Publicado el: Jue, Oct 27th, 2016

Más de 100 manifestantes heridos en las protestas contra Maduro en Venezuela

toma-venezuela
La protesta contra la suspensión del referéndum revocatorio se transforma en un masivo acto de rechazo contra el gobierno de Nicolás Maduro

La toma de Venezuela finalizó este miércoles con una multitud ansiosa por abalanzarse sobre la sede del Gobierno para reclamar el inmediato fin del régimen chavista. Pero se impuso la prudencia de los líderes opositores, que dieron una semana más de plazo. Si en ese tiempo, dijo Henrique Capriles, “no se restituye el orden constitucional”, marcharán “hasta el Palacio de Miraflores para notificarle a Nicolás Maduro el veredicto del juicio político en la Asamblea Nacional”. El saldo provisional de “La toma de Venezuela fue de al menos 120 manifestantes heridos y 147 detenidos, la mayoría en varios Estados del país, según anunció por su parte el líder opositor Henrique Capriles, que hizo un recuento, mostrando las fotos de los heridos de bala.

El ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Néstor Reverol, informó de que un oficial de la policía del céntrico Estado de Miranda ha muerto y otros dos resultaron heridos cuando intentaban disolver una manifestación de un grupo de opositores, informa Efe. Reverol explicó que los funcionarios “procedieron a intentar dispersar la manifestación y, por parte de los manifestantes, se inició un ataque con arma de fuego”.

El chavismo estaba concentrado en los alrededores del palacio presidencial para respaldar la convocatoria del Consejo de Defensa de la Nación, una instancia consultiva de la presidencia de la República. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), coalición de formaciones opositoras, quería impedir que se repitiera otro fatal choque entre los bandos de la polarizada Venezuela como el del 11 de abril de 2002, cuando, tras una marcha descomunal como la de ayer, el entonces presidente Hugo Chávez fue depuesto durante 72 horas. “Nadie tranca la mano cuando estamos ganando la partida”, dijo Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional (AN), en un giro popular que alude a la inconveniencia de dejarse ganar por la emoción y continuar con la estrategia que se han planteado.

La oposición está convencida de que el cambio de Gobierno es inminente y pretende contener la emoción que esa posibilidad genera. En primer lugar, van a continuar con el juicio para declarar la responsabilidad política del gobernante venezolano en la crisis generada y su eventual abandono del cargo. El resultado de ese debate en el Parlamento, que empieza hoy, llevará menos de una semana y su previsible resultado, favorable a la declaratoria, no es vinculante ni implica una destitución. Representa, eso sí, un duro golpe a la legitimidad del régimen, que vive sus horas más bajas desde 1999, cuando llegó al poder. Lilian Tintori, esposa del célebre preso político Leopoldo López, ha invitado a los opositores a apoyar la sesión y a estar pendiente de sus resultados.

Tras la marcha, a la que habrían asistido decenas de miles de personas, Capriles llamó a repetir el jueves el 3 de noviembre las protestas

El viernes la oposición ha convocado a un paro de 12 horas como una forma de mantener vivo el espíritu de la protesta. Pero el gran día, si es que no hay un anuncio que reactive la organización del referéndum revocatorio, será el jueves próximo, cuando se plantean cruzar su propio Rubicón y protestar en la cara de Maduro. Para el chavismo la presencia de sus adversarios en el centro de Caracas y la llegada al palacio de Gobierno supone una afrenta.

No al diálogo

La MUD también ha confirmado que no se presentará a la primera sesión de la mesa de diálogo, facilitada por el Vaticano y una terna encabezada por el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero. No es un portazo definitivo, pero parece claro que mientras persistan las causas que originaron esta ola de protestas no habrá careos. “Es posible que hasta el próximo 3 de noviembre tengamos que sortear muchas emboscadas. Podrían rodear la AN con grupos violentos y con fuerzas represivas”, alertó Ramos Allup.

La respuesta del chavismo aún está por verse, pero tiene de su lado al Tribunal Supremo de Justicia, último intérprete de la Constitución. Con sus sentencias ha liquidado el poder controlador del Parlamento convirtiéndolo en un foro político que no puede dictar decisiones vinculantes.

Es la última de una serie de protestas, organizada a la carrera, pero que, vista la multitud asistente, lució como un éxito. Temprano en la mañana la caminata, cuyo desarrollo se anticipaba tenso debido a los fuertes cruces con los líderes del régimen en la Asamblea Nacional y el asalto al Parlamento del pasado domingo, prometía no ser tan multitudinaria como la del pasado 1 de septiembre, durante la llamada toma de Caracas. El cierre de diez estaciones de metro de Caracas y los habituales controles que coloca el régimen en los límites de Caracas impedían que los manifestantes llegaran a tiempo hasta los cinco puntos dispuestos por la organización. La oposición está jugando al todo o nada.

elpais.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>