Publicado el: Jue, May 11th, 2017

Macron se lanza a las elecciones legislativas de junio postulando candidatos de la sociedad civil

Macron rechaza a Manuel Valls como candidato a las legislativas de junio

El partido del nuevo presidente rechaza al ex primer ministro, pero acepta a 24 diputados de las filas socialistas.

Emmanuel Macron ganó el domingo las elecciones presidenciales, pero su trabajo para renovar a fondo la política francesa no ha hecho más que comenzar. La República en marcha (LRM), su rebautizado partido, presentará este jueves un mínimo de 450 de las 577 candidaturas a las legislativas de junio. La mitad deben ser personas sin experiencia políticos, y se impone la paridad de género. A primera hora de la tarde, el nuevo partido despejaba todas las dudas sobre un posible papel de Valls en el nuevo Gobierno rechazando su candidatura, según France Press, a las legislativas de junio. La República En Marcha sí ha aceptado, en cambio, a 24 diputados socialistas. El responsable del partido del presidente galo ha dicho que Brune Le Maire, miembro de Los Republicanos que también ha anunciado que quiere sumarse al proyecto de Macron, tampoco puede entrar en este movimiento político.

Valls y Le Maire se habían postulado como candidatos por LRM, pero Jean-Paul Delevoye, el veterano ministro de Jacques Chirac responsable de seleccionar a los candidatos, les ha dado a entender que tendrán que cumplir las mismas reglas de inscripción —un complejo procedimiento por internet— que cualquiera de los otros 16.000 aspirantes. Finalmente no ha sido así y ambos se han quedado fuera del proyecto político del liberal de 39 años.

El presidente electo ve su victoria en las presidenciales como un primer paso, necesario pero insuficiente, para poner en práctica su visión. Hoy su partido tiene cero diputados en la Asamblea Nacional, si se exceptúa al puñado de socialistas que se adherieron a su movimiento durante la campaña. Necesita obtener una mayoría en las elecciones del 11 y el 18 de junio que le permita aplicar sus reformas en ámbitos como el mercado laboral, la educación o la probidad de la vida pública.

Las legislativas también son la oportunidad de sacudir el sistema de partidos, dominado en las últimas décadas por el Partido Socialista y la derecha, hoy bajo el nombre de Los Republicanos (no confundir con el nuevo partido de Macron: La República en marcha). Si se cumplen los planes de Macron, un nuevo partido irrumpirá en el parlamento y lo hará en posición de fuerza. Será un grupo totalmente distinto del resto, formado a partes iguales por personas procedentes de la sociedad civil y entre hombres y mujeres.

Macron no excluye a políticos con experiencia que hayan ejercido bajo otros colores políticos: ya ha comunicado a sus colaboradores que para gobernar es necesario unirse, incluso con adversarios recientes. Pero también quiere dejar claro que no reciclará a figuras que considera del pasado.

Hay algo de revolución cultural en los primeros movimientos del macronismo en la antesala en el poder. El desaire a personalidades como Valls, primer ministro cuando Macron era ministro de Economía, a Le Maire, o a otros políticos del viejo orden que se han ofrecido a colaborar con el nuevo presidente, son un aviso: nada será igual

Macron es hijo del sistema —formado en las escuelas y universidades de la élite republicana, exbanquero de inversión en Rothschild, políticamente criado en el Elíseo del presidente saliente, François Hollande— pero se ha propuesto acabar con las inercias de un sistema que cree agotado.

Ya ha ganado la elección presidencial. La elaboración de las listas electorales para la Asamblea Nacional es el siguiente paso. El domingo asumirá el cargo y después nombrará al primer ministro.

Fuente: El País

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>