Published On: Sab, Oct 19th, 2013

Las FARC se hacen mas fuertes durante las conversaciones de paz

-Las FARC tratan de mostrar músculo militar en medio de la negociación de paz

-La guerrilla colombiana multiplica sus atentados mientras sus conversaciones con el Gobierno avanzan lentamente en Cuba

 

 

Al lento avance de las negociaciones de paz entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se ha sumado en los últimos días una escalada de ataques de esa guerrilla en varias regiones del país. Las FARC lo han llamado el “octubre negro”, una operación que buscaría demostrar que no están debilitadas militarmente.

El martes por la noche, las FARC atacaron a balazos un bus de servicio urbano con pasajeros que iba por la carretera principal que comunica el centro del país con el Caribe, justo a la altura del municipio de Valdivia, en Antioquia. Varios guerrilleros, que las autoridades han identificado como integrantes del frente 18 de esa guerrilla, bloquearon la vía y cuando el conductor del bus intentó evadirlos, abrieron fuego matando a un estudiante de 22 años y dejando heridos a seis. Luego, colocaron un camión cargado de explosivos, lo que mantuvo la vía cerrada por más de 12 horas hasta que fue desactivado por miembros de la fuerza pública.

El sábado pasado, el presidente Juan Manuel Santos, en un consejo de seguridad de urgencia en Cartagena, mandó un duro mensaje a las FARC. “No crean que nos van a presionar”, dijo el mandatario, y ofreció una recompensa por información que logre prevenir próximos ataques. Hace diez días, Santos había anunciado que esa guerrilla estaba preparando ataques a “sitios emblemáticos”, como batallones del ejército.

“No crean que nos van a presionar”, dijo el sábado pasado el presidente Juan Manuel Santos

Cabe recordar que una de las reglas del actual proceso de paz que se adelanta en La Habana, es que no habrá un cese al fuego hasta que se logre un acuerdo final para la terminación del conflicto. Es por eso que mientras se negocia en La Habana, en Colombia sigue la guerra.

El domingo pasado, el frente 59 de las FARC atacó con explosivos la línea férrea por donde se transporta carbón en La Guajira, departamento fronterizo con Venezuela, lo que provocó el descarrilamiento de 43 vagones cargados del mineral. Ese mismo día, hicieron explota tres torres de energía de la Troncal del Caribe, también en La Guajira. Una semana atrás, el mismo frente guerrillero dinamitó un tramo del gasoducto Binacional Antonio Ricaurte, que transporta gas desde esta región hacia Venezuela.

También las FARC amenazaron con un paro armado en el departamento del Chocó, en el occidente del país, lo que paralizó el transporte vial y terrestre. En esa región incendiaron una avioneta, lanzaron una granada contra el puesto de policía de Bellavista, atacaron la base militar del municipio de Riosucio, donde un soldado resultó herido, y quemaron un bus de pasajeros y un camión.

La semana pasada, las FARC concentraron sus ataques en el Cauca, en el suroccidente del país. Detonaron una carga explosiva en una hidroeléctrica, lo que provocó la suspensión momentánea del fluido eléctrico en Toribío. También volaron otra torre de energía en un municipio al sur del departamento. A esto se suma que derribaron cuatro torres de energía más en los límites entre Cauca y Nariño, este último fronterizo con Ecuador. Allí, en el municipio de Tumaco, los habitantes estuvieron más de ocho días sin fluido eléctrico a principios de octubre, tras la voladura de varias torres de energía por parte de las FARC.

“Lo que demuestran las FARC es una gran debilidad”, opina un analista

Este jueves, en Arauca, al oriente, las FARC, en conjunto con la otra guerrilla colombiana, el Ejército de Liberación Nacional, ELN, hostigaron por cuarta vez una estación de policía lanzando granadas, y ahí murió un patrullero. También serían los responsables de bloquear una vía en ese departamento.

“Quieren mostrar que todavía tienen iniciativa y protagonismo armado, pero lo que consiguen es demostrar su enorme debilidad y cómo están de lejos de los objetivos que atacaron en el pasado”, le dijo a este periódico Camilo Echandía, analista del conflicto armado colombiano.

Un informe publicado recientemente por la Fundación Ideas para la Paz, FIP, que comparó las acciones armadas de las FARC en las tres últimas negociaciones de paz para saber qué tan fortalecidas llegaron a La Habana, concluyó que el esfuerzo militar que utilizan hoy es mucho menor, ya que han concentrado su accionar en activar artefactos explosivos y en volar tubos de oleoductos, torres de energía y vías férreas. Según el informe, la nueva táctica de guerra de esa guerrilla consiste en “golpear en pequeños grupos, realizar sabotajes y/o ataques contra infraestructura económica, y volver a la retaguardia”.

El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>