Published On: jue, Abr 3rd, 2014

Maduró escribe artículo de opinion en el New York Times

Maduro apela al diálogo en un artículo de opinión en ‘The New York Times’

El presidente venezolano defiende la legitimidad de su Gobierno y advierte de que los manifestantes únicamente persiguen expulsarlo del poder

Pide a EE.UU. que no imponga sanciones a Venezuela

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro ha denunciado en un artículo de opinión publicado por el diario The New York Times que el único fin de quienes están protagonizando las protestas en su país es expulsarlo del poder. En su texto, titulado Venezuela: Una llamada al diálogo, el sucesor de Hugo Chávez, además de abogar por una salida pacífica a la crisis venezolana, defiende la legitimidad democrática de su Gobierno, enumera las medidas que ha adoptado para tratar de salir del caos político, económico y social en el que está sumida la nación y trata de tender puentes a la Administración estadounidense ante la amenaza de sanciones, sin olvidarse de recordar que la oposición por la que se ha decantado Washington representa a un ínfimo porcentaje de la población y que muchos de sus integrantes estuvieron relacionados con el golpe de Estado de 2002 que apoyó el Ejecutivo que entonces presidía George W. Bush.

“Las recientes protestas en Venezuela ha copado los titulares de la prensa internacional. Gran parte de la cobertura extranjera ha distorsionado la realidad que se vive en mi país y los hechos que rodean a los acontecimientos”. Así comienza el editorial de Maduro en el Timesque se publica cinco días después de que el líder opositor Leopoldo López publicara el suyo en el mismo diario. Mientras López recriminaba la falta de libertades y la brutal represión que el Gobierno venezolano está ejerciendo sobre los estudiantes y el resto de los manifestantes, el presidente de Venezuela asegura que esas denuncias sobre la deficiencia democrática de su Administración pertenecen a una “corriente de opinión que se contradice con los hechos”. “Las protestas antigubernamentales están siendo lideradas por miembros de los segmentos más pudientes de la sociedad que lo único que persiguen es revertir los logros de un proceso democrático que ha beneficiado a la gran mayoría de la población”, asegura Maduro.

El mandatario acusa a los manifestantes de “ataques a clínicas, de quemar una universidad en el Estado de Táchira y de lanzar cocteles Molotov y piedras a los autobuses” y de otras agresiones a instituciones públics como la fiscalía y el Tribunal Supremo.. “Los que protestan tienen un objetivo claro: la expulsión inconstitucional del Gobierno elegido democráticamente”, sostiene Maduro, quien los señala como “directamente responsables” de “al menos la mitad” de las 36 víctimas mortales que se han cobrado las protestas. En su editorial, sin embargo, no se hace alusión a las denuncias de tortura, abusos, detenciones arbitrarias, indefensión y violaciones de los derechos humanos contra los opositores al gobierno que ha documentado Amnistía Internacional en un informe que ha presentado este martes.

Maduro reconoce la precaria situación económica que vive su país y la responsabilidad de miembros de las Fuerzas de Seguridad en determinados actos de violencia para recordar que su Gobierno ha creado una comisión para investigar los incidentes en las protesta -Una institución que la oposición no reconoce por estar integrada únicamente por miembros afines al chavismo-.

El presidente venezolano subraya que ha aceptado “las recomendaciones de Unasur para iniciar un diálogo con la oposición” y envía un mensaje conciliatorio a la Administración Obama recordando que le ha transmitido sus “deseos de volver a intercambiar embajadores”. Hace un mes, Maduro designó a Max Arveláez, un hombre de confianza de Chávez y del actual jefe del Estado de Venezuela, como representante de Venezuela ante la Casa Blanca, un nombramiento que aún no ha sido aceptado por Washington.

No obstante, Maduro reprocha el respaldo que este país, a su juicio, esta brindando a la oposición a su Gobierno. “En EE UU, los manifestantes han sido descritos como pacíficos, mientras que se dice que el Gobierno de Venezuela los está reprimiendo. De acuerdo con esta narrativa, el Gobierno norteamericano se estaría alineando con el pueblo venezolano, pero en realidad se está alineando con el 1% del total de la población que quiere arrastrar a nuestra nación a la época en la que el otro 99% no tenía cabida en la vida política”, sostiene.

El dirigente venezolano llama también la atención sobre una propuesta de ley bipartita que prevé sanciones individuales para miembros del Gobierno y empresas afines al chavismo, así como una partida de 15 millones de dólares de ayuda a la oposición que la semana pasada se presentó ante el Senado y que se une a una petición, también por parte de ambos partidos, que se dirigió al presidente Barack Obama en la que se le instaba a aplicar medidas de castigo directamente. “No olvidemos que muchos de los que apoyaron el desalojo del Gobierno democráticamente elegido en 2002 son los que están liderando las protestas hoy en día”, advierte Maduro.

Tal y como se encabeza su editorial, Maduro termina su texto haciendo un llamado a la entente.: “Venezuela necesita paz y diálogo para seguir adelante. Damos la bienvenida a quien de manera sincera quiera ayudarnos a alcanzar esa meta”.

 El País

------

------

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. casinew dice:

    por favor… quien escribe el artículo? el Penn o el Stoneß, cuanto fue pa´eso?

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>