Publicado el: Mie, Abr 27th, 2016

La oposición venezolana apuesta a un referendo revocatorio de Maduro

Caracas-Venezuela-Lilian-Tintori-MUD
Mal cálculo con el revocatorio podría dejar transición en manos del chavismo
Revocatorio debe realizarse antes del 10 de enero
Oposición debe recaudar cuatro millones de formas en tres días

La oposición venezolana agrupada bajo la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) está apostando su suerte a la realización de un referendo revocatorio para remover al gobernante Nicolás Maduro, maniobra considerada por algunos como de alto riesgo por el peligro de que termine otorgando al chavismo el control de una eventual transición.

El referendo -iniciativa que debe sortear primero una serie de obstáculos y trámites, incluyendo la recolección de 4.2 millones de firmas en dos etapas distintas- podría conducir a la destitución de Maduro, visto por más del 80 por ciento de los venezolanos como el causante de la grave crisis que atraviesa el país.

Pero la iniciativa podría fracasar en conducir a un verdadero cambio de régimen si se concreta después del 10 de enero, dado que una salida del mandatario después de esa fecha dejaría el cargo en manos del vicepresidente de la República, quien podría ser designado por el propio Maduro.

Arria: necesitamos una alianza nacional para “desalojar” al régimen de Maduro

Diego Arria, analista y ex embajador de Venezuela ante la ONU, explica que es necesario que la oposición venezolana forme una gran alianza nacional para impulsar manifestaciones pacíficas en contra del “régimen miserable” de Nicolás Maduro, que no piensa

“Si el referendo se da después del 10 de enero, simplemente habremos salido de Nicolás Maduro, pero obviamente el régimen se mantiene”, dijo en Miami José Antonio Colina, presidente de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (VEPPEX), al sostener que actualmente son muchos los que tienen dudas sobre la estrategia de la MUD.

“Son muchas las interrogantes de la gente porque muchos no creen en los organismos en Venezuela, y tiene razones para no hacerlo”, añadió Colina, quien acompañó a los representantes de la MUD en Miami, Horacio Medina y José Hernández, en una rueda de prensa realizada el miércoles en el restaurante El Arepazo Orginal, de Doral.

El ex candidato presidencial de la oposición, Henrique Capriles, dijo el miércoles no tener dudas de que el proceso electoral podría llegar realizarse en noviembre, aún cuando la oposición está al tanto que el régimen hará todo lo posible para evitarlo.

Medina coincidió en esa posibilidad, aunque admitió que el camino al revocatorio no es fácil.

“Este es el inicio de un camino complejo que cada día se va a poner más difícil y más complejo, porque significa la salida del régimen del poder. Y ellos están muy conscientes de eso al igual que lo estamos nosotros”, expresó Medina en la rueda de prensa.

Hernández coincidió al resaltar que es mucho lo que la oposición ha aprendido en materia electoral en el transcurso de los últimos 17 años.

“La Mesa tiene muchos años lidiando con proceso similares. La Mesa ya ha aprendido el proceso y cómo llevar ese proceso”, insistió.

Pero eso va a requerir que la población se suma al proceso y constantemente ejerza presión en la calle para obligar a las autoridades a aprobar el revocatorio en sus distintas etapas.

Tras recibir las planillas del Consejo Nacional Electoral (CNE), lo cual fue conseguido luego que varios diputados de la oposición se encadenaran en la sede del organismo, la oposición pasa ahora a recoger unas 200,000 firmas de electores.

Una vez entregadas, el CNE tiene un lapso de 30 días para verificar y responder la solicitud, que de ser favorable conduciría a un nueva ronda de recolección de firmas.

En esta segunda ronda, la oposición tiene que recolectar cuatro millones de firmas en sólo tres días.

Una vez entregado el segundo lote de firmas, el CNE las debe verificar para luego fijar la fecha y la pregunta del referendo revocatorio.

Líderes de la oposición se muestran convencidos que ante los elevados índices de impopularidad que muestra Maduro, los votos ya están allí para revocarlo.

Pero los analistas advierten que el triunfo no está asegurado, en parte debido a que para ganar la posición tendría que superar los 7.59 millones de votos que el CNE, controlado por el chavismo, le atribuyó a Maduro en los comicios del 2013.

“Esa cifra de más de siete millones y medio de votos en este momento raya dentro de lo que es posible para la oposición”, comentó recientemente en Caracas Alfredo Keller, presidente de la encuestadora Alfredo Keller y Asociados.

Y eso se presta para que el régimen, con el poder para manipular el proceso que ha demostrado en los comicios pasados, pueda a través de la adulteración de un número proporcionalmente bajo de votos alterar el resultado final de la elección.

En las elecciones del 6 de diciembre, los partidos de oposición congregados bajo la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), obtuvieron 7,726,066 votos, frente a los 5,622,844 que obtuvo el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela, según los datos brindados por el CNE.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>