Publicado el: Sab, Mar 1st, 2014

Los Carnavales de Maduro

-Maduro cree que en verdad los “oligarcas” “los escuálidos” y “jineteros del imperio” tienen el mismo miedo que él siente por Diosdado Cabello

-“las barricadas y guarimbas ” que tanto irritan a los jerarcas de los poderes públicos están derrotando los fusiles, las tanquetas, el gas mostaza, los cascos y, por encima de todo, agotando la escasa paciencia que siempre tiene el que carece de “autoritas” para gobernar

Por: Ignacio Plaz-Juanes*

Nicolás Maduro pareciera no entender que esta no es una protesta de “escuálidos” temerosos que corren ante el uso arbitrario e indiscriminado de las armas por Guardias Nacionales, bandas armadas tarifadas y “colectivos motorizados” dispuestos a matar a otros venezolanos.

Maduro y su pandilla creyeron en “el valiente líder máximo”” Hugo Chávez quien solo era una ficción. Que empleaba la furia del verbo y la arbitrariedad para después esconderse detrás de un crucifijo o en un Museo Militar. Si. En el que movilizaba imaginarios tanques para arrollar a  colombianos o callaba sumisamente cuando el Rey le espeto el “Porqué no te callas?” que aun resuena en los anales de la vergüenza nacional. Maduro cree que en verdad los “oligarcas” “los escuálidos” y “jineteros del imperio” tienen el mismo miedo que él siente por Diosdado Cabello.

¡No Maduro! Los carnavales no se decretan pues no se decreta la alegría frente al asesinato de ningún venezolano. Esa mascara desvergonzada no la llevan los venezolanos que respetan a su país y honran a sus muertos y sufren por los centenares de compatriotas heridos, apaleados y burlados por cubanos al servicio de los sátrapas Raúl y Fidel.

Maduro menos entiende que “la dignidad existe”. Que los valerosos estudiantes y los vecinos de cada latitud de Venezuela protestan por esa dignidad mancillada. Por sus esperanzas burladas. Por la injusticia y el robo de los dineros públicos que son las banderas que enarbolan los cómplices del gobierno chavista.

Protestan por el agotamiento de la paciencia ante tanta incapacidad para administrar el país. Por la no tolerancia a aceptar mas mentiras y sobre todo a la indignación de un pueblo que se cansó de ser ignorado en el reclamo al respeto de sus derechos fundamentales.

Maduro esto va en serio. Tan en serio que “las barricadas y guarimbas ” que tanto irritan a los jerarcas de los poderes públicos están derrotando los fusiles, las tanquetas, el gas mostaza, los cascos y, por encima de todo, agotando la escasa paciencia que siempre tiene el que carece de “autoritas” para gobernar.

Pero Maduro, y en todo caso, gracias por haber sabido hacer despertar a un pueblo que pudo parecer ajeno a esta ineficiente y desvergonzada gestión de gobierno. Gracias a ti y a quien te designó por traer a nuestras conciencias que el nombre de la vilipendiada Cuarta República, como la anatemizó tu “Padre de adopcion”, había que salvarla porque además de ser también parte de la historia de los venezolanos tenía el mérito de la alternabilidad democrática y el escrutinio, a veces, exagerado e implacable de los ciudadanos.

Esa preterida Cuarta República dejó en cada uno de sus pocos quinquenios de existencia, obras y siembra ciudadana que estos quince años de hipertrofia administrativa y ética y colosal ingreso petrolero no pueden ni remotamente igualar. La consigna de los conspiradores de ayer y gobernantes de hoy que propagaban “el agotamiento del modelo”, están forzados a aceptar que esa democracia “enclenque y agotada” de haber continuado estaría rindiendo mejores cuentas ante la historia que el balance en rojo que arroja 15 años de desmesura administrativa y política.

Nicolás, ten el valor de aceptar que hoy encarnas una equivocación histórica. Tanto tú como los que te acompañan en esa malhadada  fórmula de gobierno  están conduciendo al desastre nacional y transitan en contramarcha del arte del buen gobierno. Acepta tu error. Cicerón decía que “cualquier hombre puede cometer errores pero solo los estúpidos persisten en él”.

*Analista político.

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>