Publicado el: Dom, Dic 22nd, 2013

Los altos costos hacen prohibitivos viajes al exterior por avión desde Venezuela

-Por las nubes el costo de viajar por avión en Venezuela

-El alza irrefrenable del dólar negro y la proliferación de turistas cambiarios y “raspatarjetas” condimentan el caos

“Señora, se acaba de liberar una plaza para volar el día 31. Es la única disponible”. María P., que trabaja en una fundación pública de Caracas, no podía creer a la operadora telefónica de American Airlines. Le había tocado una lotería casi imposible por algo más de 12.000 bolívares (casi 2.000 dólares).

En el país donde conseguir un boleto aéreo se siente como un pequeño milagro, la mujer de 55 años acababa de encontrar la llave para viajar desde Caracas a Miami y así disfrutar del fin de año en la capital de Florida junto a su familia.

El alza irrefrenable del dólar negro y la proliferación de turistas cambiarios y “raspatarjetas” ha consolidado, incluso empeorado, la tendencia observada desde mediados de año.

Varios operadores aéreos consultados por DIARIO LAS AMÉRICAS confirman que las dificultades se han estirado hasta carnaval, Semana Santa y el verano de 2014.

El dólar paralelo se cotizaba ayer a más de 64 bolívares por un billete verde, cuando el cambio oficial está establecido desde febrero pasado en 6,30 bolívares por dólar.

Plazas escasas y precios disparados son la constante al acceder a las páginas de internet de compañías como TAP o Avianca, que sorprenden con restricciones como la eliminación de Caracas como puerto de salida o las limitaciones a un mes para la compra del boleto.

Otras compañías esconden sus tarifas y bloquean la información. “El último trimestre ha sido forzado porque las líneas aéreas han cerrado inventarios de boletos.

Un golpe duro para las agencias, que no pueden emitir pasajes”, informó Susana Mawad, directora de la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes. Un camino de piedras digitales que confirman la paciencia como una de las grandes virtudes del venezolano.

Sin ella no podrán volar a Miami, Madrid, Lisboa, Bogotá, Lima, Buenos Aires o Panamá, los destinos más buscados por los criollos. Paciencia que se estira desde la computadora o la agencia de viajes hasta el aeropuerto caraqueño de Maiquetía.

Las 879.000 personas que se viajarán durante la Navidad esperan, como denominador común, más de dos horas sobre el horario previsto para acceder a su avión. Y eso tras desplazarse hasta las instalaciones aéreas con cuatro, cinco o seis horas de antelación.

Un ejercicio marcado por incertidumbres, anuncios del Gobierno y rumores, muchos rumores. American Airlines desmintió esta semana que vaya a suspender su venta de boletos a Venezuela. “AA vende pasajes para cualquier vuelo basada en la disponibilidad de asientos.

En estos momentos tenemos una disponibilidad muy limitada” para Venezuela, informó la compañía, que absorte entre el 40% y 60% de los pasajes entre Estados Unidos y el país sudamericano, según fuentes del sector.

Ninguna otra aerolínea podría asimilar tal cantidad de boletos. Por encima de las circunstancias complicadas que ya se viven en la actualidad, penden dos nuevas espadas de Damocles: la proximidad de una devaluación, por la que apuestan casi todos los economistas, y las dudas que mantienen varias aerolíneas, hastiadas de la demora de la administración chavista en el pago de sus deudas.

Se calcula que el monto adeudado asciende a más de 2.000 millones de dólares.

Cada vez que se produce una devaluación en Venezuela, los precios que primero se ajustan son los de los boletos de aviones, siempre al alza.

La administración siempre ha garantizado los desembolsos previos de los billetes. Las nuevas medidas decretadas por el Gobierno, en vigor a partir del 1ro. de febrero, endurecen aún más la emisión de boletos.

El ticket deberá incluir el número de pasaporte y el domicilio del viajero. Con ello el Gobierno busca controlar a los “raspatarjetas” (quienes solicitan divisas para un país y viajan a otro) y dificultar la llamada “triangulación”: extranjeros que hacen escala en Caracas y siguen para Europa con un billete comprado en bolívares.

Otro trámite que pasa a ser obligatorio desde enero es el seguro de viajes, que causará un impacto económico para el usuario porque tiene un costo en dólares.

“¿Se justifica gastar 6.000 millones de dólares para que todo el mundo viaje?”, adelantó Rafael Ramírez, el zar económico de Maduro.

Todo apunta a que el Gobierno disminuirá los montos autorizados para viajeros en 2014, que dependen del país al que se viaja.

 

------

------

Displaying 2 Comments
Have Your Say
  1. ramontesinos dice:

    geopolytica ESA ES UNA MANERA DE EVITAR Q SALGAS DEL PAIS Y TE ENTERES COMO ES ELMUNDO

  2. elLokoDePitres dice:

    ramontesinos geopolytica Lo malo es que lo acaban consiguiendo pero ya sin regresó ninguno,lo que ven les gusta,y aquí para los restos.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>