Publicado el: Vie, Abr 8th, 2016

La publicidad británica, contra la extrema delgadez

1459954649_643107_1459954838_noticia_normal_recorte1
La extrema e “insana” delgadez de una de las modelos ha provocado el veto de un anuncio de Gucci en Reino Unido, que no podrá volver a ser exhibido. La imagen concebida por la firma italiana para un público “adulto y sofisticado” es tildada en cambio de “irresponsable” por el organismo británico regulador de la publicidad, donde se subraya la desproporción del torso mínimo de la maniquí con la cabeza, además del rostro demacrado.

 

La decisión de la Autoridad de Estándares de la Publicidad (ASA, en sus siglas inglesas) tiene su origen en una queja recibida a raíz de la aparición de la publicidad en la web de The Times el pasado diciembre. El vídeo de su colección crucero para esta primavera-verano mostraba a varios modelos bailando, para acabar con una serie de fotografías individuales, entre las que se incluía la instantánea de la discordia: el maquillaje oscuro y la propia expresión de su protagonista le hacen parecer “cadavérica”, aduce el ente regulador que también censura un físico delgado en extremo y al que el vestido estampado no aporta apenas volumen.

“Se trata de una cuestión subjetiva”, alega la compañía responsable de la campaña en la que se procuró que la osamenta de la modelo, a la que califica sencillamente de “esbelta”, no fuera visible. Aún así, Gucci no ha conseguido soslayar una prohibición de la que ya fue objeto el año pasado otro anuncio de la casa Saint Laurent precisamente por las pronunciadas costillas de la maniquí y por unas piernas reducidas a la mínima expresión. También la firma Miu Miu –filial de Prada- vio vetada la imagen de una joven recostada en la cama y en actitud seductora, denunciada por la ASA como la sexualización de una modelo que parecía una niña (aunque no lo fuera: Mia Goth tiene 22 años).

A pesar de ese y otros gestos del organismo regulador de la publicidad, la proliferación de modelos extremadamente delgadas sigue siendo un asunto no resuelto en Reino Unido que divide a la industria de la moda y al mundillo político. Los diputados del Parlamento británico estudian desde hace varios meses la aprobación de una ley que impida el desfile de las maniquíes que respondan a esos parámetros irreales y dañinos, aunque esa idea lleva planteándose desde hace años y nunca ha conseguido ver la luz. Mientras un petición en ese sentido sigue acumulando firmas en la web change.org, las grandes firmas o famosas diseñadoras como Victoria Beckham siguen explotando ese tipo de imágenes rayanas en lo enfermizo.

La ex Spice Girl utilizó en una de sus campañas del 2015 a un grupo de modelos que, al margen de la delgadez marca de la casa, presentaban unos rostros pálidos hasta lo escalofriante, adoptando además posturas que evocaban a seres inertes. Qué menos podía esperarse, ironizan sus críticos, de una diseñadora que solo se alimenta de verduras al vapor para no acumular ni un miligramo de grasa.

http://elpais.com/

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>