Published On: mié, Jun 19th, 2013

Nicolas Maduro no oculta crisis en el chavismo

 

  Además de enfrentar a la recién formada Fuerza Aérea de la oposición y tener que cuidarse de ex funcionarios estadounidenses que le esperan en esquinas oscuras para inocularle alguna enfermedad, Nicolás Maduro también debe lidiar con las operaciones de sabotaje del imperialismo que hacen estallar refinerías y utilizan Twitter para coordinar ataques a clínicas cubanas.

Aparentemente no hay mal en Venezuela que no haya sido causado por la oposición, o al menos así lo quiere hacer ver los altos portavoces de la Revolución Bolivariana en su desesperado intento por forjar la unidad dentro de sus filas, dijeron analistas.

Se trata de un creciente listado de acusaciones que hacen levantar más de una ceja en la comunidad internacional, al develar grados de paranoia aún mayores a las del fallecido presidente Hugo Chávez.

Pero algunos analistas dijeron que quienes lanzan las acusaciones saben que son falsas, y que las mentiras forman parte de una desesperada estrategia por crear unidad dentro de las filas del chavismo, en momentos en que el régimen de Maduro se ve arrinconado por señales de un mayor descontento popular.

“Yo le llamo quincallería mediática”, dijo José Vicente Carrasquero, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Simon Bolívar, en referencia a las múltiples acusaciones lanzadas contra la oposición en las últimas semanas.

“En Venezuela, la situación está muy mal. Ya hay gente en el chavismo que piensa que el gobierno no está funcionando bien. Eso deja a Maduro con la necesidad urgente de salir a apelar a algo que invite al nacionalismo, y a unirse alrededor del chavismo”, explicó.

Funcionarios del gobierno venezolano no estuvieron disponibles para conversar con El Nuevo Herald.

Maduro, quien es acusado por la oposición venezolana de haberse robado las elecciones presidenciales del 14 de abril, ha lanzado en las últimas semanas una serie de planteamientos en los que alega que distintos sectores de la oposición buscan crear el caos con el fin de derrocarle.

En el más extremo de ellos, el heredero de Chávez respaldó un pronunciamiento que había sido formulado días antes por el ex vicepresidente José Vicente Rangel, en la que acusó a la oposición de adquirir 18 aviones de guerra en Texas, con planes de operarlos desde presuntas bases estadounidenses construidas en Colombia.

“Hay paraísos enteros donde usted va y compra el avión que le de la gana, de la marca que quiera y se lo dan y se lo lleva inmediatamente con piloto y todo y lo llena de droga cuando quiera y lo lleva para donde quiera, o de armas”, dijo Maduro en un reciente acto público.

“Vamos a ponernos de acuerdo [con Colombia], pero debe investigarse al más alto nivel la denuncia hecha por (…) José Vicente Rangel”, agregó.

Pero la investigación de los aviones tendría que esperar a la pesquisa que estarían realizando los órganos de seguridad respecto a otra denuncia, formulada esta vez por el propio Maduro, de que un grupo de expertos provenientes de Miami y vinculados con el ex subsecretario de Estado, Roger Noriega, pretende inocularle un veneno para enfermarle.

“Llegó un equipo de Miami junto a Roger Noriega […] Están preparados para venir a Venezuela e inocularme el veneno a mí, no para que me muera en un día, para enfermarme en el transcurso de los meses”, dijo Maduro por la televisión estatal.

El Nuevo Herald

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>