Publicado el: Sab, Ago 16th, 2014

Los últimos 100 días

Por : Fernando Facchin 

-“Nunca tendremos una segunda oportunidad
de crear una buena primera impresión.”

Desde que el presidente F. D. Roosvelt implementó el término de los “100 primeros días” usándolo con fines comunicacionales, para que, ante la gran crisis económica existente, pudiera transmitir su capacidad de reacción frente a la misma y mostrar los resultados que cambiarían la situación en EEUU, generar confianza y optimismo en la ciudadanía y en los mercados; los siguientes presidentes de USA y américa la copiaron para ellos, de allí que esa frase se haya convertido en un importante slogan publicitario presidencial en forma de reto para mostrar al electorado que el líder elegido está capacitado para gestionar el gobierno.

El régimen asumido por el “Comandante Eterno”, durante los primeros 100 días y el resto de sus mandato, demostró su carencia de estadista y su incapacidad para llevar el país por la senda del desarrollo sostenible, fracasó; hoy el país se encuentra ante una encrucijada histórica derivada de la hueca retórica antiimperialista, el endiosamiento de “héroes” de papelillo, creador de falsas expectativas, propuestas costosas, incumplibles, populistas y politiqueras, así como el estruendoso fracaso de su sucesión.

Cada día son más los venezolanos que no tienen conque desayunarse, ni almorzar y mucho menos cenar, mientras se les envenena con cadenas de discursos incoherentes e increíbles, “mentiras, solo mentiras”. Es la más clara manifestación de crisis ética, de irresponsabilidad acumulada de quienes exigen sacrificios pero sin estar ellos dispuestos a sacrificarse, sino prestos a destruir y doblegar a las masas con infinitas carencias.

Entonces, estimados lectores, no creen que llegó la hora de defender el país y su dignidad, de ir contra la arrogancia estúpida y no dar galones inmerecidos al enemigo real y peligroso que ha destruido el aparato productivo y el bienestar de la patria. Carabobo es una muestra de ello.

“Los últimos 100 días”

El régimen ha entrado en el final de su camino, en lo que podríamos llamar sus últimos 100 días, ensombrecido por una altísima impopularidad y una crisis moral, social y económica sin parangón en Venezuela.

Como un reloj de arena, empieza la cuenta regresiva, las encuestas castigan por la vergonzosa gestión económica y los desmanes políticos internos y externos El régimen empieza a vislumbrar su propio final y no sabe qué hacer, qué ofrecer, qué mentira proponer, y así sólo amenaza y reprime, señala un vía directa a un túnel negro, porque el panorama que se le presenta es lo que pudiéramos llamar “Los últimos 100 días del régimen”, donde el futuro le es trágico, todo nos indica que el país avanza en sentido equivocado. “La expresión “últimos días designa en la profecía bíblica, un período en que los acontecimientos históricos alcanza su culminación.” (Eze 38-8,16; Da 10:14).

Según las informaciones que se recogen de los analistas políticos y del “hombre de a pie”, los próximos cien días de poder pueden ser los últimos del régimen, el oficialismo hará cuanto pueda para cobrar facturas políticas y terminar por destruir
las apariciones en TV expresan desespero, angustia y derrota. No sólo dejará con escaso margen de maniobra el erario público, sino que significa un retraso grave para la recomposición del país.

En consecuencia a lo dicho, en los próximos 100 días el colapso del país, tanto en lo nacional, como regional y municipal, será inevitable, tanto en lo político como en lo institucional, sin miras de superación de la crisis económica y social que amenaza con una implosión gracias al desmoronamiento de la impagable utopía del “SSXXI”, estos podrían ser los últimos 100 días del gobierno y del humillante colaboracionismo. Para muestra un botón: “La principal calificadora china ve alto riesgo en Venezuela. El reporte de Dagong señala que graves desequilibrios macroeconómicos arrastrarán a Venezuela a la recesión en el corto plazo y exacerbarán el malestar social.” (El Universal, 13.08.14).

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>