Publicado el: Vie, Abr 21st, 2017

Militares estadounidenses retirados piden a Trump continuar la normalización con Cuba


Dieciséis militares retirados de alto rango pidieron a la administración de Donald Trump que continúe el proceso de normalización de relaciones con Cuba, en aras de la seguridad nacional de Estados Unidos y la estabilidad de la región.

“La ubicación de Cuba en el Caribe y la proximidad a EE.UU. la convierten en un socio natural y estratégicamente valioso sobre cuestiones de interés inmediato, incluido el terrorismo, el control de fronteras, la interdicción de drogas, la protección del medioambiente, y la preparación para emergencias”, señalaron los oficiales retirados en una carta entregada al teniente general H.R. McMaster, asesor de Seguridad Nacional del Presidente, y hecha pública el jueves.

Los militares retirados —con rango para desplegar un pabellón (flag officers)— señalaron que es de interés para la seguridad de EEUU garantizar la estabilidad económica de la isla.

“Reconocemos que el régimen actual debe hacer más para abrir su sistema político y dialogar con el pueblo cubano. Pero si no somos capaces de participar desde el punto de vista económico y político, lo cierto es que China, Rusia, y otras entidades cuyos intereses son contrarios a los Estados Unidos, correrán a llenar ese vacío”, destacaron.

Seis de los firmantes visitaron Cuba entre el 14 y el 17 marzo y se reunieron con funcionarios de la cancillería y los Ministerios de Energía, Agricultura, Comercio e Inversión Extranjera, por invitación del gobierno cubano. Según trascendió en una llamada con reporteros el jueves, también visitaron el puerto del Mariel y sostuvieron un encuentro con 12 oficiales del Ministerio del Interior.

“Nos hicieron un resumen significativo de hora y media en Power Point sobre sus preocupaciones de seguridad y sus pensamientos sobre la cooperación con los Estados Unidos”, comentó el general de brigada (retirado) Stephen A. Cheney, quien caracterizó a los oficiales como “un grupo muy interesante de militares en activo”, sin dar más detalles.

“Algunos cuestionaron por qué no nos reunimos con disidentes, pero este no era el propósito del viaje sino escuchar a la gente del gobierno, tener una idea de cómo funciona y cuáles son sus intereses”, agregó.

La carta intenta influir en la revisión de la política hacia Cuba que está coordinando el Consejo de Seguridad Nacional. La Administración “debe tomar en cuenta todos los factores de seguridad nacional en consideración” y no mirar la política actual “simplemente como algo que Obama hizo y porque lo hizo él, lo odias”, dijo el general.

La principal preocupación desde el punto de vista de seguridad, destacó, es que pueda ocurrir un éxodo masivo debido al empeoramiento de la situación económica de la isla, una posibilidad que “a 90 millas de nuestras costas, no nos hace ningún favor”.

“Si se sienten desesperados, van acercarse a quienes nosotros no quisiéramos”, agregó el general de brigada David McGinnis, en referencia al papel creciente de potencias como China, Rusia e Irán en la región.

Cheney destacó el nivel de cooperación logrado con Cuba en temas de seguridad, a partir del llamado “deshielo” iniciado por el expresidente Obama, pero dijo que parte de “la frustración” del gobierno cubano es que las reuniones rutinarias que debían dar continuidad a esos mecanismos de cooperación han sido canceladas por la Administración Trump, “no porque haya un cambio de política sino porque el personal no está.”

Asimismo, señaló que la administración Trump podría levantar restricciones comerciales y financieras, por ejemplo en la agricultura, para beneficio de las compañías estadounidenses. “Claramente el embargo no ha funcionado. Tenemos que buscar nuevas acciones si queremos aumentar nuestra seguridad”, añadió el teniente general retirado John G. Castellaw, quien también viajó a Cuba junto a Cheney y McGinnis.

El viaje y la misiva fueron coordinados por el American Security Project (ASP), una organización no partidista de la cual son miembros varios de los militares retirados y de la cual Cheney es su director ejecutivo. Según un comunicado de esa organización, el viaje fue organizado por Scott Gilbert, miembro de la junta directiva del ASP y abogado del contratista Alan Gross, preso en Cuba y liberado el 17 de diciembre del 2014.

Entre los firmantes de la carta se encuentran, además, el general (Ret.) James T.Hill, que dirigió el Comando Sur de EEUU entre el 2002 y el 2004, así como el almirante (Ret.) Robert Inman, que ocupó altos cargos en los servicios de inteligencia de los presidentes Ronald Reagan y George W. Bush.

Varios firmantes de la carta a McMaster, entre ellos McGinnis, el general de división (Ret.) Paul Eaton, los contralmirantes (Ret.) Jamie Barnett y Michael Smith, así como el general de brigada (Ret.) Stephen Xenakis, apoyaron públicamante a Hillary Clinton durante la campaña presidencia

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article145797299.html#storylink=cpy

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>