Publicado el: Jue, Oct 5th, 2017

Nuestro nuevo TSJ-Venezolano a nivel de la OEA, por Dr, Rafael Tobías Blanco Vilariño


Gracias a nuestra competente, legal y justa Asamblea Nacional, desde el día 22-7-2017 se nombró un TSJ justo y honorable, constituido por hombres letrados y probos de acuerdo a las normas de nuestra Constitución Nacional; en oposición a los TSJ-tapa amarilla nombrada írritamente por la expulsada Asamblea Nacional Chavista el 6-12-2015.

Ciudadanos que si entienden que la Justicia, consiste en no dar o repartir cosas, principios, leyes o alimentos a la sociedad indiscriminadamente, sino el saber decidir a quien le pertenece esa cosa por derecho.

Pero de inmediato fueron perseguidos para ser apresados por el Régimen totalitario de Maduro; motivo por el cual se tuvieron que autoexiliar y aunque este nuevo TSJ no pudo instalarse en su sede ni emitir sentencias, su dinámica está a punto de dar un giro de 180 grados.

El Poder Judicial tomará posesión oficialmente en las oficinas de la Organización de Estados Americanos (OEA) a partir del 13 de octubre, confirmó Pedro Troconis, miembro de la Sala de Casación Penal.“Escogimos la OEA porque consideramos que es un organismo imparcial y con una cantidad de Estados considerable”, Agregó que la decisión se tomó el 17 de septiembre, luego de que los magistrados sostuvieran un debate y designaran a Miguel Ángel Martín, integrante de la Sala Constitucional, como presidente del TSJ.

Para estos nuevos miembros del TSJ venezolano en la OEA, la Justicia se fundamenta en la ética, equidad y honestidad. Lo ético, haciendo cumplir con las normas morales que rigen la conducta humana; la equidad es el dar a cada uno lo que le corresponde y la honestidad es el control ético, de la rectitud de quien gobierna y su conducta. Y, a todos los ciudadanos nos constriñe a respetar los derechos de los demás.

La verdadera justicia consiste en darle a cada quien lo que le corresponde dentro de una sociedad verdaderamente organizada, mas no a incumplir cruelmente con lo establecido en la Constitución por esa Sociedad de jueces tapa amarilla que hoy forman al TSJ.

Para Aristóteles, la justicia consiste en distribuir los cargos, cargas, honores y recompensas, según el merecimiento de cada quien; el que nadie debe dar más de lo que tiene, ni recibir menos de lo que merece. Y, en lo que respecta a la Justicia Correctiva, ella está para mantener el equilibrio entre el delito, su pena y la sanción que se ha de aplicar.

Históricamente fue Justiniano S.VI (462-565 dC) emperador Bizantino, que desde su Imperio Romano de Oriente con capital Constantinopla, tuvo la idea de restaurar la unidad del Imperio Romana, uniendo otra vez el imperio Romano de Oriente con capital Constantinopla, con el de Occidente con Roma como capital; recordemos el que este último había sucumbido en mano de los Barbaros,( tal como ha sucumbido la Venezuela de hoy con capital la Habana y no Caracas) Y, de esa forma poder reconstruir toda la grandeza de lo que había sido ese Imperio (en nuestro caso Venezuela); pero Justiniano comprende, que para ello, requiere de solidas bases jurídicas, y al estar él dotado de una corte compuesta por eruditos y religiosos creativos, para recuperar, ensamblar y codificar las leyes Romanas, para poder así regir la vida publica y la privada.

Logrando así Justiniano, legarnos uno de sus grandes Monumentos, como lo ha sido las “Bases del Derecho Romano” que hoy forman parte de la justicia de todas las civilizaciones contemporáneas cultas y organizadas; mediante jueces probos, más no de seres plenos de in-sapiencia, de incompetencia y de deshonestidad jurídica, como lo representa el TSJ- madurista. Por ello se dice que las leyes del Derecho son tres:1- El vivir honestamente,2- el no hacer daño a otros y 3- el dar a cada quien su derecho” en estos tres principios cabe todo lo que es la Ciencia Jurídica, por lo que todo lo que no concuerde con ellos, “Ni es Derecho ni es Justicia”. verbo y gracia el TSJ-Madurista.

También es prudente recordarle a la ciudadanía y a los militares, que el desconocimiento de las Leyes y de nuestra Constitución Nacional, no nos exime de ser castigados, como tampoco la violación de los Derechos Humanos o de Lesa Humanidad no exonera a ningún juez ni militar alguno, el de recibir el castigo correspondiente por ser esas violaciones imprescriptibles y por ende castigables.

Por tales motivos, debemos estar muy contentos y satisfechos de nuestro nuevo TSJ; por lo tanto, no tengamos miedo en solicitar y exigir nuestros derechos constitucionales para obtener un Gobierno donde predomine la intelectualidad y revocar a estos déspotas gobernantes ignorantes, que violan los derechos públicos y privados, apoyados por jurisconsultos cuyas leyes violan la Constitución Nacional, demostrando el que no saben “Ni Derecho ni Justicia”.
Por tales motivos, levántate y vota en estas ELECCIONES ¡VOILÁ¡

Dr: Rafael Tobías Blanco Vilariño.
Médico Microbiólogo Clínico.
Universidad de Carabobo- Valencia- Venezuela.

------

------

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>