Published On: vie, Oct 18th, 2013

Mexico tendrá un impuesto a la obesidad


-Peña Nieto logra la aprobación de la reforma fiscal apoyado por la izquierda

-Una alianza entre el PRI y el PRD salva buena parte del paquete de medidas fiscales propuesta inicialmente por el presidente mexicano

 

 

El presidente Enrique Peña Nieto ha logrado este jueves que la Cámara de Diputados apruebe una reforma fiscal que aumenta los impuestos a los que más ganan, impide mecanismos que eran usados por las grandes empresas para pagar menos y castiga a los refrescos, así como a otros alimentos calóricos, con un gravamen que supuestamente pretende abatir el problema de obesidad que padece México.

Peña Nieto logró pasar esta ley, que tenía de plazo hasta el domingo y que enfrentaba la oposición del Partido Acción Nacional, gracias a la alianza entre su partido, el Revolucionario Institucional, y el izquierdista partido de la Revolución Democrática (PRD).

Los diputados del partido en el Gobierno y los izquierdistas han unido fuerzas este jueves para sacar adelante en lo general un paquete de medidas que, si bien han variado respecto a la propuesta inicial hecha por el presidente Peña Nieto en septiembre, han mantenido la esencia de la iniciativa.

La subida de impuestos a la renta, el gravamen a refrescos y alimentos con alto contenido calórico y la creación de un régimen fiscal que anime a los trabajadores empleados en la informalidad —se calcula que son un 60% del total— a incorporarse al sistema de pago de impuestos, son algunas de las principales medidas.

Cuando el pasado 9 de septiembre el presidente mexicano presentó su paquete de propuestas, calificó ésta como una “reforma social”. Esa es una de las ideas que ha querido reivindicar durante el debate el PRD para justificar su alianza con el PRI gubernamental. Los diputados perredistas defendieron algunos cambios como la decisión de no aplicar finalmente el IVA a la renta de casas. También se atribuyeron el logro de que la subida del Impuesto Sobre la Renta (ISR) para ingresos de más de 500.000 pesos (unos 38.000 dólares) – inicialmente prevista del actual 30% al 32% – sea finalmente progresiva y llegue hasta el 35% para las personas que ingresen más de tres millones de pesos anuales.

La bancada del Partido Acción Nacional votó en bloque en contra de las medidas, como ya lo había anunciado desde hace días. Los panistas defendieron desde el principio la aplicación del IVA a alimentos y medicamentos – actualmente exentos – una opción a la que renunció el presidente Peña Nieto en su propuesta septiembre. El PAN también hizo campaña para que las colegiaturas continuaran exentas de IVA, algo a lo que accedió el PRI.

Entre las propuestas iniciales del presidente, también ha sido aprobada la desaparición del régimen de consolidación fiscal para las empresas, así como el fin del Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU). Se mantiene en cambio la creación de un impuesto verde, aunque el petróleo crudo y el gas natural han quedado exentos.

Las propuestas del borrador inicial que se han quedado por el camino supondrán un ingreso de 55.700 millones de pesos (unos 4.300 millones de dólares) menos de los previstos inicialmente, según ha explicado esta tarde el secretario de Hacienda, Luis Videgaray. En su presentación, el presidente Peña Nieto anunció que con la reforma, el incremento de la recaudación para 2014 supondría 1,4% del PIB. y de un 3% para 2018.

A la espera de que el paquete fiscal pase por el Senado, en el pleno de la Cámara de Diputados de este jueves también se han aprobado las reformas de la Ley de Coordinación Fiscal. La modificación permitirá que las nóminas de los maestros – ahora al cargo de los Estados- pasen a manos del Gobierno federal. Esa modificación también da el visto bueno a destinar más recursos federales al Distrito Federal, vista como la llave de cambio con la que el PRI consiguió el apoyo de la izquierda para sacar adelante su reforma fiscal.

Las principales medidas de la reforma

Un mes después de que se presentara la propuesta, tras una modificación del borrador inicial por parte del Gobierno y muchas negociaciones que han cambiado el contenido del anuncio de Peña Nieto, estos son los principales cambios fiscales que afectarán a los mexicanos.

Aumento del Impuesto Sobre la Renta (ISR)

Las personas que ingresen más de 500.000 pesos al año (unos 38.000 dólares) verán cómo aumenta su ISR. Aquellos que ganen de 500.000 hasta 750.000 pesos pagarán el 31%; el ISR será del 32% para los que ingresen entre 750.000 pesos y un millón. A aquellos que ganen entre uno y tres millones se les aplicará un 34% y los que ingresen más de tres millones pagarán el máximo, un 35%.

IVA unificado en el territorio mexicano

El régimen especial de IVA reducido del 11% con el que contaban las zonas fronterizas ha llegado a su fin. El impuesto se unifica en todo el país al 16%.

Otros artículos con IVA

Algunos artículos que gozaban de una exención de IVA dejarán de contar con él, como es el caso del transporte terrestre de pasajeros – salvo en áreas urbanas, suburbanas y metropolitanas, los chicles, la compra de mascotas y de alimentos para mascotas. También se pagará IVA en la compra-venta de viviendas por valor superior a 3,5 millones de pesos.

Impuesto sobre las ganancias en Bolsa

Las ganancias en la Bolsa Mexicana de Valores  se verán gravadas con el 10%.

Impuesto contra la obesidad

Uno de los impuestos que más han dado que hablar en la calle durante la discusión. Finalmente, las bebidas saborizadas estarán gravadas con peso por cada litro. Además, siguiendo el argumento de que los refrescos no son los únicos causantes de la obesidad en México, se establece un nuevo impuesto sobre la conocida como “comida chatarra”, alimentos no básicos con una alta densidad calórica como los helados, el chocolate, flanes, etc.

Régimen de incorporación fiscal

Con el objetivo de incorporar a la economía formal al aproximadamente 60% de los trabajadores mexicanos que se emplean en la informalidad, se crea un Régimen de Incorporación. Se pretende que los trabajadores que ingresen hasta dos millones de pesos empiecen a pagar impuestos. Para ello, estarán beneficiados de un descuento inicial del 100% del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que se irá disminuyendo paulatinamente. Este régimen sustituye al actual Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos).

El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>