Published On: Dom, Oct 27th, 2013

Maduro ve la guerra venir y se prepara

Maduro se lanza a la “guerra invisible”

En su discurso bipolar el mandatario muestra que oscila entre el yin y el yang, entre el amor y el odio, a la misma velocidad que el péndulo de un reloj

 

 

El presidente Nicolás Maduro remató al contraataque la semana más mediática de la revolución, por obra y gracia del Viceministerio de la Felicidad Suprema. Y lo hizo ordenando la reactivación del Comando Nacional Antigolpe Cívico- Militar, una ya olvidada creación de Hugo Chávez.

“Me estoy preparando para tirar una ofensiva: especuladores, ladrones amarillos (en referencia a Primero Justicia, el partido de Henrique Capriles), parásitos, burgueses, burguesía bandida y parásita, trilogía del mal (el propio gobernador de Miranda, la diputada opositora María Corina Machado y el dirigente Leopoldo López), no va a haber arrepentimiento”, declaró Maduro. El presidente justificó la resurrección de este ente, del que nadie se acordaba, ante la “presencia no sólo de una guerra económica, psicológica, eléctrica, energética, estamos ante la presencia de un golpe continuado contra el estado y contra el pueblo”.

Ofensiva revolucionaria 
El chavismo, en otro ejercicio de propaganda, ha decretado noviembre como la “ofensiva revolucionaria en la calle para todos y todas”. Durante octubre, el oficialismo repitió hasta la saciedad que la Casa Blanca y la oposición habían urdido el “colapso total” contra su Gobierno.

“Un comando antigolpes para cada región estratégica de defensa integral, por zona de defensa de cada estado y el distrito capital”, detalló el mandatario en una reunión con el Gran Polo Patriótico. “Esta gente se arrepentirá de haber retado a los hijos de Chávez”, amenazó.

Nuevo término bélico 
Un aluvión de guerras, a las que Maduro sumó el viernes un nuevo término bélico, la guerra invisible. “Frente a la guerra psicológica de ellos, vamos a ejercer nuestro derecho a ser felices; frente a su amargura, saquemos nuestra mejor arma, que es la felicidad”, insistió el mandatario, profundizando en su discurso bipolar, que oscila entre el yin y el yang, entre el amor y el odio, a la misma velocidad que el péndulo de un reloj.

Tan lanzado estaba el presidente, que incluso se atrevió con la poesía popular, en este caso un pareado que no suena muy bien: “Si hay peo [en referencia a un estadillo social], con el pueblo me resteo [jugarse el todo por el todo].

La peor crisis 
Venezuela sufre la peor crisis económica de la última década, que mezcla un índice de inflación en torno al 50%, desabastecimiento y escasez de alimentos y productos básicos, apagones eléctricos, el colapso de hospitales públicos y un nivel salvaje de violencia urbana, que cerrará 2013 con más de 20.000 muertes violentas en el país.

Este nuevo comando cívico- militar tiene un precedente muy cercano. El 13 de abril del año pasado, aprovechando el décimo aniversario del golpe en su contra, Chávez activó una estructura parecida para enfrentar la “desestabilización” del Imperio y de la burguesía. Con el paso de las semanas, el citado plan se esfumó, como tantos otros en el chavismo.

El pueblo quiere cambios 
“La violencia es el arma de los que no tienen razón y así es como actúan los enchufados [dirigentes chavistas]. Tienen miedo a que el pueblo se exprese este 8-D (elecciones municipales), como lo hizo el 14 de abril en las presidenciales. El pueblo ya habló, la gente quiere un cambio y ese cambio viene”, contestó Capriles tras conocer las últimas decisiones del que fuera su rival electoral n

Diario Las Americas

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>