Published On: mar, Dic 4th, 2018

La primer ministro del Reino Unido y su dilema, por Jorge V. Ordenes-Lavadenz


El dilema es que el partido político conservador al que ella pertenece es probable que el 11 de diciembre, a las 19 horas, vote en contra del “Brexit” (salida de la Unión Europea-UE) logrado recientemente por la PM Theresa May con la UE. Ella sabe que el “acuerdo” puede ser reprobado por el Parlamento pese a haber recalcado que sin él, el producto interno bruto del Reino Unido (RU) caería 9,3% en 15 años, en tanto que con él solo 3,9%. Pero la Cámara de los Comunes, y sobre todo los representantes conservadores, no ha aceptado las explicaciones de la PM. Se dice que hasta 100 parlamentarios conservadores están dispuestos a votar “no.” Éstos pueden modificar los términos del “Brexit” e incluso incluir la convocatoria a un nuevo referéndum, o a un nuevo arreglo con la UE.

Un nuevo referéndum a lo mejor arroja un resultado opuesto al populista “Brexit” que recordemos inquietó a escoceses, galeses, norirlandeses e incluso a los irlandeses… que no parecen estar de acuerdo con “desunir” lo que estaba unido aunque todos estaban de acuerdo en que la UE, con el RU de miembro, necesitaba y necesita ajustes. Incluso los escoceses todavía barajan la posibilidad de un referéndum que diga si el país vota por seguir emparentado con Inglaterra si es que el Brexit se hace realidad. Por otro lado ha surgido una moción de Escocia que cuestiona un posible regreso del RU a la UE… sin la aceptación sufragada de ésta. Incluso un cambio de fecha de salida (29.3.2019) tendría que someterse a votación en la UE. La cuestión está ante el Tribunal de Justicia de la Unión. Irlanda ha sido y seguirá siendo miembro de la UE, pero tiene convenios financiero-comerciales con el RU que si éste se separa en grado X o Z de la UE, Irlanda tendría que ajustarse… lo que no ha de ser fácil.

Volviendo al Brexit y la PM, R. Hutton de Bloomberg news dice que el debate para llegar a lo que se ha venido a llamar el “voto significante,” empezará: (1) el martes 4 de diciembre y durará cinco días de ocho horas diarias con una interrupción del 7 al 9 del mes; (2) cada día del debate será conducido por un ministro del gabinete que versará sobre su área de responsabilidad; (3) la votación empezará a las 19:00 horas del martes 11 de diciembre; (4) la Cámara de los Comunes votará sobre las enmiendas que deberán modificar las propuestas del gobierno incluyendo la de llamar a un nuevo referéndum, o para que el gobierno negocie una unión aduanera con la UE; (5) cada votación habrá de tomar 15 minutos; (6) finalmente los Comunes deberán votar sobre la moción del gobierno incluyendo las enmiendas que hayan sido aprobadas. Por otro lado el Gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, acaba de decir a la BBC que gran parte de la economía británica no está preparada para afrontar un Brexit desordenado que no sea debidamente acordado con la UE.

Un sereno análisis de la situación daría como resultado la necesidad de un segundo plebiscito que, de revertir el resultado del Brexit, rescataría el proceso de unión de los países europeos. La desunión de ellos fue terreno fértil para dos horrendas guerras mundiales. La desunión de la América Latina la mantiene débil. En tanto que la unión, a como dé lugar, hizo a EEUU… y al mismo RU. A propósito, en pos de unir, en marzo de 2018, 44 líderes de gobiernos africanos firmaron el esquema de un mercado continental de bienes y servicios integrado, AfCFTA. Desunir en última instancia es debilitar.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>