Published On: dom, Nov 17th, 2013

Nicolas Maduro en campaña con figura reforzada

Maduro arranca campaña del 8-D bajo euforia populista

Se elegirán 335 alcaldes entre los candidatos oficialistas, designados a dedo, los de la Unidad Democrática y de un buen grupo de exchavistas, exopositores e independientes.

 

Nueve días después de lanzar su ofensiva cívico-militar contra la burguesía parasitaria, Nicolás Maduro ha crecido hasta parecer otro. Su mano dura contra los especuladores le ha agigantado ante los ojos del chavismo, que le mantenía su apoyo sin mayor entusiasmo, le ha congraciado con el chavismo light y le ha fortalecido entre los independientes, hartos de la esquizofrénica escalada de precios.

“Maduro eleva su perfil nacional, se muestra tomando acciones, pone cara a los culpables y baja los precios por ahora. Este es otro Maduro”, analiza Luis Vicente León, presidente de la firma consultora Datanálisis.

“Su imagen ha cambiado”, resume el psicólogo social Axel Capriles. “Se ha erigido en defensor del pueblo que ahora sí puede tener acceso a los bienes que añora. Calculo un importante ascenso en su popularidad y un posicionamiento muy fuerte en las elecciones”.

Maduro vive su primera luna de miel política en medio de la tormenta, desde que hace 11 meses Chávez le nombrara su heredero. Jamás llevó la iniciativa, ni siquiera celebró su cuestionado triunfo electoral. Siempre cuesta abajo, golpeado por sus propios errores, sus derivas religiosas, la inmensa sombra de Chávez y la aguda crisis económica que sufre Venezuela se confabularon para achicarle incluso ante los suyos.

Hoy, segundo día de la campaña electoral del 8-D, la situación parece otra. Se medirá de nuevo con su gran rival, Henrique Capriles. Los venezolanos elegirán 335 alcaldes entre los candidatos oficialistas, designados a dedo; los de la Unidad Democrática, salidos de las primarias celebradas el año pasado; y de un buen grupo de exchavistas, exopositores e independientes. De las urnas también saldrán más de 2.000 concejales.

“Las elecciones han tomado un cariz plebiscitario”, mantiene el psicólogo Capriles. Los últimos acontecimientos así lo demuestran, ya no se trata sólo de un deseo del otro Capriles, Henrique, que recorre el país desde hace semanas.

“Hagan lo que hagan, vamos a ganar el 8-D”, disparó el gobernador de Miranda mientras recorría Guasipati, en Bolívar. “Aquí van a venir con la operación chequera para regalar lavadores, televisiones y cocinas. Pero de nada sirve la neverita si adentro no hay comida”, puntualizó el líder opositor.

¿Se convertirá el 8-D en una pelea entre las colas “positivas” de hoy contra las colas “negativas” de todo el año? El politólogo Edgard Gutiérrez no cree “que las colas de ahora hagan olvidar a las otras. Al menos, no del todo. Esto es una gran inyección de glucosa política que generará en algunos públicos una sensación temporal de bienestar. Luego vendrá la baja de azúcar a la que se sumarán todas las colas negativas. Aunque a cortísimo plazo puede funcionar, veremos la peor parte a la vuelta de la esquina”.

La receta hiperpopulista lanzada por Maduro nace con una ventaja: “Esta sociedad es sumamente cortoplacista, vive en el instante y es incapaz de ver el efecto de las medidas económicas de aquí a un mes”, profundiza Axel Capriles, buen conocedor del alma criolla.

“La historia reciente está llena de medidas que enamoran y luego se desvanecen en el tiempo”. La sentencia no es de un analista ni de un opositor. La escribió Rubén Marcano en el sitio radical Aporrea, entre constantes alegatos del tipo “Maduro, al usurero dale duro”.

Y también mensajes críticos. Como el de José Juan Requena: “El pueblo ahora aprendió a ver y a escuchar, se lo enseñó nuestro comandante eterno. Pero como un niño, sigue siendo ingenuo y es fácil de engañar, por los unos y por los otros”.

Diario de Las Americas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>