociales más vulnerables siguen tan pobres y postergados como siempre a las miserables cuotas del clientelismo electoral.
Cualquier régimen de opresión se caracteriza por pedir lealtad, porque necesita de la complicidad, la lealtad para ellos no es un mérito ni un valor en término moral, es la mayor claudicación de los principios, es el sometimiento de las ideas y la pérdida de la identidad, bajo la sombra de falsas ilusiones, terminando en la desilusión ciudadana y la pérdida de la lealtad popular.
La lealtad popular de la que tanto presumía la “revolución traicionada” se demostró el 6D tenía las bases flojas, sustentada en un pantano de violencia, mentiras e ilusiones, desplazándose hacia un providencialismo fantoche, fuente eficiente de toda clase de desilusiones y la disposición a la estampida, como ha sucedido el 6D.
La reacción del régimen frente a su fracaso huele a retórica barata y repetitiva, propia de la “cobardía política”, la ciudadanía con su voto demostró que Miraflores perdió su poder de convocatoria. Ahora el país podrá avanzar en la ruta del desarrollo y la modernización.
Venezuela ha llegado al punto de no retorno, entendiendo por tal aquel al cual se arriba para no dar vuelta atrás, desde donde hay que continuar hacia adelante en la lucha por el rescate de nuestra soberanía y democracia. Hoy más que nunca debemos sentir que somos los dueños del país y de nuestro destino, que el dominio democrático priva sobre cualquier forma de cobardía política, hemos conjurado el miedo y la sociedad está dispuesta a ser libre y digna.
Frente a su tragedia el país ha alcanzado su punto de no retorno que no le permite mirar hacia atrás, las parlamentarias han demostrado que el régimen ha sido la mayor farsa política en la historia patria; creyéndose ser una hegemonía inquebrantable y nunca pensó ser pasto de la prueba de ácido de los votos castigo.

ffacchinb@gmail.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>