Published On: mié, Oct 9th, 2013

Maduro pidió la Habilitante para combatir la corrupción

-Durante el chavismo Venezuela paso a ser uno de los países más corruptos del mundo

-Retó a Henrique Capriles a cumplir la promesa de desconocer la habilitante

-“¡Naci en Caracas!”. Nicolás Maduro, por primera vez, hizo referencia a su condición de venezolano

 

A la 6:13 pm comenzó la cadena de Nicolás Maduro desde la Asamblea Nacional, donde el Presidente entregó un proyecto de ley habilitante para luchar contra la corrupción y la “guerra económica”. “¡Listo para el debate, presidente Diosdado Cabello!”, expresó Maduro antes de leer un discurso que citó a Bolívar, a Hugo Chávez, a Aristóteles y al Maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa, entre otros. Asi reporta el diario de Caracas  El Nacional el acto de solicitud de podres especiales:

“La propuesta de poderes especiales apunta, dijo, a lanzar “una ofensiva nacional” de sumar voluntades para la “nueva ética socialista”. “No es un capricho venir al Parlamento a solicitar poderes especiales; es para profundizar, acelerar y dar la batalla a fondo por una nueva ética política, una nueva vida republicana y por una buena sociedad. Es sólo establecer la base legal para preservar la vida de la República”, dijo el Presidente en la sesión especial, en la cual no hubo debate; no se permitió la palabra a los diputados de oposición, pero Cabello aclaró que el proyecto sería discutido en otra plenaria, sin precisar la fecha.

“Nos sentimos contentos de darle cumplimiento a la Constitución; de darle espacio para combatir este flagelo que ataca desde hace tiempo. Tanto, que hay partidos políticos creados a raíz de la corrupción que opera en la Asamblea. Es una enfermedad de creer que sus robos son sanos y todos los demás son malos. Todos los robos son malos. Quien esté en contra de atacar la corrupción, quien no sea capaz de entenderlo como un mal endémico, o es cómplice o es autor de hechos de corrupción o es un aprovechador de los bienes de la corrupción”, afirmó el presidente del Parlamento, quien retó a Henrique Capriles Radonski a cumplir la promesa de desconocer la habilitante si es aprobada. “¡Vaya a la calle!”, enfatizó.

“¡Naci en Caracas!”. Nicolás Maduro, por primera vez, hizo referencia a su condición de venezolano en forma irónica: “Escuché al maestro Pietro cuando nací, aquí, en Caracas”, en respuesta a la oposición que le exige la partida de nacimiento y que aclare si posee doble nacionalidad, la venezolana y colombiana, lo que le impediría ser presidente.

Luego, se refirió a las irregularidades internas en el Gobierno y a la necesidad de acabar con “el gangrena política” a través de un acuerdo nacional: “Llamo al pueblo a no permitir la corrupción (…); a no tolerar la corrupción ni de cuello amarillo ni de rojo rojito, es el mismo hamponato; la corrupción apatrida, antipopular”.

Instó a poner fin a la corrupción, que se sustenta en el modelo capitalista, alimentado por el ingreso petrolero y las relaciones con la “burguesía parasitaria”. De manera concreta, ordenó aplicar tres “R” en Cadivi (revisión, rectificación y reimpulso). En especial, pidió eliminar “el cadivismo”, que describió como ostentación de ganancia por grupos económicos y financieros, y una de las “expresiones más vulgares de la existencia de la burguesía parasitaria en la historia de la Venezuela de los últimos 100 años. “Aplicaremos las leyes; que nadie tenga duda de ello”, expresó.

El objetivo sería establecer quiénes se aprovechan de los flujos de dinero y cuáles son los grupos de poder, sus relaciones con la banca, los seguros y el mercado de valores. Cuestionó “el raspar” las tarjetas de crédito con cupos preferenciales de dólares (Cadivi) para vender divisas en el mercado negro.

“No habrá socialismo si la burguesía sigue disfrutando de privilegios flagrantemente incompatibles con una dinámica socializar, de importar a gran escala sin que se le ponga coto. Sinceremos las cosas con el mayor rigor autocrítico. Es inmoral que la ganancia de ciertas marcas de automóviles sea un grosero y abusivo 300%. Obviamente, ello demuestra que la actuación de Cadivi deja mucho que desear, es por ello que a Cadivi hay que aplicarle las tres R, con la prontitud y la profundidad de vida”.

En ese contexto, comparó el “Decreto de Guerra Muerte” de Bolívar con la “cruzada anticorrupción”, que en la época colonial estableció la pena capital, la multa de 10 pesos contra los funcionarios, así como la sanción a jueces y el derecho de los ciudadanos de denunciar los delitos, como malversación y apropiación de fondos.

“La contraloría social sin freno, activada con el pueblo en esta nueva ética socialista. La contraloría social no debe tener obstáculos de ningún tipo”.

 

 

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>