Publicado el: Vie, Ago 11th, 2017

Los poderosos militares de la FANB, por Marco Aurelio

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), la que suma 365.315 efectivos, el mayor número de Latinoamérica con excepción de Brasil,  eso sin contar con los soldados de la ocupación cubana que son como 18.000 y los colectivos que arma la GNB. Es la que tiene más generales que los gringos quienes con sus millones de efectivos solo cuentan con 900. Esta FANB es la base de sustento del régimen.

Pero la verdad es que a los más de 2.000 generales activos que tiene la FANB debería darles pena lo sucedido con el Comisario del CICPC Oscar Pérez quien con un helicóptero hubiese podido bombardear a Miraflores y Fuerte Tiuna y no sabrían cómo detenerlo. Se han gastado varios miles de millones de dólares en armamento, entrenamiento, pero sobre todo en comisiones y no pudieron hacer nada. ¿No da pena ésto?… ¿Cómo puede un ministro de la Defensa aceptar qué haya sucedido?

Y no conforme con la anterior, un capitán con un grupito menor de 20 personas toma por asalto el mayor cuartel del país, el Fuerte Paramacay en Valencia, lo cual fue descrito por las autoridades como un “ataque terrorista, donde hubo dos muertos, un herido y siete detenidos. Diez hombres siguen fugados con el armamento robado”. Desmantelaron el parque de armas y se las llevaron. ¿Y los generales? Seguramente contando el dinero producto de sus fechorías.

Pero aún más, también se le metieron en el Fuerte Tiuna y le robaron otro grupo de armas. ¿Hasta qué nivel ha caído esta fuerza armada? No han sido capaces de defender un cuartel que supuestamente está armado hasta los dientes. Y eso, realmente da pena hasta decirlo.

Muchas ganas de reír provocan las palabras del comandante general Suárez Chourio en su explicación pública con referencia a lo del Fuerte Paramacay. Habló en nombre de “Chávez y Bolívar” y tras describir lo ocurrido como un “ataque terrorista, paramilitar, mercenario, pagado por la derecha y sus colaboradores del imperio norteamericano” olvidó informar que quienes ejecutaron el hecho en efecto se habían llevado casi 100 fusiles AK103 y municiones. Además, advirtió que “mientras existan soldados bolivarianos, revolucionarios, socialistas, antiimperialistas y más que nunca chavistas, el pueblo estará seguro con ellos”. Casi no había terminado de pronunciar estas palabras cuando se le metieron en Fuerte Tiuna en búsqueda de armas. ¿Puede un pueblo estar seguro en estas manos? La verdad es que estas manos solo han servido para meterlas en los dineros del pueblo y nada más.

La actividad militar es incompatible con los negocios particulares. No es este el caso de la FANB. Es importante hacer notar que además del negocio de las drogas que algunos generales controlan, también manejan el negocio petrolero y el minero. Igualmente, desde el año pasado, hay oficiales encargados de la distribución de aceite, arroz, café y  muchos otros rubros de alimentación e higiene. Incluso hay uno responsable del papel higiénico, las toallas sanitarias y los pañales desechables.

Como es del conocimiento público, con el ascenso a general viene el negocito que le asignan para que se embolsillen unos cuantos dólares. Así compramos lealtad para el régimen y si no, pregúntenles a los cubanos que son expertos en esta materia de comprar militares. No sabemos cuáles son los méritos para tener una colección de chapitas de refrescos y cervezas colgadas en el uniforme; de seguro que no es por cumplimiento de sus responsabilidades como militares apegados a la Constitución. Esta es la FANB que el pueblo desprecia. ¡Cuánta pena deben  estar pasando los verdaderos militares que fueron, y los que todavía son, institucionalistas!

Ahora imagínense que venga una invasión gringa. Con ese conocimiento que ahora tienen sobre la excelencia de los militares actuales, no mandarían a más de 100 marines. Con ese número sería suficiente para espantar a toda las FANB. Nos imaginamos la carrera que deben  pegar los generales al ver a esos “monstruos” armados hasta los dientes y coordinados en el ataque.

No vale que el general Padrino López dé declaraciones mostrando en la TV parte de los 2.000 generales para decir que lo ocurrido en el Fuerte Paramacay fue un asalto terrorista, como salió diciendo…. Qué descaro, eso ni lo debería mencionar. A los gringos seguro que no les va a meter miedo. Hubiera sido mejor que siguiera con las acostumbradas mentiras del régimen y hubiese dicho que “una fuerza de 200 hombres fue rechazada por los héroes del Fuerte Paramacay”. ¿Pero 20 hombres? Debería darle pena hasta decirlo.

Y este desastre de la FANB tiene tiempo. Solamente debemos recordar cuando Chávez iba a declarale la guerra a Colombia y envió para la frontera una cantidad de tanques y soldados. Los tanques se accidentaron en el camino y los soldados llegaron con hambre. ¡Qué logística militar bolivariana! Un nuevo gobierno tendrá como prioridad recomponer a la FAN, sin “B”.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>