El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este miércoles, 7 de junio, que la oposición venezolana intentará “sabotear” las elecciones de la Constituyente del próximo 30 de julio. También advirtió que los delitos electorales están contemplados en las leyes venezolanas con penas de prisión.
“Algunos voceros de la derecha han dicho que van a sabotear los centros electorales. Eso es delito en flagrancia y debe ser castigado a tiempo”, dijo.

También juró “por Dios” que nadie va a impedir que se lleve a cabo este proceso electoral, y exhortó a proteger a la Constituyente “como quien cuida a un ser querido”.

“Están contemplados en el ordenamiento jurídico de Venezuela los delitos electorales. Si usted el día de las elecciones va al centro electoral y provoca un disturbio, va preso, compadre, y le pueden meter hasta 10 años y no lo va a salvar nadie, lo dicen las leyes”, sostuvo. Precisó que el Plan República será activado y se encargará de mantener el orden.

El pasado 1 de mayo Maduro convocó a una Asamblea Nacional Constituyente para reformar la actual Carta Magna, alegando que es el “único camino” para lograr la paz en el país y derrotar el golpe de Estado que, asegura, perpetra de manera continuada la oposición a su Gobierno.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha rechazado participar en este proceso.

Fuente: Efecto Cocuyo