Publicado el: Sab, Dic 28th, 2013

La odisea de ir de compras en Venezuela

 Las nuevas tácticas para comprar en Venezuela

Por:  José Antonio Puglisi*

Comprar comida en Venezuela es, cada vez más, una misión que requiere de astucia, fuerza y paciencia, así como de mucho tiempo y una pizca de suerte. Como si se tratase de una economía de guerra, los ciudadanos deben padecer de largas y angustiosas colas para sólo adquirir un poco de harina (maíz y/o de trigo), mantequilla, azúcar y leche. Para enfrentar esta situación, las familias han optado por innovadoras tácticas con el objetivo de que la comida no falte en las mesas durante las festividades navideñas. Acá alguna de ellas:

1. Red privada alimentaria: Conocer en qué supermercado hay algún producto determinado es una labor tan agotadora como imposible. De ahí, que amigos, conocidos y familiares estén en contacto constante para intercambiar información sobre qué alimentos y productos están en algún local determinado. En otras palabras, una red privada de información que mueve masas y hace que grupos de personas corran de un lugar a otro de la ciudad con la única esperanza de poder satisfacer sus necesidades de compra y alimentar a sus familias.

2. Compradores designados: Conscientes de que los alimentos y productos durarán unos escasos minutos en los anaqueles, muchas personas se ofrecen como almas caritativas y aceptar realizar la compra de amigos y familiares que no cuentan con la suerte de encontrar un determinado bien o carecen del tiempo para llegar al local y realizar su larga cola. En este punto, hay dos clases de compradores designados:

* Comprador instantáneo: Suele ser la persona que, una vez dentro del supermercado, llama a su “red privada” para saber qué productos necesita y los agrega a su propia lista de compra.

* Manada de compradores: Como en una manada, un grupo de venezolanos se unen y acuden a un supermercado a realizar la compra. Cada uno tiene su propia misión: adquirir los productos que necesitan para sí mismos y ayudar a completar la lista de compra de sus compañeros, intercambiando al salir los productos y venciendo las limitaciones impuestas por las regulaciones.

3. Compras a distancia: La ausencia de productos se intensifica en los pueblos o en las zonas rurales del país. Quienes cuentan con familiares en las grandes ciudades han diseñado un plan a través del cual se realizan envíos de alimentos desde las urbes hacia el interior por medio de amigos, conocidos e, incluso, con servicios privados de mensajería y correo.

4. Las palancas: Conocer a un trabajador de un supermercado es tener un as debajo de la manga. En numerosos casos tener “una palanca” en los centros de alimentación permite contar con información privilegiada, así como con la garantía de que se les guarden los productos o se les vendan antes de entregarlos al público general.

5. Niños recolectores: Toda herramienta es una ventaja y, para algunos, sus hijos son la mejor opción. Según casos comprobados, un grupo de madres fomentan que sus hijos paseen por el supermercado y saquen de los otros carritos aquellos productos que no encuentran o de los que requieren una mayor cantidad. El tamaño y la velocidad de estos “recolectores” ayudan a completar la lista del mercado.

Así viven los venezolanos. La compra de alimentos se ha convertido en una travesía en la que se implementan redes privadas de información, contactos infiltrados, oportunidades aleatorias y, en algunos casos, la habilidad casi delictiva de los más pequeños de la casa. Una situación que, lejos de mejorar, está empeorando con el paso del tiempo y dando pie a que surjan brotes de violencia, incertidumbre y desespero. Como ya se sabe, con la comida no se juega. Los venezolanos lo saben bien y, a pesar de demostrar una vez más su capacidad para adaptarse a un entorno difícil o a la necesidad, deberán exigir al Gobierno que se arremangue. Para que en lugar de pasar los días hablando en televisión, ponga un punto final al hambre y la escasez.

*Diario de Caracas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>