Publicado el: Jue, Dic 22nd, 2016

Lo que se sabe del sospechoso del atentado de Berlín

anis-amri-jpg2
Anis Amri, de 24 años, estuvo encarcelado cuatro años en Italia y tiene una orden de arresto en Túnez

Anis Amri, que este jueves cumple 24 años, es el principal sospechoso por el ataque con un camión en un mercado navideño de Berlín que causó 12 muertos el lunes. Buscado por los servicios de seguridad de los 26 países miembros del Espacio Schengen, Amri utiliza seis identidades y tres nacionalidades distintas. El sospechoso, cuya documentación fue localizada por los investigadores en el camión utilizado para cometer el atropello, llegó hace casi seis años a Italia desde Túnez, junto a otros miles de compatriotas que abandonaron el país tras el estallido de la primavera árabe. Amri estuvo encarcelado durante cuatro años en Italia y pesa sobre él una orden de arresto en Túnez por atraco a mano armada.

De Túnez a Italia

Amri nació en Túnez en 1992, según la orden de detención europea que han emitido las autoridades alemanas. En febrero de 2011 llegó a la isla italiana de Lampedusa tras el estallido de la primavera árabe.

Al menos 6.000 tunecinos se han unido a las filas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en Irak, Siria y Libia, siendo la nacionalidad que más combatientes tiene en las milicias yihadistas. Túnez ha sufrido recientemente varios atentados yihadistas, destacando los del Museo del Bardo y la playa de Susa. El atentado de julio en Niza, que causó la muerte de 86 personas y que tuvo un modus operandi muy similar al de Berlín, fue cometido por un tunecino.

La policía antiterrorista tunecina ha interrogado a los familiares de Amri que todavía residen en el país, en la ciudad de Oueslatia. El padre de Amri confirmó a la radio Mosaique FM que su hijo abandonó Túnez “hace unos siete años” y que estuvo encarcelado más de cuatro en Italia, al ser condenado por haber incendiado un colegio. El progenitor también afirmó que después de ser puesto en libertad en Italia, Amri llegó a Alemania hace más de un año. El padre, que según dicha emisora de radio vive en condiciones de pobreza, aseguró que no tiene ningún contacto con Amri desde hace tiempo, a pesar de que algunos de sus hermanos sí que tenían comunicación continua con el sospechoso.

Las autoridades italianas emitieron una orden de deportación después de poner en libertad a Amri, según la agencia de noticias ANSA. Sin embargo, las autoridades tunecinas no enviaron toda la documentación pertinente para poder ejectuar la deportación a Túnez. La policía tunecina también ha informado de que pesa sobre Amri una orden de detención por un atraco a mano armada.

Año y medio en Alemania

Amri llegó a Alemania en verano de 2015 y solicitó asilo, que le fue denegado el pasado junio. La fiscalía activó un plan de vigilancia para Amri a partir del pasado marzo, después de que una agencia de seguridad alertara de que el sospechoso podría estar preparando un robo de dinero para poder adquirir armas automáticas que pretendía usar en un futuro ataque. El plan de vigilancia se desactivó en septiembre ante la falta de indicios. Amri fue acusado de traficar con droga en un conocido parque berlinés y de participar en una reyerta en un bar, pero fue puesto en libertad por falta de pruebas, según las autoridades alemanas.

En teoría, Amri debería haber sido expulsado del país. Pero esta operación no se pudo llevar a cabo por la falta de papeles en regla y porque las autoridades tunecinas habían puesto en duda que fuera ciudadano de ese país. Las autoridades alemanas también han afirmado que los papeles necesarios para su expulsión llegaron este miércoles, dos días después del atentado.

La Oficina Federal Criminal ofrece una recompensa de 100.000 euros a quien aporte datos que lleven a su detención. Las autoridades alertan de que es peligroso y puede ir armado.

Amri estaba bajo “el radar” de las agencias de Inteligencia de Estados Unidos, buscó información en Internet sobre cómo fabricar artefactos explosivos y se comunicó al menos una vez con el ISIS por medio de la aplicación de mensajería Telegram, según han informado fuentes estadounidenses al diario The New York Times.

El atacante tunecino que mató a 86 personas con un camión en Niza, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, también dejó documentos identificativos en los escenarios de los atentados, lo que algunos analistas consideran que sería un modo de asumir la autoría.

elpais.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>