Publicado el: Mie, Feb 24th, 2016

Las claves del MWC 2016: móviles modulares, refrigeración líquida y la conquista china

Batería extraíble del LG G5. EFE

Batería extraíble del LG G5. EFE

Puesto que cada vez exigimos más a nuestro smartphone, las compañías tecnológicas tratan de ingeniárselas para incluir en sus dispositivos detalles que aumenten su rendimiento y, por supuesto, nos resulten llamativos. Desde teléfonos a los que podemos cambiar las piezas en función de las necesidades hasta aquellos con un circuito de agua para refrigerar el teléfono y conseguir aumentar su potencial, algunos de los últimos ejemplos se han presentado en elMobile World Congress que se celebra estos días en Barcelona. Todo ello, con las firmas chinas siempre al acecho.

LG sorprendió con su móvil G5, un dispositivo modular o por piezas, un concepto en el que se viene trabajando desde hace tiempo pero que hasta ahora no habíamos visto en una de las grandes marcas. De esta manera, tenemos un teléfono que podemos diseñar a nuestro gusto, cuya batería se extrae con facilidad en otra pieza o que se convierte en una cámara o aparato de sonido independientes.

Samsung era una de las compañías más esperadas. La empresa surcoreana presentó sus nuevos móviles de la gama Galaxy, el S7 y el S7 edge. Estos nuevos dispositivos han destacado por los píxeles de su cámara, que permiten hacer fotos un 55 % más brillantes y con mejores condiciones en ambientes oscuros.

Pero no es lo único con lo que ha sorprendido Samsung. Aquellos que le dan un uso intenso al teléfono probablemente agradecerán los circuitos internos de agua que ayudan a refrigerar el móvil y su procesador (Qualcomm Snapdragon 820), ante los posibles sobrecalentamientos. Y si tienen muchas cosas que guardar también agradecerán la posibilidad de insertar nada más y nada menos que 200 GB de memoria externa en una tarjeta microSD.

Aunque si hablamos de mejoras en la cámara fotográfica hemos de hablar de Sony. Su nuevo aparato de la gama Xperia, el Xperia X, incluye la tecnología que tienen las cámaras fotográficas profesionales de la compañía japonesa, de la que destaca que se podrán hacer selfis en la oscuridad. El nuevo teléfono se complementa con Xperia Ear, un auricular con el cual podremos recibir información sobre el tráfico o el tiempo directamente en nuestro oído y que manejaremos con nuestra voz.

China al poder

Pero por muchas nuevas prestaciones que sumen a sus terminales las grandes marcas, aún hay que lidiar con un poderoso rival: China. Y aunque OnePlus no esté en el MWC y Huawei, el tercer mayor fabricante del mundo, no haya presentado finalmente su nuevo buque insignia, hay empresas que sí han acudido a Barcelona. Y lo que han presentado es para que las poderosas presten atención.

Por ejemplo, ZTE, que ha presentado el Blade V7 y Vlade V7 Lite, unos nuevos teléfonos de gama media que pueden llegar a un público más amplio (costarán unos 200 euros en España y México) con, encima, una apariencia muy similar a la del iPhone. Destaca que el 80 % de la pantalla frontal esté destinado a la pantalla y que la imagen sea Full HD, con una cámara trasera de 13 megapíxeles y una frontal de 5. No está nada mal para el precio que tiene. Lo apreciarán aquellos que quieren gastarse poco dinero en un móvil con prestaciones aceptables.

Xiaomi es otra de esas marcas. Presentará su gran móvil el miércoles por la mañana. La compañía destaca por los precios y las prestaciones de sus teléfonos, equiparables a las de muchas compañías ‘tradicionales’. Habrá que estar atentos a lo que enseñen.

Para llegar a un público más amplio, otras empresas apuestan por uno de los elementos que más quebraderos de cabeza da a los usuarios de smartphone: la batería. Es el caso de Oppo, que no ha presentado nuevo teléfono pero sí una batería de 2500 mAh muy jugosa: sus responsables aseguran que se puede cargar por completo en 15 minutos. Y ya sabemos la dependencia que tenemos de la batería, sobre todo los usuarios de iPhone. Atención a este móvil porque, según la compañía, con cinco minutos de carga ya se podría hablar durante dos horas.

Además, los amantes de la fotografía también deberían fijarse en Oppo: ha anunciado un nuevo estabilizador de imagen, el más pequeño del mercado según ellos, pues tan solo ocupa el grosor de dos hojas de papel. En tan solo 15 milisegundos se consigue fijar dicha imagen. Por otra parte, reduce el consumo de energía y la posibilidad de que el dispositivo se sobrecaliente.

Pero ya no solo viven de móviles estas empresas. Ya están atacando la cuota de mercado de otros dispositivos. Es lo que ha hecho Huawei, que se lanza al mercado de ordenadores portátiles. Su nuevo Huawei Matebook es un convertible portátil-tableta. Funciona con Windows 10 y pesa tan solo 640 gramos, con pantalla táctil de 12 pulgadas. Además, no lleva ventilador, por lo que hace muy poco ruido. De este modo, Huawei irrumpe con un producto atractivo (estará disponible en Asia, Europa y América del Norte en los próximos meses) en un sector, el de los convertibles, que ya representa el 10 % de las ventas totales de PC, según GFK.

Huawei compite directamente con gigantes del sector como Microsoft y Samsung. Más allá de las buenas prestaciones de su Matebook, también competirá en cuanto al precio: la Surface Pro 4 de Microsoft (con 12,3 pulgadas) cuesta 999 euros, mientras que Matebook tiene un valor de 799 euros. Sumándole los 149 euros que cuesta el teclado y los 69 euros del lápiz, la apuesta de Huawei sigue siendo más económica: 1.150 euros cuesta la Surface con el teclado.

En un mercado cada vez más competitivo y con usuarios cada vez más exigentes, las compañías tecnológicas tendrán que afianzar aquellas prestaciones que conquistaron a su público y acertar con nuevas prestaciones que les permitan robar alguna porción del pastel a sus contrincantes. Sin duda, no escatimarán esfuerzos para seguir sorprendiéndonos.

ÁLVARO HERNÁNDEZ CASTILLO |

http://elpais.com/

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>