Published On: vie, Nov 7th, 2014

MUD: ¿Una Plataforma Política?

Por: FERNANDO FACCHIN B.

El proceso de descomposición política debido al vaciamiento ideológico de los partidos, donde la reflexión colectiva no existe, o por lo menos no lo han hecho en consonancia con el reclamo social, con las demandas populares; sin una base política sólida para luchar frente a un madurismo que naufraga en las formas más penosas del cretinismo legalista ante la incertidumbre presidencial y una infraestructura de poder diseñada para mandar, no para gobernar, por ello se hace imprescindible la formulación de un pacto político emergente, donde la ciudadanía tenga participación activa para realizar un análisis exhaustivo sobre nuestra realidad actual, tomando en cuenta que los ciudadanos somos agentes necesarios para la creación de un nuevo paradigma político que llene las expectativas de la sociedad del futuro. O nos avocamos a una nueva cultura política Confío en que sobre esa base se perfila la MUD bajo la batuta de Rubén Pérez Silva.

En Venezuela se ha consolidado una clase política gobernante inescrupulosa, amoral, con una vocación autoritaria, que amenaza seriamente a la república por estar desprovista de contrapesos, formas de fiscalización y control, que desconoce de modo constante y grosero a la institucionalidad, el estado de derecho y a la sociedad civil que le adversa. Estas prácticas autoritarias han creado un ambiente donde predomina la incultura de la imposición, la discriminación por encima del diálogo y el atropello a la ciudadanía, razón por la cual hoy más que nunca se impone una voluntad política activa y decidida a detener el retroceso democrático y la aniquilación de la dignidad ciudadana.

La MUD debe estar centrada en la conformación de un pacto político emergente, promover la participación ciudadana, en todos sus sectores, de manera fundamental. Sin esa participación, todo cuanto pueda hacer la MUD será insuficiente para atraer la atención y entusiasmo de la ciudadanía.

La MUD debe lograr convertirse en la plataforma política para dar a la sociedad toda la posibilidad cierta de participar en igualdad de condiciones que los partidos políticos, de no ser así, el riesgo político en Carabobo se agrava, por cuanto los liderazgos nuevos, jóvenes y capaces, con altos niveles de convocatoria no participaran y el resultado de ello ya lo conocemos.

La MUD como Plataforma Política emergente, debe lograr un pacto de civilidad política, para unificar los criterios políticos que nos permitan lograr confianza de la sociedad y evitar una guerra sucia entre nosotros mismo. Con un criterio político uniforme, donde la ciudadanía esté informada razonablemente de las actividades políticas en general y pueda ofrecer su punto de vista sobre las mismas, donde los políticos y la sociedad en participación conjunta la utilicen como herramienta de salida y acuerdos que generen confianza. Es necesario que los políticos y la sociedad se involucren en un foro deliberativo y político de la problemática social, económica y política del país y que todos los sectores se involucren en el propósito de pensar y estimular nuevos e innovadores proyectos con los nuevos liderazgos.

Decía Rómulo Betancourt (1954) –vigente hoy- “…y la verdad es que nosotros no podemos pensar, en estos momentos precisos, en organizar una acción violenta que venga de los cuarteles a la calle, porque la inmensa mayoría de los oficiales afectos a las ideas democráticas han sido dados de baja, o no tienen mando de tropas, o están en la cárcel o el destierro o traicionados por el tirano.”

Con prescindencia del consenso o las primarias, estimo urgente la formación de una Plataforma Política en Carabobo que dé respuesta inmediata a la ciudadanía.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>