Francisco Nicolás se ha empadronado en Las Palmas, donde paga 2.800 euros al mes por vivir en el edificio más caro de la ciudad.

Francisco Nicolás llegó el pasado jueves a los juzgados madrileños de Plaza Castilla con el rostro bronceado y sonriente. Tenía que declarar en calidad de testigo ante el juez Arturo Zamarriego para aclarar quién grabó ilegalmente una conversación entre dos agentes del CNI y el ex jefe de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas, que investigó al joven de forma presuntamente irregular. Nicolás llegó a la sede judicial pasadas las nueve de la mañana en taxi desde el aeropuerto de Barajas. No venía de viaje, sino de su nuevo lugar de residencia: Las Palmas de Gran Canaria. El veinteañero decidió mudarse hace un mes a la isla para refugiarse de la presión mediática y poner en marcha nuevos proyectos.

La decisión de Francisco Nicolás es tan firme que se ha empadronado incluso en la isla, con lo que también se beneficia de vuelos al 50 por ciento de descuento a la península cuando tiene que viajar por sus compromisos televisivos. Éstos le han granjeado en lo que va de año unos ingresos cercanos a los 300.000 euros, quele están permitiendo vivir como un marajá en territorio insular. Nicolás se ha alquilado un lujoso apartamento con opción a compra por el que paga 2.800 euros al mes en el edificio Woermann, el más exclusivo de Las Palmas y con vistas a la conocida playa de las Canteras, donde el muchacho suele tomar el sol.

Su inmueble cuenta con tres habitaciones, muebles de diseño, estanterías con botellas de whisky de primer nivel, obras de arte vanguardista y domótica de última generación. Unas instalaciones de última generación similares a las que tenía en el chalé propiedad de Kyril de Bulgaria en el barrio madrileño de El Viso en su época de mayor esplendor. Si en aquella casa contaba con dos mayordomos filipinos, en su apartamento canario, al ser de menor espacio, ha contratado a una asistenta doméstica que le cocina y le limpia la casa porque Nicolás no es muy aficionado a las tareas del hogar.

¿Cómo se mueve por la isla?

El joven se mueve por la isla con chófer y los desplazamientos entre islas los ha llegado a realizar en jet privado. De hecho, hace unos meses fue visto atravesando la pista de aterrizaje del aeropuerto grancanario como toda una celebridad. “Estoy recuperado el poder que tenía antes”, se jacta en conversación con LOC. Pero, ¿por qué decidió irse a Las Palmas? La historia se remonta a las pasadas Navidades cuando el veinteañero conoció al presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez. Estrecharon lazos hasta el punto de que Nicolás entró en Gran Hermano con un pin del club de fútbol y salió de la casa de Guadalix de la Sierra con una bufanda del equipo canarión.

El empresario le recomendó que se desplazase a la isla para iniciar sus nuevos negocios. Entre ellos, la puesta en marcha de una productora de televisión en Gran Canaria, un restaurante en Las Palmas y un empresa llamada G8 Canarias con la que, según aclara Nicolás, quiere “conseguir que las Islas Canarias sean la plataforma entre África y Europa y se conviertan también en la nueva Silicon Valley”. “Tengo contacto con algunos presidentes de países africanos y con empresas tecnológicas que querrían beneficiarse de la zona ZEC donde las empresas tributan al 4%, el impuesto de sociedades más bajo de toda Europa”, explica Nicolás.

Pero no sólo tiene en marcha estos negocios.El joven también está inmerso en un proyecto de distribución de aceite ecológico de Maimona (Badajoz) y de una ginebra premium llamada London dry gin, esto último con los dueños de licores Álvarez, una de las mayores distribuidoras de alcohol de España. También es socio de una agencia de comunicación con un directivo del FC. Barcelona y uno de los socios de Byhours, la empresa española que ha revolucionado el sector hotelero con la opción de contratar las habitaciones por horas.

Pero la conexión del joven con Las Palmas no sólo vino por el mandatario del equipo de fútbol. Varios familiares del pequeño Nicolás residen allí e incluso el joven veraneó durante su infancia en la isla. Según cuenta, con sólo 11 años llegó a presentarse ante el por aquel entonces alcalde de las Palmas y ex ministro,José Manuel Soria, para ofrecerle “un proyecto que mejorase conexiones aéreas entre las islas”. “Era conocido de mi tío y le planteé aquello porque la compañía Binter todavía no estaba muy establecida”, cuenta.

Fran, como le gusta que le llamen, se siente muy querido en la isla y se ha hecho un incondicional de la Unión Deportiva Las Palmas. El joven se sacó el abono más caro del estadio (2.000 euros la temporada completa) e incluso canceló algunos bolos en discotecas cuando el club de sus amores jugaba contra algún grande.

“Me siento muy querido en la isla y la veo con mucha proyección. Tengo muy buenas amistades aquí con empresarios”, comenta el joven, que podría estar a punto de cerrar una programa de televisión con Mediaset. Parece que se avecina una época de buenas noticias para Nicolás, pues el fiscal de su caso ha pedido apartar a los policías por “extralimitarse en sus funciones”.

Como siempre, que cada uno saque sus propias conclusiones.

Fuente: Actualidad Venezuela