Publicado el: Jue, Ago 18th, 2016

Nadadores americanos en Brasil mintieron sobre un supuesto asalto

Ryan Lochte-2La Policía confirma que el asalto a Lochte y sus colegas nunca existió
Los nadadores causaron destrozos en una gasolinera y dejaron dinero a cuenta antes de volver sanos y salvos a la Villa Olímpica

La versión del nadador norteamericano Ryan Lochte sobre el atraco que sufrió en la madrugada del domingo junto a otros tres nadadores ha perdido cualquier credibilidad. Nuevas informaciones sobre el caso revelan que no existió tal asalto mientras volvían de una fiesta, sino que el incidente fue en una gasolinera, donde los deportistas, supuestamente, rompieron parte de las instalaciones y acabaron involucrándose en una pelea con los vigilantes del lugar. “La única verdad que dijeron fue que estaban borrachos”, dijo el jefe de la Policía Civil, Fernando Veloso.

La Policía confirma que el asalto a Lochte y sus colegas nunca existió
asalto a nadadoresen rio

Según fuentes policiales, los jóvenes –Lochte, Gunnar Bentze, Jack Conger y James Feigen– salieron de la fiesta en la que se encontraban bien entrada la madrugada del domingo y tomaron un taxi. Quisieron parar en una gasolinera para usar el baño y fue allí donde, según la versión que la Policía da por válida, causaron daños en las instalaciones. Dos vigilantes del lugar pidieron explicaciones a los atletas y les obligaron a permanecer en la gasolinera hasta que llegase la Policía. Los guardias tuvieron dificultades para controlarlos y uno de ellos acabó amenazándolos con una pistola. Las autoridades no llegaron y finalmente el incidente se resolvió con el pago por parte de los nadadores de los destrozos causados. Y como puede verse en las cámaras de seguridad de la Villa Olímpica, los cuatro llegaron sanos y salvos a las siete de la mañana a las instalaciones con sus pertenencias, llevaban sus relojes y móviles en las manos. Lochte, incluso, hizo bromas con uno de sus colegas.

El miércoles por la noche la Policía impidió que Bentze y Conger embarcasen en un avión con destino a los Estados Unidos. Los agentes sacaron a los deportistas de la aeronave para interrogarles sobre el supuesto asalto a mano armada que el propio Lochte relató a la prensa americana ya que habían sido convocados anteriormente para declarar, pero no comparecieron. Los agentes confiscaron por orden judicial sus pasaportes y los nadadores no podrán, de momento, salir del país. La policía ya había irrumpido por la mañana en la Villa Olímpica, donde se alojaban los cuatro, para llevarse sus pasaportes y revisar sus teléfonos móviles con la esperanza de conseguir más pistas sobre el caso. Pero Lochte ya estaba en los Estados Unidos y Feigen fuera del recinto olímpico.

En una entrevista con la cadena estadounidense NBC, Lochte ya había cambiado este miércoles algunos detalles sobre los hechos. El nadador, 12 veces medallista olímpico, dijo que el asalto no se habría producido mientras circulaban en un taxi de regreso a la Villa Olímpica, como habían contado inicialmente, sino en una gasolinera. La otra inconsistencia revelada por la NBC respecto a la historia original contada por los deportistas sería que a Lochte no lo habrían encañonado con una pistola en la cabeza, sino que simplemente lo apuntaron. En lo único que coinciden las versiones policiales y la del nadador ahora es que el escenario del incidente fue una gasolinera y que sí hubo un arma apuntándoles, pero no de un ladrón sino de un vigilante intentando controlar a los atletas.

elpais.com

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>