Publicado el: Lun, Jun 1st, 2015

La miseria en Venezuela en franco aumento

Pobreza, el reflejo en el espejo de los venezolanos
En 16 años de gobierno chavista, especialmente en los últimos 24 meses, la miseria en el país aumentó. Según un estudio, 48,4% de los hogares son pobres

Se le “acusa” de muchos cargos. Entre ellos: impedirle a niños y jóvenes educarse, favorecer el incremento de la delincuencia, reducir la esperanza de vida y hasta se le culpa por la muerte de miles de millones de personas en el mundo. Ciertas o no las acusaciones, los gobiernos del planeta, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y más de un millar de instituciones y asociaciones la adversan. ¿Su nombre? Pobreza.

Pobreza es lo que, desde hace poco más de dos años, ven los venezolanos, de todos los estratos, cuando se miran al espejo. Su aparición, o más bien su recrudecimiento, está estrechamente vinculado a la pérdida de poder adquisitivo. Es que, en los últimos 24 meses, la capacidad de compra de bienes y servicios de los venezolanos ha descendido vertiginosamente.

27,3% hogares venezolanos engrosaban la línea de pobreza por ingresos en 2013, según el Instituto Nacional de Estadística.
“En un contexto inflacionario como el de Venezuela, todos aquellos que están cerca de la línea de pobreza (por el método de línea ingresos) están en riesgo de convertirse en pobres. Y, en general, todos los ciudadanos, independientemente del estrato al que pertenezcan, están perdiendo calidad de vida”, explicó la socióloga Genny Zúñiga, miembro del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), y coautora de la Encuesta de Condiciones de Vida 2014 (Enconvi 2014).

Castillos en el aire

El encantamiento acabó. Las firmes promesas que hizo el presidente Hugo Chávez, y que ha repetido con insistencia su sucesor Nicolás Maduro, se están desplomando a la vista de todos.

La Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) 2014, estudio realizado entre agosto y septiembre de 2014, por las universidades Católica Andrés Bello (Ucab), Central de Venezuela (UCV) y Simón Bolívar (USB), reveló que los logros en materia de reducción de pobreza, de los que tanto alardeó Chávez, en dos años de gobierno de Maduro, en el mejor de los casos, se desvanecieron. Y, en el peor, la pobreza le ganó la guerra a la revolución bolivariana.

En el año 1999, cuando Chávez asumió la Presidencia, 43,9% de los hogares venezolanos eran pobres por línea de ingresos, según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE). La Encovi 2014 puso en evidencia que, transcurridos 16 años, el número de hogares pobres por línea de ingresos alcanzó 48,4%; es decir, ahora hay más pobres que cuando el líder del proceso bolivariano inició su cruzada contra ese flagelo.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) mide la pobreza a través de dos métodos: línea de ingresos (LI) y necesidades básicas insatisfechas (NBI).

El primero calcula la capacidad de adquirir la canasta alimentaria y la canasta básica normativa del núcleo familiar. El segundo considera el acceso a la educación, el hacinamiento, las condiciones de la vivienda, el acceso a servicios básicos y el grado de dependencia económica. El organismo estima que cada hogar está integrado por cinco personas.

¿Ahora qué?

“La situación social, medida por los niveles de pobreza de ingreso, nos aproxima a la que tuvimos en nuestros peores años (1989, 1992 y 2003). Lo más preocupante es que las consecuencias sociales de la recesión sólo están comenzando”, advirtieron los especialistas a cargo de la Encovi 2014.

Como Zúñiga, el resto de los autores de la encuesta asocian el incremento de la pobreza a la situación de crisis (económica y social) que atraviesa el país y están preocupados porque el fenómeno podría extenderse y profundizarse en 2015. En la medida en que la inflación siga subiendo y los ajustes salariales, como lo han sido hasta ahora, sigan siendo insuficientes, el poder adquisitivo seguirá disminuyendo y más hogares podrían entrar a la pobreza por línea de ingresos.

Las alarmas no sólo fueron encendidas por los autores de la Encovi 2014. De hecho, las apreciaciones del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) están un poco por encima de las presentadas en el estudio.

“Estimamos que el año pasado el número de hogares pobres por ingreso sobrepasó 50%. Las cifras de pobreza que se están registrando hoy en Venezuela apuntan a que el número de pobres en el país es similar al que había en 1998. Estamos en retroceso en esa materia”, afirmó el coordinador de investigación, medios y difusión de la organización, Inti Rodríguez.

Al igual que los académicos a cargo de la Encovi 2014, Provea teme que la profundización de la crisis económica que atraviesa el país lance a la pobreza por ingresos a muchos más hogares en 2015.

“Lo que ha ocurrido en Venezuela es un aumento muy importante de la pobreza reciente (33,02% de los hogares pobres por ingreso están en esa categoría)”, según los expertos a cargo de la Encovi 2104.

