Publicado el: Jue, Nov 5th, 2015

La viuda de Robin Williams: “No fue la depresión lo que le mató”

RobinWilliams

Susan Schneider, la viuda de Robin Williams, responsabiliza a la demencia con cuerpos de Lewy (DCL), enfermedad neurodegenerativa que sufría el conocido actor, como responsable de su muerte

Susan Schneider, la viuda de Robin Williams, ha hablado entre lágrimas de su última conversación con su esposo en la primera entrevista que concede tras el trágico fallecimiento del actor, en agosto de 2014 a los 63 años. “Buenas noches, mi amor”, fueron las últimas palabras que le dedicó el intérprete a su esposa antes de fallecer, según relata ella en la revista People. Schneider se ha referido también a la demencia con cuerpos de Lewy (DCL), la enfermedad neurodegenerativa que sufría el ganador de un Oscar por El indomable Will Hunting. “No fue la depresión lo que mató a Robin. La depresión fue uno de los 50 síntomas que tenía y fue pequeño”, asegura su viuda.

“Yo estaba en la cama y él vino a la habitación un par de veces. Me dijo ‘buenas noches mi amor’ y se marchó con su iPad. Parecía que tenía algo que hacer y pensé: ‘Esto significa que está mejorando’. Y esa fue la última vez”, ha relatado Schneider en la entrevista a la revista norteamericana. La DCL es la enfermedad neurodegenerativa más común después del alzhéimer y causa fluctuaciones en el estado de ánimo, alucinaciones y deterioro de la función motora. “Se presenta como un juego de pinball; no sabes exactamente qué estás buscando”, dice la pareja del actor.

Los síntomas que sufría Robin Williams a causa de su afección empeoraron en los meses previos a su suicidio. “Experimentó ataques de ansiedad que lo paralizaban. Una vez, calculó mal al cerrar una puerta y acabó con la cabeza ensangrentada y rigidez muscular y era incapaz de decir qué le había pasado. Sin embargo, su equipo de médicos no pudieron identificar qué le pasaba hasta que le realizaron la autopsia”, cuenta Susan.

Durante aquellos duros momentos, la familia no sabía a quién culpar o cómo solucionar lo que le pasaba al protagonista de El club de los poetas muertos, pero su esposa ha reconocido que ahora sabe que los doctores estaban haciendo lo correcto. “Es solo que esta enfermedad era más rápida y más grande que nosotros. El final era, de igual manera, la muerte”, explica. Susan Schneider ha contado que todo este sufrimiento le ha aportado conocimientos para poder ayudar a otras personas que sufran DCL. “Robin era muy consciente de que estaba perdiendo el juicio y que no había nada que se pudiera hacer al respecto. Pido a Dios que arroje algo de luz sobre la enfermedad que sufren millones de personas y sus familiares con ellos”, afirma la viuda.

La tercera esposa de Robin Williams no ha hablado, sin embargo, sobre la disputa por la herencia que mantiene con los hijos del actor. Aunque parece que ya ha llegado a su fin, la batalla ha sido larga. Zelda, de 26 años, Cody, de 23 y Zak, de 32, —hijos de los dos matrimonios anteriores de Williams— reclamaban a Schneider tanto dinero como propiedades y algunos recuerdos que su padre solía coleccionar.

Según explicaron los abogados de ambas partes, Susan Schneider se quedará con la mansión que compartió con la estrella en la zona de la bahía de San Francisco y además percibirá una manutención de por vida. La viuda también recibirá un reloj que el actor utilizaba siempre, una bicicleta que compraron durante su luna de miel y los regalos que les dieron en su boda.

http://elpais.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>