Publicado el: Mie, Nov 4th, 2015

Las verdades del libro “Disparen a Matar”

gustavo azocar
Libro del periodista Gustavo Azócar

Prefacio

Lo que usted encontrará en las páginas de este libro, apreciado lector, no constituye un secreto de estado. Son documentos que se entregan todos los días a los estudiantes de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela. Algunos de esos estudiantes, abrumados, asombrados y disgustados, por la forma como se les pretende “lavar el cerebro” dentro de una institución militar venezolana, conversaron con el autor en Caracas, y entregaron copia de todos los papeles que el lector verá reproducidos aquí.
Tras haber terminado de revisar todos y cada uno de los materiales que me fueron entregados por oficiales de la FANB, llegué a una sola conclusión: los integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) están siendo adoctrinados, ideologizados y entrenados para disparar, y si es necesario, matar a todo aquel que se oponga a la instauración de un régimen socialista –yo digo que es comunista— en Venezuela.
Bajo el gobierno de Hugo Chávez Frías y ahora en medio de la administración de Nicolás Maduro, la FANB se ha estado preparando para enfrentar 4 escenarios: 1) una supuesta invasión por parte del Ejército de Estados Unidos, anunciada por el gobierno desde hace más de diez años; 2) una guerra popular prolongada, guerra de guerrillas o guerra de todo el pueblo para la cual están entrenando a milicianos y los llamados cuerpos combatientes, y que se supone se va a desatar después que lleguen los invasores; 3) un estado de excepción, estado de conmoción, o estado de alerta general, que podría ser decretado por Nicolás Maduro como una medida desesperada para evitar las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015; y 4) un estallido social, similar al ocurrido el 29 de febrero de 1989, como consecuencia de la difícil situación económica, política y social que se vive en el país.
El adoctrinamiento en el seno de la FANB no es nuevo. Los militares activos con quienes hablé en Caracas, y en otras tantas ciudades del país, confirmaron que este proceso se viene llevando a cabo desde el año 2002, luego del fallido golpe de estado contra el Presidente Hugo Chávez. El plan de ideologización, de acuerdo con fuentes vinculadas a la propia FANB, fue ideado por un grupo de “asesores cubanos” especialmente enviados a Venezuela por el dictador Fidel Castro Ruz. La intención es obvia: se trata de formar “política e ideológicamente” a los integrantes de la FANB para afiliarlos al modelo “socialista y anti imperialista” que se pretende instaurar en Venezuela, y que se ha dado en llamar Socialismo del Siglo XXI.
Apreciado lector: lo que usted verá en este libro, probablemente no lo encontrará en ningún otro texto. El material que se encuentra en las páginas siguientes es totalmente exclusivo. Es un compendio de las clases (presentaciones en power point) y los materiales (guías de estudio) que reciben los miembros de la FANB dentro de las aulas de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela en la ciudad de Caracas.
Es muy importante aclarar que este no es un material CLASIFICADO. Tampoco es un material CONFIDENCIAL o SECRETO. Esto lo decimos para anticiparnos a posibles acciones por parte del gobierno venezolano hacia el autor de este libro, o hacia las personas que colaboraron con nosotros haciéndonos entrega de todos los documentos que usted encontrará aquí. Cuando este libro salga a la luz pública, no faltará algún trasnochado comunista que diga que la difusión de estos materiales constituye una traición a la patria.
Por ello es mejor adelantarse: publicar las clases que reciben los alumnos de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela NO ES TRAICION A LA PATRIA. Todo lo contrario: es un gran favor que le hacemos a la patria y al mundo entero, para que no exista una sola persona en Venezuela, o en cualquier lugar del mundo que no se entere del gravísimo daño que se le está haciendo a la Fuerza Armada Venezolana. Nuestra intención, al hacer públicos estos materiales, es una sola: poner en evidencia el Plan Comunista que se está llevando a cabo dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.
Sólo hemos querido alertar a la opinión pública nacional e internacional sobre el grave peligro que se cierne sobre Venezuela, y especialmente sobre millones de venezolanos que se oponen al denominado Socialismo del Siglo XXI, como consecuencia de la utilización de nuestras gloriosas Fuerzas Armadas como instrumento armado para acallar, hostigar, apresar y, de ser necesario, matar a quienes no compartimos el comunismo como forma de vida.
El 10 de febrero de 2015, publiqué en el prestigioso diario ABC de España, un reportaje en el que adelanté parte del contenido de este libro. Mi idea inicial fue hacer una serie de reportajes y publicarlos en medios de comunicación del mundo entero, donde se pudiera dar a conocer la terrible situación por la que atraviesa la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, como consecuencia del proceso de adoctrinamiento, ideologización y lavado cerebral que se viene aplicando a sus integrantes. Pero ante la enorme cantidad de material que tenía a la mano, me incliné por escribir este libro que pongo en manos de los acuciosos lectores de Venezuela, América Latina y el mundo.
El reportaje publicado en ABC de España, y la situación de permanente violación a los derechos humanos que se vive todos los días en Venezuela, contrasta mucho con la versión ofrecida pocos meses después por el General Vladimir Padrino López, máxima autoridad militar venezolana, quien a mediados de julio de 2015 dijo que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es la que se encuentra mejor educada en materia de DDHH en todo el continente americano.
El ministro de la defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, declaró que “la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es la que tiene la mejor formación para los Derechos Humanos en todo el continente americano (…) Siempre hemos respetado y siempre respetaremos los DD HH en el país. Nosotros sólo hemos operado cuando las policías municipales y estadales no pueden controlar las situaciones de desorden público”. (1)
Padrino López, dijo, el pasado 24 de julio, algo mucho más grave, en un país que se supone democrático y en el que la FANB tiene grandes responsabilidades, entre ellas, la de ejecutar el PLAN REPUBLICA, que faculta a los militares para custodiar el proceso electoral del venidero 6 de diciembre de 2015 en el cual se escogerá a los nuevos integrantes de la Asamblea Nacional de Venezuela. Padrino dijo, durante un acto celebrado en el Panteón Nacional, “que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana está unida detrás del presidente Nicolás Maduro y del proyecto bolivariano de Hugo Chávez (…) Sinceramente y objetivamente Venezuela está siendo tan amenazada hoy en día como lo estuvo hace 200 años y más por el imperio, por aquel entonces, español. Si algo nos revitaliza a nosotros los soldados es conectarnos con la historia (…) es traer esa voluntad de vencer del pasado al presente. Es darle la cara al país en respaldo unitario a nuestro comandante en Jefe y presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, quien está al frente del único proyecto que es posible hoy en día para seguir teniendo patria, que es el proyecto bolivariano, el proyecto de Hugo Chávez (…) Es el único proyecto posible, factible, viable, para seguir por el camino de la independencia, de la patria y por eso estamos aquí nosotros, queridos compañeros de armas”.