La pobreza reciente no es más que el indicador que muestra en cuántos hogares venezolanos ya no alcanzan los ingresos mensuales para adquirir la canasta básica. Son millones. Y el pronóstico es que sean unos millones más en 2015 si el panorama no cambia.

El riesgo sobre el cual advierten los especialistas es que la situación de estos nuevos pobres, producto de la coyuntura que atraviesa el país, puede agravarse si el salario también deja de ser suficiente para cubrir las necesidades básicas. Entonces se convertirían en pobres estructurales. “Y la pobreza estructural es difícil de erradicar en el corto plazo”, explicó Zúñiga.

“Tragedia” para los jóvenes

José (nombre cambiado a petición de la fuente) se graduó en la Universidad Central de Venezuela (UCV) con honores. Tenía 22 años cuando egresó del sistema educativo superior y muchas expectativas de superación. Ahora tiene 25, trabaja a tiempo completo; pero aún depende de sus padres.

Lo dice claro: “El sueldo no me alcanza. Si tuviera que vivir solo, lo que gano apenas sería suficiente para pagar una habitación, no podría comer”. En Venezuela hay muchos José, pero nadie sabe cuántos, porque no hay estadísticas oficiales.

En el país también hay quienes han recorrido un trecho más. Amas de casa, padres de familia y, en general, personas que lograron mejorar su nivel de vida con años de trabajo y ahora, con los insuficientes ingresos mensuales que perciben, ven a la pobreza “sonreírles” al otro lado del espejo, todos los días.

En los primeros dos años de gestión del presidente Nicolás Maduro, el salario mínimo ha aumentado 174,58%, mientras que la Canasta Básica Familiar (CBF) experimentó un incremento de 321,97%, según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

“Hay hogares que tienen un ingreso que está muy cerca de la línea de pobreza. Cuando hay un impacto inflacionario como el que hemos tenido pasan a ser pobres. La clase media es la que siempre queda más golpeada por estos procesos. Si tú eres rico tienes un patrimonio que te permite mantenerte. Pero si no tienes un colchón para afrontar condiciones extremas, y a eso le sumas condiciones hostiles de vida, ¿cómo haces? Eso es una tragedia en el caso de los jóvenes que están apenas ganando independencia, porque si se independizan realmente no pueden subir su estatus. No hay capacidad para independizarse”, dijo Zúñiga.

Los pronósticos no son alentadores. El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó que este año el Producto Interno Bruto (PIB, producción de bienes y servicios) venezolano bajará 7%, mientras que la inflación cerrará en 96,8%. Otras estimaciones más colocan la inflación por encima de los tres dígitos.

Encovi 2014

La Encuesta de Condiciones de Vida 2014 es un diagnóstico social, de carácter nacional, realizado por las universidades Católica Andrés Bello, Central de Venezuela y Simón Bolívar. Los resultados de la investigación son producto de una encuesta, compuesta por un cuestionario de más de un centenar de preguntas, que fueron realizadas en poco menos de 1 mil 500 hogares de todo el país. El trabajo de campo se efectuó durante los meses de agosto y septiembre de 2014. El último gran esfuerzo de levantamiento de una encuesta social en el país lo hizo el sector público en 1998, lo coordinó el Instituto Nacional de Estadística (INE). El más reciente (2014) estuvo a cargo de la academia.

Cifras veladas

El Instituto Nacional de Estadística (INE) está en mora. Corre el mes de mayo de 2015 y el organismo no ha hecho públicas aún las cifras de pobreza correspondientes al año pasado.

Los últimos datos disponibles coresponden a 2013. Así lo denunció el Instituto Prensa y Sociedad (Ipys) hace dos meses y medio. “Para el 19 de marzo de 2015, el Instituto Nacional de Estadística de Venezuela, adscrito al Ministerio del Poder Popular de Planificación, no ha publicado las cifras de pobreza del año 2014. En su portal web, sólo aparecen las estadísticas hasta el segundo semestre de 2013”, advirtió la organización abocada a la defensa del acceso a la información en Venezuela.

Los datos oficiales disponibles distan mucho de parecerse a los publicados por las universidades a cargo de la Encuesta de Condiciones de Vida 2014 (Encovi 2014). En 2013, según las mediciones realizadas por el INE, 27,3% hogares eran pobres por ingreso.

Pero aún más dísimil es el último dato gubernamental ofrecido por el presidente Maduro. En marzo de este año, el mandatario aseguró que la pobreza por ingreso había descendido hasta 19% y prometió que para el 2018 habría miseria cero en Venezuela. La brecha entre el dato oficial y el de Encovi 2014 es de poco más de 29 puntos porcentuales.

Respecto al retraso en la publicación de estadísticas oficiales, la Organización No Gubernamental Transparencia Venezuela insistió en que “los riesgos de corrupción cobran fuerza cuando se restringe al ciudadano la información sobre datos de la gestión de sus gobernantes”.

El Tiempo

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>