Publicado el: Lun, Jul 6th, 2015

Maduro celebra el triunfo del NO en Grecia, pero las consecuencias se verán más tarde

El rotundo triunfo del no en Grecia aguarda su llegada en América Latina, donde las consecuencias asoman más en clave política que económica. El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, fue el primero en celebrar el triunfo del no durante un acto parlamentario por el aniversario de la independencia de Venezuela: “¡Que viva Grecia y que viva Alexis Tsipras! Felicitaciones a Grecia, a través del embajador aquí presente”, dijo Maduro. También la presidenta argentina, Cristina Fernández, destacó el resultado: “Rotunda victoria de la Democracia y la Dignidad. El pueblo griego le ha dicho NO a las imposibles y humillantes condiciones que se le pretenden imponer para la reestructuración de su deuda externa”.

En términos económicos, habrá que esperar a los resultados de las nuevas negociaciones entre Antenas y sus acreedores —Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional—, que se reanudarán el próximo martes, para ver las consecuencias en la región. Más allá de la inestabilidad en los mercados financieros internacionales, si el rotundo no expresado este domingo por los griegos se termina traduciendo en una posible salida del país de la eurozona esto afectaría directamente al crecimiento de Europa, y entonces sí empezaría a tener repercusiones de mayor gravedad.

En la medida en que, de nuevo, la economía europea se pueda ver afectada tras la decisión de los griegos, quienes más podrían llegar a sufrir serían los países más dependientes de las materias primas. En ese sentido, Argentina, Chile o Brasil pueden ser los más afectados en caso de un frenazo en la demanda europea, lo que se añadiría a las dificultades económicas que ya arrastran de por sí.

Argentina, Chile o Brasil pueden ser los más afectados en caso de un frenazo en la demanda europea
Una nueva contracción en el Viejo Continente, tendría también consecuencias en el euro. A la espera de la apertura de la Bolsas en Europa para comprobar como ha sentado la decisión de la ciudadanía griega al humor de los inversores, en las parqués asiáticos la divisa europea ha registrado los primeros golpes. El beneficiado está siendo el dolar, que desde hace meses ha vuelto a renacer. Esta nueva época de dolar fuerte ha provocado a su vez una depreciación de las monedas regionales ante la divisa del gigante del norte de América. Más debilidad cambiaria no ayudaría en nada a Brasil, ya que elevaría la presión sobre su ya alta inflación.

En el plano político, Maduro, que suele vanagloriarse de la ruptura del sistema tradicional de partidos en Europa como si fuese mérito propio, hizo también suyo en este caso el triunfo de Tsipras y aseguró que lo considera una victoria “de los pueblos valientes de América Latina”, si bien ningún otro alto dirigente de la región ha salido este domingo a hacer referencias al resultado del referéndum.

Maduro no ha sido el único dirigente bolivariano en celebrar el triunfo del no. El presidente de la Asamblea Nacional y número dos del chavismo, Diosdado Cabello, aseguró que lo ocurrido en Grecia “será la chispa de fuego en la pradera”. A principios de año, Cabello celebró el triunfo de Syriza y el auge de Podemos, en España, algo que consideraba como mérito propio. “Eso es el chavismo, que anda dando las vueltas al mundo entero”, dijo entonces. “Los pueblos del mundo comenzarán a hablar con la voz de Grecia, de la valentía, de la dignidad de un presidente y de un pueblo”, ha añadido, tras instar “a los dictadores de la moneda que vayan buscando otro negocio para hacer plata”.

El Gobierno venezolano ha vuelto a buscar en el exterior una alegría ante la grave situación económica que vive su país. Las consecuencias que pueda tener la decisión tomada este domingo por los griegos, desde luego, no se notarán a corto plazo en un país que ha visto caer en 7.727 millones de dólares sus reservas internacionales durante 2015. De hecho, Venezuela se ha visto obligado a pedir una línea de crédito a Irán, que le prestará 500 millones de dólares. Esta cantidad se sumará a los 5.000 millones que China otorgará a Venezuela en los próximos meses.

Si hay un caso en la región que ha sido recordado estas semanas, aunque guarda innumerables diferencias con Grecia, ha sido el del corralito argentino, en 2001, que trajo también consecuencias políticas, no solo para el país sudamericano, sino para toda la región. Además, la prolongada recesión terminó con el hartazgo de la gente y un descrédito de la clase política.

EL PAIS

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>