Nuestro temor es que la FANB se esté preparando para reprimir y combatir a todo venezolano que no esté de acuerdo con el proyecto bolivariano de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Nuestro temor es que la FANB arremeta y dispare contra cualquier venezolano que esté en desacuerdo con ese proyecto que defiende Padrino López. Ese es el tema central que abordamos en los 21 capítulos de este libro. La gran pregunta es: ¿Qué hará la FANB que dirige Padrino López con los 12 millones de personas que no han votado por el proyecto revolucionario y socialista que defienden a capa y espada los militares?
El reportaje publicado por nosotros en ABC de España es el siguiente:
“Los militares venezolanos están siendo formados en las aulas de instituciones educativas pertenecientes a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en un nuevo modelo de control militar sobre el orden público, el cual incluye «el uso de la fuerza potencialmente mortal».
Así figura en documentos que se utilizan en la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela, elaborados por personal cubano. La violencia se justifica en parte por el supuesto temor de que una inestabilidad del Gobierno venezolano fuera aprovechada por Colombia para una invasión, apoyada por Estados Unidos. La advertencia sobre una «intervención extranjera» está siendo especialmente repetida los últimos días por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, aparentemente como medio para que el chavismo cierre filas en torno a él.
«El 27 de enero se facultó a soldados a usar armas en las manifestaciones»

Ese adoctrinamiento lleva ya unos años produciéndose, pero cientos de documentos ahora obtenidos lo ponen especialmente de manifiesto. Además, el contenido de esos textos de manuales y guiones de clases cobra gran actualidad a la luz de la resolución impulsada por Maduro el pasado 27 de enero, por la que el Ministerio Popular para la Defensa facultó a los soldados a utilizar sus armas para controlar manifestaciones públicas.
Esa resolución ha levantado una polvareda en toda Venezuela, toda vez que faculta a soldados y militares a disparar y, eventualmente, matar a personas que se manifiesten contra el orden establecido. Entre febrero y mayo de 2014 fallecieron 46 personas durante manifestaciones en Venezuela sin que existiera una resolución como esa. Ahora los acontecimientos podrían ser mucho peores si hubiera nuevas protestas por las graves dificultades económicas y sociales del país.
El Gobierno de Maduro se ha defendido aduciendo que la resolución solo dicta las normas sobre la actuación de la FANB en funciones de control del orden público, la paz social y la convivencia ciudadana en reuniones públicas y manifestaciones.
Modelo de control militar

