Publicado el: Sab, Oct 14th, 2017

La votación de este domingo será el punto de partida del proceso de transición en Venezuela

La transición en Venezuela comienza a definirse este domingo

Los venezolanos están convocados a unas elecciones plagadas de irregularidades que pueden influir significativamente en los resultados.
 La votación prevista para este domingo para elegir a 23 gobernadores de estados en Venezuela será el punto de partida del complejo proceso de negociación mediante el cual se pretende que en 2018 el chavismo admita realizar elecciones presidenciales legítimas.

El proceso de votación paralizó los encuentros entre los representantes del régimen de Nicolás Maduro y los integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). De los resultados de la votación (y de las condiciones en que se realice) dependerá la reanudación de estos encuentros exploratorios. Según Henry Ramos Allup (cuya aspiración presidencial se fortalece por la inhabilitación a Henrique Capriles Radonski y Leopoldo López) la prioridad después del 15 de octubre es definir el calendario electoral de 2018.

No obstante, el paso previo es la votación de este domingo, comicios que están plagados de irregularidades que pueden influir significativamente en los resultados.

Las decisiones de última hora del Consejo Nacional Electoral (CNE) han provocado la reacción de la comunidad internacional, con severas críticas de parte de los gobiernos de Chile, Canadá, Colombia y EEUU.

En el plano interno, el comportamiento de la autoridad electoral provoca que el politólogo y exrector del CNE, Luis Salamanca describa a este proceso de votación como unas “elecciones sucias”.

Medidas para beneficiar al PSUV

La lista de irregularidades técnicas y políticas es amplia pero destacan dos acciones que pueden aumentar la tasa de votos pro-oposición perdidos: 1) La negativa del organismo comicial de procesar las renuncias y sustitución de candidaturas provocando que en 19 estados permanezcan en los instrumentos de votación 45 candidatos de oposición que presentaron su renuncia dentro del lapso previsto en la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre). 2) A menos de cuatro días de la votación el CNE decidió cerrar 274 centros de votación y reubicar a más de 715.000 electores, sin la debida notificación. Esta decisión afecta a 22% de los electores del estado Mérida, (en la zona de Los Andes), a 11% de los votantes en Miranda (en el centro del país), 7% en Aragua (en el centro de la nación) y 6% en Lara (en el centro occidente).

Los resultados históricos de estos centros indican que en las últimas elecciones (parlamentarias del año 2015) el 78% de los votos emitidos en estos centros fueron para apoyar a los candidatos de oposición.

Dispuestos a participar en dictadura

La votación se produce en un clima de desaprobación a la gestión de Maduro, y a las condiciones del país. Según el último estudio del Venebarómetro 90% de los ciudadanos valoran negativamente la situación del país y 75% la labor del Jefe del Estado Nicolás Maduro.

Por otra parte, 77% de los venezolanos piensan que el CNE (y el resto de poderes públicos) reciben órdenes de Maduro. No obstante, los datos más llamativos de este estudio indican que 70% de los ciudadanos creen que el régimen de Maduro se ha convertido en una dictadura, mientras 75% está convencido que las elecciones son fraudulentas.

Sin embargo, a pesar de esta percepción 72% de los electores están de acuerdo en que la oposición participe en estos comicios como una forma de presionar al régimen de Maduro.

64% dispuestos a votar

Las elecciones regionales no suelen motivar a los venezolanos a participar. En los últimos tres procesos (2004, 2008 y 2012) la abstención promedio es de 48%. No obstante, estas votaciones tienen otros condicionantes. Por primera vez en 28 años la elección de los gobernadores se va a separar de la elección de las Asamblea Legislativas de cada entidad. La razón política para esta decisión es sencilla: En 2012 el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ganó la mayoría de los diputados regionales que fueron electos, al extremo que tiene el control de los parlamentos regionales de 22 de los 23 estados. En este sentido los gobernadores que sean electos este domingo estarán bajo el control legislativo de asambleas que responden a la dinámica política venezolano de hace 5 años, sin que exista precisión del momento en que se realizará esta elección.

Sin embargo, a pesar de estos condicionantes y de la insistencia del Jefe del Estado venezolano sobre la posible destitución de todos los gobernadores electos el 15 de octubre que no reconozcan a la Asamblea Nacional Constituyente las estimaciones de la firma Consultores 21 sugieren que 64% de los venezolanos están muy dispuestos a votar. Según C21 (si solo se considera la opinión de quienes están muy dispuestos a votar) 54% de los electores apoyaría a los aspirantes de oposición y 45% sufragaría por la oferta electoral del chavismo.

No obstante, el debate en Venezuela ya es mucho más complejo que la disposición a votar, porque a esta duda natural en países en donde el sufragio no es obligatorio se unen las dudas que existen sobre si los electores inscritos para poder votar en zonas con tendencia a apoyar a la oposición podrán ejercer su voto.

3,8 millones de votos en 2012

Los resultados del domingo se podrán leer de dos maneras muy específicas: La fuerza política que obtenga la mayor cantidad de gobernaciones y la fuerza política que obtenga el mayor número de votos nacionales. Esta segunda interpretación será clave para el proceso político y electoral de 2018.

En los últimos comicios regionales el chavismo ganó la elección bajo las dos premisas antes mencionadas. En ese proceso sus candidatos obtuvieron la victoria en 20 de las 23 gobernaciones en dispuesta, mientras en términos de votación nacional los aspirantes del PSUV capitalizaron 4.855.340 votos válidos mientras los candidatos de oposición (incluyendo en esta relación a Henri Falcón gobernador del estado Lara) lograron aglutinar 3.991.841 votos válidos.

Para la votación de este domingo las principales proyecciones de votación dan a la oposición la primera opción de triunfo, tanto en cantidad de gobernaciones, como en voto total. No obstante, puede darse el escenario (especialmente por los decisiones del CNE de última hora) que el chavismo obtenga la mayoría de las gobernaciones (las que territorialmente son más grandes) y aún así la oposición capitalice la mayoría de los votos nacionales, especialmente porque 53% de los electores habilitados para sufragar se encuentran concentrados en ocho entidades y en la mayoría la oposición tiene la primera opción de triunfo.

Fuente: Diario Las Américas

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>