Publicado el: Sab, Oct 8th, 2016

Matthew continúa azotando costa este de los EEUU, el ojo del huracán no ha tocado tierra

hurricane_matthew_haiti1_ml_161007_4x3_992

El huracán Matthew continúa azotando peligrosamente la costa este de EEUU

El huracán Matthew continuaba este sábado su peligroso trayecto en paralelo a la costa este de Estados Unidos, donde cuatro personas murieron, amenazando con provocar graves inundaciones en las próximas horas.

Matthew dejó escenas de desolación y muerte a su paso por el Caribe, causando la muerte de al menos 400 personas en Haití, además de cuantiosos daños en viviendas y en campos de cultivo.

Por el contrario, su impacto sobre el estado de Florida ha sido hasta el momento menos violento que lo esperado debido a que el ojo del huracán no ha tocado tierra.

El huracán comenzaba a alejarse de Florida para dirigirse hacia el norte a una velocidad de 19 km/h, ubicándose actualmente “justo fuera de las costas de Georgia”.

La trayectoria de Matthew lo llevará luego hacia Carolina del Sur y Carolina del Norte.

El pasaje del ojo del huracán a una decena de kilómetros de la costa -se encontraba a 115 km al sureste de la ciudad de Savannah, en Georgia, a las 03H00 GMT- es acompañado de un fuerte oleaje, vientos de hasta 165 km/h y lluvias torrenciales, que podrían inundar regiones costeras, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió que Matthew “todavía es realmente un huracán peligroso”.

“Creo que la mayor preocupación en este punto no es solamente la fuerza de los vientos del huracán, sino el crecimiento de las aguas costeras”, dijo Obama en la Casa Blanca.

El gobernador de Florida, Rick Scott, advirtió esta noche a través de un mensaje en Twitter que “las inundaciones continúan en el noreste de Florida. Permanezcan en el interior!”

Durante la jornada, lo peor de la tormenta pasó frente a Cabo Cañaveral, donde la Nasa tiene su centro de lanzamiento de cohetes, y dejó “daños limitados en el tejado de las instalaciones del KSC (el Centro Espacial Kennedy)”, dijo la institución en su página web.

En su pasaje por Florida, Matthew ha dejado al menos cuatro muertos, entre ellos un hombre y una mujer en situación de emergencia médica que fallecieron debido a que los vehículos de auxilio no pudieron salir debido al temporal.

Un tercera persona murió al ser aplastada por la caída de un árbol en el condado de Volusia, y en el condado de Putnam falleció otra mujer en circunstancias similares cuando un árbol cayó sobre la caravana donde se había refugiado de la tormenta.

Los cortes de energía eléctrica son una de las consecuencias del mal tiempo reinante, con un 11% de los consumidores de la red eléctrica de Florida afectados, o sea más de 1,1 millón de personas.

En Jacksonville, muchas personas encontraron refugio en hoteles y los niños jugaban en sus salones mientras los adultos conversaban en las penumbras sobre otras tormentas que habían vivido. Este sábado, más de 215,000 personas no tienen electricidad en Jacksonville.

“Los expertos en meteorología describieron a Matthew como una tempestad que se produce una sola vez en un siglo y sobre la cual nuestros niños y nietos hablarán durante varias generaciones”, comentó la alcaldesa de esta ciudad, Lenny Curry.

Matthew sembró la desolación en Haití a principios de semana y dada la magnitud de los daños causados, será difícil lograr un recuento preciso de víctimas mortales.

Frente al balance proporcionado por el senador haitiano Hervé Fourcand, de 400 muertos, el órgano de protección civil del departamento del Sur informó de 315 fallecidos. Por su parte, el último balance oficial parcial del Ministerio del Interior haitiano daba cuenta de 271 muertos.

Toda la parte sur de Haití fue arrasada por torrentes de agua y azotada por violentos vientos. Las imágenes aéreas tomadas por periodistas que pudieron acceder en los dos últimos días a las ciudades más golpeadas del sur mostraban casas destruidas, techos de aluminio arrancados y árboles caídos.

Las desoladoras imágenes de la ciudad de Los Cayos recordaban a las escenas que dejó el violento terremoto de 2010, en el que murieron más de 200.000 personas.

“Vi la muerte cara a cara”, aseguró Yolette Cazenor, una habitante de Los Cayos (sur), la tercera ciudad del país. Su casa se quebró por la mitad cuando le cayó un árbol encima.

Fuente: El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>