Publicado el: Mie, May 10th, 2017

Manifiesto de militares en retiro y en el exilio a los venezolanos, con especial admonición a la Fuerza Armada Nacional

A LOS VENEZOLANOS

Venezuela vive el momento más triste, doloroso y vergonzoso de su historia. Se le intenta someter con la firme intención de esclavizar al pueblo bajo la tutela ideológica del mal llamado socialismo del siglo 21, que no es otra cosa que COMUNISMO PURO, dirigido y ordenado por el castro comunismo y el Foro de Sao Paulo.- Se han destruido las Instituciones que fundamentan una república democrática, se han hurtado las arcas del tesoro nacional, se han entregado concesiones de territorio venezolano sin cumplir las normas y condiciones estipuladas, se han corrompido todos los niveles de manejo administrativos y financieros, intentando acabar con la soberanía, han sembrado el terror con la creación de grupos de bandoleros mercenarios conocidos como “colectivos” o “círculos bolivarianos”, que violan fragrante e impunemente los derechos del ser humano, al asesinar a mansalva a venezolanos indefensos que protestan ante la falta de comida, medicinas y seguridad personal.

Hoy nos pretenden arrebatar la vigente Constitución, porque sus ambiciones ya no caben dentro de los postulados de nuestra Carta Magna. Decidieron mostrarse como son, para definitiva y abiertamente, declararse COMUNISTAS y poder así someter la voluntad de todo un pueblo que quiere ser libre, soberano, independiente y democrático. Venezuela se muestra ante el mundo como un estado fallido, un país sin orden, sin ética, sin rumbo, a la deriva, que ha obligado a miles de connacionales a desplazarse a otras latitudes donde puede encontrar paz, sosiego y oportunidades de vida digna, dejando atrás familiares y amigos.

El TOTALITARISMO COMUNISTA EN EL PODER humilla al pueblo y se burla de la Constitución, manipula a su antojo los poderes del Estado, impide a los venezolanos el ejercicio del derecho constitucional al voto, los derechos a la alimentación y a la salud para igualarnos a todos en la miseria; encarcela, persigue y tortura, cuando no asesina en las calles a todo aquel que disienta.- Enfrentamos una crisis de magnitud incalculable. Estamos en la encrucijada de definir cuál camino debemos tomar: seguir por donde se nos conduce para en poco tiempo ser peor que Cuba, donde la gente prefiere aventurarse al mar antes a seguir viviendo en la esclavitud, sometidos y sin derechos, o simplemente luchar para lograr el país que aspiramos y merecemos.

LA FUERZA ARMADA NACIONAL, la misma que en sus albores luchó y logró la libertad e independencia de seis naciones, hoy se asemeja más a los verdugos sanguinarios de antaño, no obstante su misión claramente definida en la Constitución les obliga a defender la patria y sus instituciones, por lo que deben luchar en contra de los países que aspiran someternos y contra los traidores internos que pretenden vendernos y entregarnos a cambio de su permanencia en el poder. Hoy los venezolanos, desde el lugar del mundo donde nos encontremos, exigimos a los militares en actividad el cumplimiento de sus responsabilidades: restablecer el orden constitucional y detener tanto abuso y derramamiento de sangre. Ustedes, militares en actividad, tienen la OBLIGACIÓN de evitar una guerra fratricida y para ello es menester, se hace imperioso, manifestar su apoyo al Glorioso Pueblo de Venezuela, cuyo cívico comportamiento debemos exaltar, particularmente a LOS VALIENTES ESTUDIANTES y a la valerosa y aguerrida mujer venezolana, quienes se arriesgan a perder sus vidas en la calle dando una demostración inequívoca y decidida de su voluntad de SER LIBRE E INDEPENDIENTE, para que ningún pretendido gobernante en obediencia ciega de instrucciones de algún país extranjero, dicte los destinos de Venezuela y mucho menos imponga una única ideología a seguir.

Las más destacadas y conspicuas Instituciones de nuestra Patria, entre las que cabe mencionar a la Conferencia Episcopal Venezolana y a las Academias en actuación conjunta, se han pronunciado en contra de la inconstitucionalidad, abusos del oficialismo y sus pretensiones de eternizarse en el poder sin consultar a los ciudadanos, en quienes reside intransferiblemente la SOBERANÍA.

Todo venezolano sin importar su creencia política, raza o religión tiene la obligación y el derecho constitucional de “DESCONOCER cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos”.
VENEZUELA PIDE JUSTICIA, PAZ Y LIBERTAD PARA POSTERIORMENTE ESTABLECER UN VERDADERO Y REAL SISTEMA DEMOCRÁTICO DE GOBIERNO.

El país en la calle les espera…Es el momento…y única forma de evitar sean recordados como los asesinos de su propio pueblo.

Ciudad de Doral, Estado de Florida, Estados Unidos de América, al 9 de mayo de 2017.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>