Publicado el: Mar, May 7th, 2013

Bocaranda: Maduro demuestra que quien manejaba todo cuando era Canciller era Chávez

  Runrunes: Esta columna del pasado jueves traía una información que por lo acontecido en Perú ese mismo día pareciera ser la explicación para que el canciller de Ollanta Humala provocara la destemplada y dura reacción del presidente Nicolás Maduro: “Venezuela se respeta (…) no nos importa lo que opine el canciller del Perú (…) usted se equivocó, Canciller del Perú, se equivocó. Ha cometido el error de su vida, Roncagliolo”. Habiendo sido el gobierno peruano anfitrión de la cumbre en la que el recién electo presidente venezolano se presentó con la promesa hecha horas antes en Caracas por el CNE de ir a una más completa auditoría electoral. La información que se dio en Lima incluyo el siguiente párrafo: “La reunión extraordinaria de UNASUR para abordar la situación en Venezuela se produjo pocas horas después del anuncio del CNE en Caracas de que realizaría la auditoría del 46% de máquinas de votación restantes, (la ley permite el 54% y Capriles pedía el 100%). Por ello el documento final refiere que los jefes de Estado tomaron “nota positiva de la decisión del CNE de implementar una metodología que permita una auditoría del total de las mesas electorales”. Dijimos en estas páginas que “a las presidentas Cristina Kirchner y Dilma Rousseff no les pareció nada bien que después de haberse comprometido Maduro a ello saliera luego el CNE a negar lo que antes les aseguraron sería cumplido. Para ambas eso le quitaba credibilidad al nuevo gobierno”. Ante el cambio de posición del CNE, dejando de lado la propuesta presentada como compromiso de última hora para que los cansados presidentes y cancilleres pudieran asistir a la investidura de Maduro, el gobierno anfitrión de la Cumbre encabezado por el presidente Humala, decidió dar un paso al frente -tras las escenas de violencia de los diputados oficialistas- llamando al diálogo y la paz. Ya en la declaración de Lima se había incluido un exhorto a la paz y la convivencia, similar al que expresó el canciller peruano Rafael Roncagliolo quien en sus palabras reiteró que la solicitud es la misma que figuró en el comunicado que emitió el grupo luego de la elección de Maduro el 14 de abril, “donde se pedía también tolerancia, diálogo y respeto mutuo entre el gobierno y la oposición venezolana. Perú saludó el triunfo de Maduro en nombre de la unión de los venezolanos”, precisó. La intemperancia, arrogancia y falta de tacto del presidente venezolano crearon un absurdo y negativo conflicto que fue criticado -en llamadas cruzadas entre ellos tras el envío del borrador peruano- por todos los presidentes de Unasur, a excepción de Evo y Correa que siguen patria o muerte con Nicolás. Tras llamar a Caracas al embajador venezolano en Lima que le “trasladó” la información se dio cuenta del tremendo y absurdo “gaffe” por lo que reculó en silencio tras el escándalo gratuito y unipersonal. Precisamente el asunto coincidió con la visualización global del incidente violento en la Asamblea lo que provocó la mención del presidente estadounidense desde México. Esto sirvió para volver a recoger el guante de boxeo con EEUU. Hasta la canciller de Colombia hizo un exhorto a dejar la violencia de lado basada en la propia experiencia colombiana. Precisamente, por ese temor a que “las presiones gringas hagan cambiar posiciones a nuestros aliados en Unasur” decidió Maduro, de forma unilateral, emprender viaje a Uruguay, Argentina y Brasil para asegurarse el apoyo en su posición de no hacer la auditoría como se prometió desde la noche electoral. La improvisación reinante en estos dos meses de gobierno provisional y validado por el CNE se volvió a manifestar con este impromptu. En la cancillería de Brasil, el muy respetado Palacio de Itamaraty, dieron un salto de sorpresa cuando se hizo el anuncio. Nadie les había avisado ni consultado. Así se maneja la cancillería roja. Maduro ha demostrado que quien manejaba todo era Hugo Chávez y el solo hacía seguimiento a sus declaraciones. Está demostrando que aprendió poco en ese cargo. Creíamos que al menos tenía experiencia diplomática tras tantos viajes y encuentros bilaterales y multilaterales. Los cubanos han manejado como embajadas paralelas muchas de nuestra delegaciones, sobretodo las multilaterales. A Jaua no le interesa ese cargo pues lo suyo parece ser cogerse al estado Miranda como una obsesión de su vida política…

El Universal

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>