Pero es apenas la punta del iceberg. Lo cierto es que debajo de esa resolución se esconde un gigantesco bloque que no es precisamente de hielo: es un nuevo modelo de control militar sobre el orden público, enseñado en las aulas de instituciones educativas militares, que prevé el uso de medios letales, «bien con el arma de fuego o con otra arma potencialmente mortal».
Los cientos de documentos revisados, aprobados por el Comando Estratégico Operacional de la FANB, demuestran que esta no solo se ha venido preparando para usar armas de fuego contra personas que protesten contra el Gobierno. También se prepara para un despliegue territorial cuya excusa sería una supuesta agresión de Colombia, seguida de una invasión de EE.UU., en lo que se califica de «guerra popular prolongada», o bien cualquier otra situación que pretenda «desestabilizar al Gobierno y sus instituciones».
Los documentos, la mayor parte de ellos producidos entre 2009 y 2012, hablan de la instauración de un nuevo sistema defensivo territorial que será puesto en marcha «en caso de graves alteraciones del orden público y otras acciones que pretendan desestabilizar el país».
Se trata de un «nuevo pensamiento militar venezolano», empeñado en acabar con las fuerzas armadas que previamente existían en Venezuela, pues estas estaban «al servicio de la oligarquía dominante», de acuerdo con la terminología utilizada.
«Se pretende desarrollar un concepto de guerra popular de resistencia»

La nueva doctrina y pensamiento militar venezolano, según los textos aprobados por el Comando Estratégico Operacional, sostienen que «la revolución ha entrado en una fase antiimperialista, que requiere ser profundizada y consolidada mediante la actualización doctrinaria de la actividad militar en un esquema defensivo de guerra asimétrica (…), la consolidación de una nueva forma de organización popular llamada Cuerpo de Combatientes y el desarrollo del concepto de guerra popular de resistencia».
La FANB propone crear consejos regionales y locales de seguridad para proteger la revolución. Una charla realizada por el general de brigada Rodrigo Morales Medina, y aprobada por el Comando Estratégico Operativo, mediante el Centro de Estudios Tácticos, Técnicos y Logísticos, sostiene que «si hay un escándalo en la calle, si hay un mitin escandaloso con ataque a una casa, ya es reprimible». La ponencia estima que algunas de las alteraciones del orden público «conllevan peligro contra la estabilidad del Gobierno o de las instituciones públicas».
La presentación alega que la FANB debe estar preparada para varios supuestos, entre ellos: prevención y represión de motines y alteraciones del orden público; detención de simpatizantes con el enemigo; represión de huelgas de todo tipo; disolución de reuniones prohibidas; control de actividades de elementos sospechosos, y destrucción de focos de agitación.
Una intervención de EE.UU.

En la línea de las advertencias que estos días está haciendo el presidente Maduro, sobre una supuesta intención de Washington de propiciar una invasión, los documentos usados en la enseñanza militar insisten en inculcar a soldados y mandos la idea de que EE.UU. estaría creando las condiciones políticas y estratégicas para intervenir militarmente en el país.
Los papeles de las FANB sostienen que la invasión comenzará con una etapa de crisis, durante la cual se crearán las condiciones políticas y técnico-militares para desestabilizar el país. Luego vendría una guerra limitada entre Venezuela y Colombia, la cual se iniciaría por la frontera, en los estados Táchira y Zulia, y posteriormente se produciría la invasión militar de Estados Unidos.
«Se habla de una escalada de la agresión de guerra psicológica»

Se habla de una «escalada de la agresión de guerra psicológica con el empleo de medios de difusión masiva que incluiría la agresión radial y televisiva desde plataformas militares y el incremento de la exploración de todo tipo contra objetivos políticos (de dirección) y militares específicos».
«Es probable que el enemigo desde tiempo de paz pueda llevar a cabo golpes aéreos limitados (GAL) contra objetivos previamente seleccionados. En esta primera etapa, los GAL estarían dirigidos a incrementar las tensiones (escalar) en la crisis, y a llevar a grados superiores la guerra sicológica. Por esta razón los GAL estarían principalmente dirigidos a objetivos muy específicos que pudieran estar relacionados con el “motivo” de la crisis y con sensibles objetivos estratégicos», alega el documento del Comando Estratégico Operativo.
La documentación obtenida habla también de «construir la nueva Doctrina Militar Bolivariana para librar con éxito una Guerra Popular Prolongada ante una hipótesis de guerra del imperio (norteamericano) contra la República Bolivariana de Venezuela».
Uno de los elementos que más destaca entre los centenares de documentos es el componente ideológico y doctrinario. La presencia de asesores cubanos dentro de la Fuerza Armada venezolana, denunciada por militares no afectos a la revolución, ha surtido efecto: ahora se habla de un «nuevo pensamiento y doctrina militar bolivariana», una doctrina defensiva, sustentada en el ideario bolivariano y concebida con base en la guerra popular prolongada.
Uno de los papeles habla de Moral y Luces: «Desarrollar una formación política e ideológica en el personal de la FANB, milicia bolivariana y al resto de la población, basado en concepciones y profundo sentido patriótico y revolucionario».

(Lo puede conseguir en Amazon)

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>