Publicado el: Dom, Ago 23rd, 2015

Mientras Santos rechaza el cierre de la frontera, Maduro deporta colombianos

Santos rechaza el cierre de parte de la frontera decretado por Maduro
El presidente colombiano asegura que tratará de hablar con el líder venezolano para buscar una solución a la crisis
Venezuela deporta a colombianos en el primer día de estado de excepción
Tras decretar el estado de excepción en 5 municipios, el Gobierno venezolano expulsa a irregulares y presuntos paramilitares

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha salido este sábado al paso de la decisión de su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, de decretar el estado de excepción y cerrar parte de la frontera entre ambos países después de un ataque, atribuido por portavoces oficiales a contrabandistas o paramilitares colombianos, que dejó heridos el miércoles a tres militares y un civil venezolanos en la población de San Antonio del Táchira. En un tono más conciliador que el de Maduro, el mandatario colombiano ha asegurado que la medida no favorece a nadie y que, por el contrario, perjudica a los ciudadanos de ambos lados.

“Si cooperamos los únicos que pierden son los delincuentes, pero si se cierra la frontera y no hay coordinación los únicos que ganan son los delincuentes”, ha afirmado Santos, que, según dijo, tratará de comunicarse personalmente con Maduro para buscar una solución a esta crisis, aunque no está claro aún cuándo ni de qué forma. En este sentido, la reunión de las dos cancilleres prevista para mediados de septiembre se ha adelantado al próximo miércoles y el presidente colombiano ha enviado al ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, trasladarse en la tarde de este sábado a Cúcuta para abordar la crisis.

“¿Cuál es la verdadera razón detrás de esas medidas, de los estados de excepción que decretaron? Pues no lo sabemos”, dijo Santos, quien aseguró que su Gobierno entiende la preocupación de Venezuela por el ataque contra los militares, pero no comparte el cierre de la frontera.

La capital del departamento de Norte de Santander es quien más puede sufrir la medida del lado colombiano. Según el gobernador, Edgar Díaz, la medida afectará a unas 100.000 personas al día y dejará más de 400.000 dólares de pérdidas. La cifra correspondería al envío de unas 4.000 toneladas diarias de carbón con destino a Europa que Colombia exporta a través de Maracaibo.

Para el Gobierno venezolano, la frontera binacional de casi 2.300 kilómetros es el origen de los principales problemas que aqueja a la revolución: el desabastecimiento, que atribuye al bachaqueo o contrabando de productos subsidiados; la delincuencia, que Venezuela atribuye a la importación de modelos colombianos del crimen organizado y la subversión política, que achaca a conspiraciones urdidas por el expresidente y senador Álvaro Uribe.

Maduro agregó este jueves al catálogo de agravios la carga social que significa para su país el éxodo de ciudadanos colombianos, que cifró en 121.000 inmigrantes solo en lo que va de 2015. Unos datos que nada tienen que ver con los que maneja Migración Colombia. Hasta la fecha hay constancia de que 315.000 colombianos han viajado a Venezuela, de los cuales han regresado 307.000. Cerca del 70% lo habrían hecho en calidad de turistas. Aunque la dinámica migratoria no puede llevar a una conclusión empírica, sí se podría pensar que puede haber 8.000 colombianos que se quedaron en Venezuela, 113.000 menos de los que menciona Maduro. Hay que tener en cuenta, además, que al igual que ocurre con los venezolanos que ingresan en Colombia, muchos lo hacen para viajar a un tercer país.

El presidente venezolano llegó a comparar la emigración de colombianos con la crisis de refugiados africanos en Europa, un extremo que ha irritado a Santos: “Es contraevidente y no tiene lógica. Los migrantes de África migran porque la situación económica de Europa es mejor, buscan calidad de vida y hay mejores oportunidades. Si uno hace la comparación entre los dos lados de la frontera es al contrario. Si se comparan indicadores, crecimiento económico, generación de empleo, inversión y productividad la situación indica lo contrario”.

