Publicado el: Dom, Jun 11th, 2017

Macron enfrenta hoy primera ronda de comicios legislativos en Francia, definitorios para ensamblar su gobierno

Francia celebra elecciones claves para la gobernabilidad

El nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, enfrenta este domingo (11.6.2017) unos comicios legislativos en los que está en juego su capacidad de sacar adelante su programa electoral. Para lograrlo necesita una mayoría en la Asamblea General. A las urnas están convocados 47,6 millones de personas. Las elecciones se celebrarán en dos rondas: el 11 y 18 de junio. Estas votaciones determinarán quién forma el Gobierno. Si el partido de Macron, La República en Marcha (LRM), obtiene una mayoría en la Asamblea, el presidente podrá confirmar a Edouard Philippe como primer ministro y será capaz de convertir en ley sus propuestas en el Parlamento.

Las cosas serán bastante más complicadas si su agrupación, creada hace apenas un año, no llega a una mayoría absoluta, ya que un Parlamento dividido lo obligaría a sellar alianzas con otras fuerzas. El peor escenario para el presidente de 39 años es que otro partido logre una mayoría, en cuyo caso se vería forzado a nombrar a uno de sus miembros como primer ministro en reemplazo de Philippe y perdería el control de la agenda política interna. Macron es plenamente consciente de los riesgos y, por eso, en su discurso de la victoria, llamó a sus seguidores a construir una “mayoría fuerte” en la Asamblea Nacional. Su programa incluye medidas liberales que son muy resistidas por la izquierda.

De todos modos, las últimas encuestas apuntan a que saldrá victorioso del nuevo desafío al que se enfrenta poco más de un mes después de ser elegido presidente. Las primeras semanas en el Elíseo han sido redondas para el flamante mandatario, que ha sumado puntos sobre todo con sus apariciones y declaraciones en el terreno internacional. Ahora se sabrá si “la magia del estreno”, según la definición usada por la canciller alemana, Angela Merkel, durante su encuentro en Berlín, se convierte en un éxito duradero. Los socialistas de su antecesor, François Hollande, están hundidos. Además de ceder votos por el centro a favor de LRM, los están perdiendo por la izquierda.

En ese sentido, el beneficiario es el movimiento La Francia Insumisa, del ex candidato presidencial Jean-Luc Mélenchon, que quiere entrar por primera vez en el Parlamento. Los conservadores de Los Republicanos, que hace unas semanas confiaban en la posibilidad de ganar una mayoría legislativa, se encuentran de capa caída. El nuevo presidente consiguió con una maniobra muy hábil atraer a políticos conservadores a puestos clave del Gobierno, entre ellos Philippe. Por su parte, Marine Le Pen, a quien se le ha abierto una crisis dentro del Frente Nacional tras la derrota frente a Macron, necesita mejores resultados que en 2012 para afirmar su liderazgo. Aquel año el FN consiguió dos diputados. (dpa).

Fuente: DW

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>