Published On: Mie, Nov 13th, 2013

LOS VIENTOS AUGURAN TEMPESTADES

Fernando Facchín B.

 

A propósito del allanamiento de la inmunidad parlamentaria de la diputada Aranguren, se manifiesta en forma clara y contundente el síndrome de la corrupción parlamentaria en la AN, lo que se ha convertido en el problema número uno para la opinión pública. El tema es recurrente en las conversaciones cotidianas de la ciudadanía en general.

La corrupción en la función legislativa, corresponde a conductas quinceañeras, no es una nueva patología política; y es nuestra obligación asumir el reto de recuperar los valores morales y éticos para superar los problemas socioeconómicos y políticos. La prensa juega un papel de suma importancia en la denuncia contra actos corruptos, tiene una función fiscalizadora y de vigilancia al servicio de la sociedad, hay que romper con la doble moral y la mala fe del oficialismo en su conducta contra el bien común, la justicia, el estado de derecho y la solidaridad social, donde impera la florida, madura y descabellada corruptela, ineptitud, ineficiencia, de donde nace la enorme desilusión de los ciudadanos, circunstancia ésta que los tiene enloquecidos.

Una de las instituciones básica de un estado de derecho es el parlamento constituido por los representantes del pueblo. Los diputados suponen una erogación enorme para el estado; lamentablemente el parlamento venezolano, en su pírrica mayoría, está podrido. Todos lo sabemos. La defenestración de la diputada Aranguren es muestra palpable de la corrupción y el diputado suplente de ella la bandera de la ignominia,  de la indignidad y de la cobardía de un hombre integrante de la infamante “carroñera” del séquito amoral de la AN, arrodillados para aprobar una ley inconstitucional, pretoriana para oprimir más a la oposición. Sin embargo, no me cabe la menor duda, que esa ley será “deshabilitante”  para el gobierno y que podría dar al traste con las pretensiones políticas hegemónicas. Esa ley será la que los pierda para siempre.

La gestión pública resulta totalmente impune, toda hundida en un inmundo muladar rojito. Esto quiere decir que quienes se prestan para para allanar la inmunidad de un parlamentario, sin pruebas y sin lógica jurídica alguna, así como quienes  hace una mala gestión, malversan fondos, contratan personal innecesario, causan erogaciones tremendas por negligencia o se apoderan de los dineros públicos, pueden retirarse tranquilamente a su casa y encima con los bolsillos llenos. Sencillamente, la AN, con sus contadas excepciones, es un nido de ratas que actúa contra los intereses patrios. ¿Cuántas “flores” costó el allanamiento?

Cuando uno observa la actuación de la legislatura durante los últimos 15 años, causa estupor la ponderación de cuestiones que resultan contrarias a los intereses del país y contrarias a la realidad nacional actual, sin embargo, cada tema obedece a un interés oscuro de un sistema de gobierno depredador del país.  Los vientos auguran tempestades, se perfila una catástrofe.

Para concluir recuerdo que Nicolás Maquiavelo dijo: “El fin justifica los medios”, frase que ha tenido sus seguidores desde que el ser humano deambula por el mundo, principalmente en quienes se han dedicado a la política de la vileza y la aplicación de la justificación de los medios para obtener un fin, en Venezuela eso  es política de estado, para proteger la hegemonía y someter la voluntad popular al antojo de los delincuentes políticos, con violencia y vileza activa y pasiva de manera impune.

Frente a la vileza parlamentaria no cabe la cobardía. El 8D la votación será masiva, la sociedad está asqueada de tanta ignominia.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>