Publicado el: Dom, Sep 27th, 2015

Latinos piensan que el Papa ha hecho renacer la posible legalización de los indocumentados

Los latinos creen que el Papa cambió el debate migratorio
“Les pido que no olviden que, al igual que los que llegaron aquí antes, ustedes traen muchos dones a su nueva nación. Por favor no se avergüencen nunca de sus tradiciones”, dijo Francisco

Marta es mexicana, Silvina y Carlos son argentinos y María Cecilia y Lorena son chilenas. Todos viven en Estados Unidos, uno solo indocumentado, y creen que la visita del Papa Francisco “tocó” a quienes rechazan una reforma migratoria.

Miles de latinoamericanos se dieron cita este sábado en el Independence Mall de Filadelfia, la cuna de Estados Unidos y lugar de la declaración de la independencia en 1776, para escuchar al Sumo Pontífice argentino hablar de inmigración y libertad religiosa.

“Muchos de ustedes han emigrado a este país con un gran costo personal, pero con la esperanza de construir una nueva vida. No se desanimen por las dificultades que tengan que afrontar”, les dijo Francisco, recibido con una ovación y que besó a niños y bebés que le acercaban al papamóvil.

“Les pido que no olviden que, al igual que los que llegaron aquí antes, ustedes traen muchos dones a su nueva nación. Por favor no se avergüencen nunca de sus tradiciones”, agregó.

Para un compatriota del Papa, Carlos Moreta, “fueron muy importantes las charlas que (Francisco) tuvo en Washington” sobre inmigración.

“Me parece que los tocó. Es una persona muy importante y los puso en un compromiso”, dijo a la AFP este hombre de 62 años que trabaja en la distribución en un periódico local de esta ciudad del este del país.

A su lado, Silvina Ríos, de 37, también argentina y madre de un niño, asiente: “Espero que pueda ablandar los corazones de los congresistas. Ojalá haya un antes y un después”, afirma esta mujer que trabaja como niñera.

Desde su llegada a Washington, que incluyó una visita el miércoles al presidente Barack Obama en la Casa Blanca y un inédito discurso el jueves ante las dos cámaras del Congreso, Francisco ha insistido en la dignidad y valor de los inmigrantes, tanto legales como indocumentados.

El viernes, en Nueva York, el Papa protagonizó un momento de mucha emoción con niños e inmigrantes en una visita a la escuela católica “Our Lady Queens of Angel” de East Harlem, tradicional barrio desfavorecido de mayoría latina.

“Va a haber un cambio”

Para Marta Domínguez, mexicana de Jalisco y que vive en Norristown (32 km al norte de Filadelfia), Francisco “puede interceder para ayudar a los inmigrantes y frenar las deportaciones”.

“Tenemos fe. Tiene mucha palabra de convencimiento”, dice esta madre de dos niñas que llegó muy temprano al parque frente a la casa de la independencia junto con otros 200 miembros de la organización “Vamos Juntos”, que lucha precisamente por los inmigrantes y los derechos humanos.

La esperanza de Marta es compartida por Lorena Pablopulos, una chilena de 52 años que lleva 14 en Estados Unidos y se acercó a ver al Papa con su hermana María Cecilia, de 55 y con 30 en el país.

“Va a haber un cambio, aunque lleve un tiempo. Con su visita hemos ganado en respeto”, señala Lorena, que también trabaja como niñera.

“Llegó a los corazones. Hasta lo hizo llorar”, dice a su vez María Cecilia en referencia a las lágrimas y posterior renuncia del presidente de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense, el conservador John Boehner.

Su partido se opone a la reforma migratoria impulsada por Obama para abrir la vía a la ciudadanía a los 11 millones de indocumentados, principalmente latinos.

Validar la identidad

Los latinos ocupan un porcentaje cada vez mayor entre el 20,8% de los estadounidenses católicos, según un estudio publicado este año por el Pew Research Center.

Del 29% en 2007 han pasado a representar el 34% en 2014. De su lado, los “blancos” han retrocedido del 65% al 59% en siete años.

El hecho de que Francisco pronuncie la mayoría de sus discursos y homilías en español es un “reconocimiento a la poderosa y vivaz fe latina”, dijo a AFP Christopher Born, director de la Escuela de Teología y Estudios Religiosos de la Universidad Católica de Estados Unidos (Washington).

“Al utilizar su lengua, el Papa está validando su identidad y su papel en la cultura y la Iglesia, especialmente con sus comentarios sobre la importancia de una política inmigratoria clemente, justa y compasiva en Estados Unidos”, explicó este experto.

Diario Las americas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>