Publicado el: Vie, May 5th, 2017

Las Mentiras del Socialismo como único recurso de subsistencia gubernamental


Dr: Rafael Tobías Blanco Vilariño*

Si en estos 18 años de falsos ofrecimientos y de perversas mentiras, no ha despertado tu inconformidad con el Socialismo del S.XXI, es por que no vives en Venezuela, eres un Colectivo o formas parte directa con el Régimen. Por ello, creo prudente recordar a los jóvenes alumnos que nacieron o eran muy niños cuando se implantó en 1999 este hoy “Régimen de los Fracasado” y que hoy teniendo entre 20 y 25 años de edad, desconocen totalmente las grandes diferencias entre el Socialismo del S.XXI y la Perfectible Democracia. Y, el por qué están sufriendo en carne propia su Slogan: “Patria, Socialismo o MUERTE”. En Democracia, podemos y debemos influenciar en las decisiones que tome el Estado, debido a tú condición de ser libre pensador y a tú libertad de expresión. En el Socialismo no puedes hacerlo, so pena de ser declarado hereje o traidor al sistema; motivo por lo que el ciudadano debe ser obligatoriamente un ser indiscriminadamente sumiso y mono-pensante. En la Democracia, el militar debe ser Constitucionalista, apolítico y dedicado a su superación profesional, brindar protección a la integridad territorial y el hacernos respetar las leyes; en el Socialismo, amen de no poder ser un libre pensador, se le impide o se le dificulta su superación profesional si no se declara sumiso al régimen y se le somete a cumplir funciones y labores degradantes y no acorde con su rango y profesionalismo. En la Democracia, la condición Moral y Cívica, es una gran reserva de fuerza de la que dispone la nación como pueblo culto y libre pensador; En el Socialismo, al ser un sistema autocráticos o tiránicos, debido a que en este sistema, está prohibido el enciclopedismo, debido a que la cultura cívica induce al ciudadano al justo reclamo; por ello, en el Socialismo la moral y la intelectualidad es muy blanda y debe estar sometida a lo que disponga o imponga el Dictador; motivo por el cual el ciudadano carece de autoestima y del derecho a discernir con las ideas del gobierno; por ello se dice, que este sistema es “Destructor de Civilizaciones” y es casualmente a lo que los venezolanos nos estamos oponiendo. El mejor ejemplo de esa resistencia lo tenemos en la caída del Muro de Berlín y la desintegración de la URSS.
En resumida cuenta, el Social-fascismo, es un sistema donde el ciudadano es un simple cortesano del Monarca, donde debes hablar a baja voz, el decir hipócritamente a tu soberano solamente las cosas que a él le agraden, debes admitir y aplaudir todo los actos y sugerencias así estas sean anti-populares so pena de perder el cargo; así seas hombre de a pie, profesional o militar. Mientras que en el Sistema Democrático, todo ciudadano honesto y libre pensador, así seas un servidor público, puedes actuar contrariamente, si crees que lo solicitado por el mandatario, no es prudente ni beneficioso para la Nación. Por ello, en el sistema Democrático se dice que:”La política es la ciencia de las posibilidades”; en el sentido de que todo político debe razonar muy bien sus decisiones, antes de darlas a conocer al Soberano Pueblo Elector; el mejor ejemplo de esta verdad, lo estamos viviendo los venezolanos, cuando el día 1-de Mayo del 2017, el Obrero de Miraflores solicitó una “Asamblea Constituyente Comunal” y el pueblo venezolano (80%) de inmediato lo rechazó, por ser violatorio de nuestra dignidad ciudadana y sabiendo nosotros el que la situación actual del país, es producto de 18 años de violación constante de nuestra Constitución por el poder Ejecutivo, por el TSJ, por el CNE y por el sumiso alto mando militar, el cual próximamente lo escribiremos en Mayúscula.
Por tales motivos, no se justifica una nueva Constitución y mucho menos el hacerle ninguna reforma. En ella, está muy bien contemplada, que el gobierno debe respetarla y cumplir sus leyes y en la misma, está muy bien contemplado el que solamente el Soberano puede solicitar la sustitución del presidente, si este incumple por incompetencia, ignorancia, demencia o por traición a los principios Democráticos en ella muy bien especificadas. Esto último es la causa de esa demente y traicionera idea de desear imponernos una “Asamblea Constituyente Comunal”
Mantengamos un NO contundente contra la “Asamblea Constituyente Comunal”, mantengamos nuestra actual conducta acorde con la Constitución Nacional vigente, mientras no se restituya el Hilo Constitucional. ¡VOILA!

* Médico Microbiólogo Clínico.
Universidad de Carabobo- Valencia- Venezuela.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>