Venezuela deporta a colombianos en el primer día de estado de excepción

Durante el primer día en vigor del Estado de Excepción decretado por el presidente Nicolás Maduro en cinco municipios del estado de Táchira, fronterizos con Colombia, las operaciones de las fuerzas policiales y militares venezolanas se concentraron en la población de San Antonio del Táchira, donde el pasado miércoles presuntos paramilitares colombianos atacaron e hirieron a tres suboficiales del Ejército venezolano.

Cerca de 2.400 agentes de seguridad y militares tomaron el sector La Invasión de la localidad, un barrio de chabolas con calles de tierra que la noche anterior el propio Maduro había denunciado como un asentamiento informal de contrabandistas. La redada se saldó con la captura de ocho personas con supuestos vínculos con el paramilitarismo, y la deportación de 185 ciudadanos colombianos que se encontraban en el país de manera irregular. A estos últimos se les remitió en cuatro autobuses a la cercana ciudad de Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander (Colombia).

No obstante, las autoridades venezolanos todavía no reportan la detención de los perpetradores del ataque del miércoles, dos hombres en moto que portaban armas largas. El incidente detonó el cierre de la frontera, inicialmente por 72 horas pero luego prolongado por Maduro de forma indefinida, y la suspensión de garantías constitucionales.

Mientras se conocían los rigores del peinado de la zona por parte de fuerzas policiales y militares venezolanas, el gobernador del estado de Táchira, José Gregorio Vielma Mora, un ex capitán del Ejército y ficha del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), intentaba ponerle un rostro amable a la situación. Si ya durante la madrugada del sábado, frente a las cámaras de televisión, permitía el paso hacia Venezuela de una pareja en carro, en la que la mujer estaba en trabajo de parto, a lo largo de la jornada presidió los desplazamientos de los buses con insignias de la Cruz Roja que iniciaron el recorrido del “Corredor Humanitario” que permitirá trasladar enfermos de uno a otro lado. El primer servicio del día llevó a 40 diabéticos de la población de Ureña, en Venezuela, a realizar sus correspondientes sesiones de diálisis en Colombia.

También se anunció que a partir del lunes se otorgarán salvoconductos a estudiantes que necesiten atravesar la frontera para atender sus cursos, y a inversionistas colombianos que tienen empresas en el lado venezolano.

Vielma Mora fue nombrado por Maduro como Jefe de la zona donde rige el Estado de Excepción, que incluye a los municipios Bolívar, Junín, Ureña, Capacho Libertador y Capacho Independencia del estado Táchira. El Gobernador se reunió durante el día con los alcaldes de las cinco circunscripciones, representantes todos de partidos de oposición al régimen chavista. Frente a los alcaldes, como ya lo había hecho con los periodistas de la región, Vielma desplegó un galimatías según el cual si bien rige un Estado de Excepción, las garantías constitucionales no se encuentran suspendidas.

Se trata en cualquier caso de los primeros tanteos para gestionar una situación nueva y casi sobrevenida, que pone un cepo a una de las fronteras binacionales más dinámicas de América del Sur. Aunque los inconvenientes diarios serán muchos, no se espera que la situación cambie pronto. Este sábado, en un acto celebrado en el estado de Anzoátegui (noreste de Venezuela), el presidente Nicolás Maduro adelantó que no cree probable que se retracte de las medidas adoptadas en la zona fronteriza.

“Yo no voy a abrir esa frontera hasta tanto no se restablezca la paz y dejen el ataque desde Colombia contra nuestra economía”, juró.

El miércoles debe producirse un encuentro, con toda probabilidad en Bogotá, entre las cancilleres Delcy Rodríguez, de Venezuela, y María Ángel Holguín, de Colombia. Se espera que en la reunión ambas funcionarias exploren mecanismos concretos que permitan solventar la situación en la frontera.

Este sábado, sin embargo, el presidente colombiano Juan Manuel Santos dio a conocer su disposición a conversar antes con su homólogo venezolano, con la finalidad de buscar una solución a la crisis.

El País

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>