Publicado el: Vie, Oct 9th, 2015

La odisea burocrática que es ir a un banco en Cuba

Si usted quiere ir a hacer cualquier gestión en un banco en Cuba, y peor aún si es depositar su dinero, mejor piénseselo bien.

Pero piénseselo más de diez veces. Y vuélvalo a pensar, una y otra vez.

A diferencia del resto del mundo, ir a un banco en estos momentos en la isla puede volverse una experiencia tremendamente traumática.

Comencemos diciendo que los clientes en esos sitios, nunca tienen la razón. Colas interminables, cortes de luz, problemas de “conexión” que pueden hacerte perder toda una mañana, indisciplina laboral, pero sobre todas las cosas está un maltrato a la población que sobrepasa límites humanos.

Odisea kafkiana
Yo además tengo la mala suerte de vivir en una barriada donde el banco de la zona entró, quién sabe hasta cuándo, en lo que parece una interminable etapa de restauración.
Los clientes tenemos que dirigirnos a otras sucursales, mucho más lejanas, lo cual se agrava con las dificultades propias del transporte, que desde hace más de medio siglo padece nuestra cada vez más empobrecida nación.
Una vez en la sucursal escogida, comienza entonces la temible y kafkiana odisea, que muy bien pudo haberse dado, también, en la oficina original antes de ser sometida a la reconstrucción.

Lea más en http://www.bbc.com/

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>