Published On: lun, May 6th, 2019

MIS EXPERIENCIAS CARCELARIAS EN VENEZUELA, por Rafael Tobías Blanco Vilariño


Para el año 1971, me desempeñaba como profesor Asistente en la Cátedra de Microbiología de la Universidad de Carabobo; después de haber efectuado mi postgrado en Microbiología en el Instituto Pasteur de Paris. Para ese entonces, recibí un oficio del Decanato de la Escuela de Medicina, donde se me delegaba para que solucionara una gran epidemia de gastroenteritis en la Cárcel de Tocuyito; la cual pude cumplir bajo la protección de los guardias de dicha institución, lo cual me permitió examinar clínicamente a cada paciente y el poder hacer las correspondientes toma de muestra de agua de los bebederos de los presidiarios, de la cocina, lavamanos etc, lo que me permitió en poco tiempo aislar e identificar una virulenta Escherichia coli entero-invasora y seleccionar el antibiótico correspondiente para la cura de dichos encarcelados; pero este logro sería totalmente insuficiente, si yo no descubría el foco de contaminación, que resultó ser el tanque de agua, el cual cuando logre subir para la toma de muestra, pude ver como sobre su superficie estaban flotando unos grandes y numerosas formas cilíndricas y compactas de excrementos humanos, denominados “mojones”, todos pletóricos de dicho microorganismos, luego de una inteligente cacería, se logro capturar a un presidiario que por venganza se estaba defecando durante las noches en dicho tanque. De esta forma logré detener dicha epidemia, que de haber sido en un recinto de niños la mortalidad hubiera sido catastrófica.

Pero esta experiencia, también me permitió vivir y ver la condición humana de algunos de mis pacientes encarcelados, donde algunos reconocían su culpabilidad y otros no; en este aspecto yo había tenido la fortuna de haber sido un gran amigo en Francia, del maestro y profesor en Criminalista de la UCV, el Dr. Gómez Grillo, donde este grande hombre me enseñaba sus aleccionadores artículos sobre criminalística, que desde ese país el enviaba al Nacional en Venezuela; donde él también exponía sobre como debe ser el trato y conducta con estos seres.

Hoy, en esta destartalada Venezuela, las cárceles se han convertido en centros que recuerdan el terror de las Cárceles de Pedro Estrada durante la dictadura de Pérez Jiménez, donde se violaban descaradamente los Derecho Humanos y se cometía daños de Lesa Humanidad. O bien, son instituciones de posgrado en criminalística hamponil, en tráfico de drogas etc, algunos de esos centros dotados de salas para el placer, en todo el sentido de la palabra. Pero en ninguno de ellos se está efectuando alguna labor psicológica, para su rescate y re-incorporación a la sociedad.

Por ello, nadie desea estar 24 horas en uno de eso centros: lo cual me permite comprender el terror que hoy expresan todos los integrantes de este narco-gobierno en su desesperada lucha por no entregar el poder; debido a que todos sabemos el que ninguno de ellos está exento de un expediente criminal por narcotráfico, asesinato, violación de los derechos Humanos, lesiones de Lesa Humanidad, malversación de bienes nacionales, dolo y del enriquecimiento ilícito.

Por ello el 90% de los demócratas venezolanos no van a poner su otra mejilla ante estos perversos y engreídos corruptos; a quienes debemos expulsar de Miraflores, tal como Jesús a fuerza de Látigo expulsó a los violadores del Templo. ¡VOILÁ¡

Dr. Rafael Tobías Blanco Vilariño.
Médico Microbiólogo Clínico.
Universidad de Carabobo- Valencia- Venezuela.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>